Gerente General de UCV-TV, Fernando Gualda: "El que sigue trabajando con un modelo antiguo, va a perder dinero"

Fernando Gualda




A poco más de un año desde Media 23 SpA comprara del 90% de UCV TV, el antiguo y pequeño canal perteneciente a la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (quienes se quedaron con el 10% restante de la señal), los nuevos dueños concretarán un importante hito que significará el fin de una era y dará paso al nuevo proyecto televisivo. La estación, que nació en 1967, cambiará a fines de este año el nombre que lo acompaña desde sus inicios y pasará a llamarse TV+. El nombre fue elegido tras una licitación en la que participaron cinco productoras audiovisuales con experiencia en televisión, dos nacionales y tres extranjeras.

"Hace un año que venimos trabajando en ese tema y antes de fin de año vamos a hacer el cambio, eso nos tiene muy contentos. Creo que vamos a romper bastantes esquemas en lo que es televisión en Chile, porque pensamos que en general la televisión es muy parecida y en general los canales en Chile son todos generalistas", dice el gerente general Fernando Gualda, quien cuenta que aún faltan algunos ajustes menores al diseño que están siendo trabajados con la productora audiovisual que ganó el concurso.

Por eso, dice que hoy su foco es 100% entretenimiento. "Somos un canal muy positivo. Sentimos que la gente ve televisión, en una gran mayoría, para entretenerse y queremos ser un aporte en ese factor. Hay otras personas que ven televisión para tener temas de conversación o por tener temas de información, pero sentimos que ahí no somos un aporte. Y en ese sentido lo estamos haciendo de una manera un poco distinta que los otros canales, con menos presupuesto, pero con un muy buen resultado".

Y las cifras así lo avalan. Durante el primer semestre lograron ganancias por $256 millones, revirtiendo así las pérdidas por $74 millones que tuvieron en el mismo periodo de 2017. Además, lograron un aumento de 31% en sus ventas.

Los mejores resultados, ¿son reflejo de los cambios que hicieron cuando asumieron el control?

-Lo primero que hicimos fue ordenar el canal sacando los programas que a nosotros nos parecían que no estaban dentro de la línea que queríamos. Estamos terminando de traer y cambiar tecnología, haciendo todo el playout de una manera diferente, que es como se saca el canal al aire. Eso nos permite hacer ahorros en energía, en banda ancha de trasmisión, hemos hecho varios cambios tecnológicos importantes que nos ha permitido bajar costos.

¿Qué planes tienen para seguir mejorando estos resultados?

-Si mejoramos nuestros contenidos y lo hacemos bien, y mejoramos los rating y hacemos una buena gestión comercial, que pienso lo estamos haciendo, vamos a lograr mejor share de inversión y los avisadores nos van a seguir premiando como hasta ahora. Hoy los avisadores han entendido el aporte que tiene un canal como este en su plan de medios, y por otro lado, un público muy fiel que muchas veces cuesta encontrarlo en otros canales.

¿Cómo espera cerrar este año en términos financieros?

-Esperamos tener una utilidad de más de US$1 millón a fines de este año, y lo vamos a cumplir sin ningún problema por como vamos. También esperamos superar el 3% del share de audiencia y de aquí a 5 años tener un 6% del total. Y mantenernos ahí. Nuestro modelo de canal está pensado para hacerlo muy rentable en este tamaño.

¿Se puede ser un canal viable sin tener el liderazgo en rating?

-Nosotros no aspiramos a ser el número uno, aspiramos a tener una proporción menor de la audiencia. Y creo que se puede hacer un modelo eficiente y rentable con cualquier tamaño.

¿Cómo ve la industria televisiva hoy?

-Creo que pasa por su mejor momento histórico, porque nunca se ha consumido tanta televisión como hoy. Volvió a tener la importancia que tuvo cuando partió, hoy está nuevamente en el living y tiene un tamaño como nunca antes la tuvo.

Pero en Chile particularmente no lo estamos aprovechando. Para mí es indiscutible que la calidad de la televisión hoy es muchísimo mejor que hace 30 años, si bien hay gente que no concuerda conmigo y lo ve de otra manera, es lo que pienso. Hoy, el modelo económico no permite el derroche, porque hay mucho más gente dispuesta a producir de una manera distinta porque la tecnología cambió.

Hay cambios tecnológicos que pueden hacer que los costos bajen, hay un tremenda oportunidad, y el que aprovecha esa oportunidad, le irá muy bien y el que sigue trabajando con un modelo antiguo, va a perder dinero.

Comenta