Industria de casinos repunta en 2018 por mayor gasto promedio por visita y aumento de clientes

casino

Agencia Uno

Atrás quedó el débil resultado de 2017. Recuperación de Sun Monticello fue gravitante para que el sector retomara los amplios crecimientos en ventas. El mercado ganó más de 138 mil apostadores en doce meses.




Los niveles de apuestas en los casinos de juego del país se han más que duplicado en los últimos diez años. Si en 2008 el gasto promedio por visita a estos recintos alcanzaba los $24 mil, el año pasado el desembolso de cada jugador promediaba los $60 mil.

La mayor competencia en la industria, además de la entrada en vigencia de la normativa que prohibió fumar en lugares públicos, ha impulsado a las compañías del rubro no sólo a diversificar en su oferta, sino también a innovar en productos y servicios. Esto, sin duda, trajo beneficios para los operadores que durante 2018 lograron reponerse de los malos resultados que dejó 2017 (terminaron planos).

A noviembre, el sector bajo supervisión de la Superintendencia de Casinos -restando los municipales- reportó ingresos por $306.948 millones, un 8% más que hace un año. Los ingresos de la industria se elevan a $442.051 millones si se suman los generados por las siete plazas municipales, que crecieron 1,2%.

Si se suman los casinos municipales, el sector acumula un avance de 5,7% en el año. Y las empresas proyectan que la industria cerrará en torno a 5,5% en el año completo.

"En 2018 hubo un crecimiento respecto del 2017. Hubo un mayor aumento en el gasto promedio de las personas", explica el gerente general de la Asociación Chilena de Casinos de Juego, Rodrigo Guiñez.

Por otra parte, añade que "los casinos trabajaron mucho en el tema seguridad para sus clientes, hubo un proceso muy positivo en el trabajo conjunto con la autoridad en materia de seguridad".

Pero también hace un buen balance del segmento no gaming, que cada vez atrae a más personas. "También hubo un repunte en todo el tema de espectáculos", dice.

Opinión similar esgrime Claudio Tessada, CFO de Sun Dreams. "El 2018 sin lugar a dudas fue un año positivo para nosotros. En total, la industria de casinos creció un 5,5%, mientras que nuestra empresa, Sun Dreams, presentó un aumento del 6,5%.

Este desarrollo del sector se vio impulsado por el buen desempeño de Sun Monticello y la consolidación de productos asociado, como el Gran Arena Monticello", indica.

Sun Monticello, el buque insignia de Sun Dreams, anotó un alza de 13% en ingresos a noviembre en relación a 2017. Ese año sus ventas se vieron afectados tras permanecer sus instalaciones cerrada por varios días.

De hecho, Sun Monticello, que representa el 17% de la industria, fue gravitante para que el sector dejara atrás el plano 2017 y retomara los amplios crecimientos en las ventas el año pasado, que según auguran los operadores, fue el año con los mejores resultados desde 2013.

La sala municipal de Viña del Mar, la segunda con mayores ventas en el país, a noviembre registró un aumento de 3%. Mientras que el casino Rinconada anotó un incremento de 4%. Marina del Sol Talcahuano, en tanto, también aumentó sus ventas en un 4%.

Eso sí, el gerente general de Marina del Sol, Carlos Concha, señaló que "el 2018 fue un año irregular en el comportamiento de clientes, presentando un leve crecimiento en el flujo de público que se vio afectado negativamente el último trimestre", aunque el balance de los ingresos brutos fue superior al 2017.

A noviembre, las 5.041.052 visitas que registraron los casinos regulados por la ley N° 19.995, mostraron un alza de 3% en relación a 2017. En tanto, el gasto promedio por persona se incrementó en 5% en un año.

"Todas las medidas de seguridad que se han implementado en los diferentes casinos, aunque al principio generó una reacción molesta por parte de los clientes de a poco se ha ido transformado en un atributo valorado por ellos", comenta Concha.

Repetir la fórmula

Para 2019, los desafíos son varios, si lo que se busca es seguir con amplios crecimientos, tanto de ingresos como de visitas. "Después de 10 años es claro que nos encontramos en una etapa de madurez que nos obliga a reinventarnos y mejorar la oferta de entretención para re encantar a nuestros clientes.

Un factor que favorece a los casinos ha sido el cambio en el comportamiento de consumo de las personas, quienes hoy están abiertas a nuevas propuestas", dice Concha.

Por su parte, Tessada dice que "el 2019 lo miramos con optimismo dado el crecimiento que hemos experimentado en las diferentes propiedades de la cadena Sun Dreams y a la innovación constante que realizamos en productos y servicios para nuestros clientes".

Aunque hace hincapié en que en un factor que les sigue preocupando, son las salas de juegos ilegales a lo largo del país. "Esta actividad ilegal y desregularizada se ha posicionado en varias regiones de Chile, desarrollando una competencia desleal a las empresas que nos regimos en el marco legal, siendo una amenaza para los consumidores", indica.

Comenta