Gobierno se reúne con autoridades de Austria para evaluar posible tranvía en Santiago

Se acordó desarrollar un estudio de factibilidad, el que terminará en diciembre. En adelante, deberá ser evaluado por el MTT.


Con más de 30 líneas y reducidos tiempos de viaje, el tranvía de Viena es considerado como uno de los más extensos, eficientes y cómodos del mundo. Esta es una realidad que pronto se podría experimentar en las ciudades chilenas, pues entre el 10 y 13 de julio el gobierno se reunió con una delegación del Ministerio de Transporte, Innovación y Tecnología de Austria, con el objetivo de ultimar detalles sobre la factibilidad de este sistema, entre otras alternativas.

Todo partió tras la firma de un memorándum de entendimiento en 2012. Con ello, se creó un grupo de trabajo conjunto compuesto por representantes de cada institución, quienes se encargaron de definir y evaluar los proyectos. Durante las primeras reuniones, en abril de 2016 y junio 2017, se acordó enfocar la colaboración en dos áreas: los modos de transporte no convencionales, tales como el tranvía, y la infraestructura de intermodalidad.

“Nuestro desafío es promover la diversificación de los medios de transporte en todo nuestro país, a través de sistemas más eficientes, tecnológicos y sustentables. El trabajo que estamos desarrollando junto al gobierno de Austria es una experiencia que nos ayudará a identificar las necesidades que prevalecen en distintas ciudades y nos servirá para proyectar los eventuales sistemas aplicables en cada región”, señala Gloria Hutt, ministra de Transportes y Telecomunicaciones.

Bajo ese prisma, en marzo de de este año las autoridades austriacas consiguienron los recursos necesarios para financiar el “Implementation Study for Tramways in Chile”, etapa que se inició el 15 de mayo y que está a cargo del consultor Austrian Rail Engineering (ARE). Entre otros, el estudio busca evaluar posibles emplazamientos y desafíos técnicos. Este concluirá en diciembre y tiene un costo de 90 mil euros.

“No se trata sólo de la instalación de un sistema de tranvías, sino que de un plan maestro que se pueda aplicar en Santiago y otras ciudades de Chile para mitigar el tráfico. El estudio de factibilidad consiste en evaluar las posibilidades de este transporte intermodal, con propuestas que tienen que ver con dónde tiene sentido contar un tranvía y hacia qué lugares debe ir”, explica Wolfgang Köstinger, agregado comercial de Austria.

Una de las alternativas que se está evaluando desde el punto de vista intermodal, es el sistema “park and drive”. Este consiste en una estación con estacionamiento para vehículos, en la cual las personas puedan dejar su automóvil y subirse al transporte público. “Uno llega a un punto definido, lugar donde existen suficientes estacionamientos. A partir de eso, uno puede tomar un tranvía, metro o tren interurbano”, señala Köstinger.

Una vez terminada esta etapa, el gobierno evaluará los resultados del estudio y tomará una decisión. “Hoy en día, los tranvías son una solución ambientalmente sustentable, que proporciona frecuencias y recorridos que podrían aportar mucho a la consolidación del transporte público y al desarrollo urbano. Así lo ha demostrado Austria, que con una experiencia de varias décadas, ha desarrollado una exitosa y amplia red de tranvías en sus ciudades”, dice Hutt.

Desde el punto de vista de la implementación en caso de ser aprobado, las autoridades austriacas señalan que podría tardar entre cinco y 15 años. “Es como construir un metro en una ciudad donde no existía”, dice Köstinger.

Seguir leyendo