Industria salmonera reconoce que empresas cerrarán el año en rojo pero prevé normalización de envíos en primer trimestre de 2021

El presidente de SalmónChile, Arturo Clément dice que aunque la producción ha aumentado 6% respecto al año pasado, la menor demanda presionó a la baja los precios en un 12%.




La crisis generada por el coronavirus ha golpeado con una fuerza nunca antes vista a la actividad económica del país. Y aunque la industria salmonera no recordará este 2020 como uno de los mejores de su historia, al menos pueden decir que han podido funcionar en estos complejos meses de Covid-19 y restricciones.

En conversación con Pulso TV, el presidente de SalmónChile, Arturo Clément, dijo que pese a las dificultades obvias que tuvieron durante las primeras semanas de pandemia, en términos de producción las empresas del sector establecieron protocolos “que nos han permitido seguir funcionando”. En esa línea, el dirigente presumió que hoy día la industria se encuentra operando al 90%.

Y aunque reconoció que el tránsito de la industria en medio de la pandemia ha sido duro, se encuentran en mejor posición, por ejemplo, que el comercio o turismo.

Pero no todo es miel sobre hojuelas. Además del tema de la caída de la demanda, el tema del precio es el que inquieta a las empresas del sector. Clément dijo que la producción en términos de kilos “ha estado bien”, porque en el primer semestre se estaba generando 6% más que el año anterior, pero “los problemas de precios han hecho que estemos ganando un 12% menos”.

Es decir, aunque la cantidad de producto ha sido mayor, el retorno, en cambio han sido menores.

Inventarios

Pese a esto, descarta problemas de sobre stock. “Todo lo que se está sacando del agua se está enviado. No se está almacenando nada si no que se está despachando a los mercados, pero con la consecuencia que dada las restricciones de demanda que hay se han presionado los precios a la baja”, dice.

Con todo, Clément espera que las cosas mejoren en los próximos meses y principios de 2021.

La razón detrás de esto tiene que ver con que prevé una normalización en los envíos y además una recuperación de la demanda China, lo que a su vez liberaría la presión de stock que en este momento hay sobre Estados Unidos, “y que está muy dañado por el factor precio”.

Sin embargo, reconoce que nada de este potencial repunte en los próximos meses, podrá revertir lo negativo que se anticipa serán los resultados al cierre del 2020. “Yo diría que en el segundo y tercer trimestre de este año los resultados sean negativos, y lo más seguro es que todas las empresas tengan pérdidas”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.