Inteligencia Artificial: el próximo paso de la justicia

corte

Tras la promulgación de la La Ley 20.886, el Poder Judicial ha experimentado un profundo proceso de transformación. Habilitación de la Oficina Judicial Virtual, un software que facilita el trabajo de jueces y una nueva aplicación, son agunas de las iniciativas impulsadas por este sector.




El Poder Judicial está viviendo un profundo proceso de transformación. Su punta de lanza: la modernización de servicios e incorporación de tecnología de punta en las tramitaciones de las cortes Suprema y de Apelaciones, y en los más de 448 tribunales de primera instancia repartidos en todo Chile.

La promulgación de la Ley de Tramitación Electrónica (2015) trajo consigo una nueva forma de gestionar los procesos, con las personas y abogados al centro del proceso. Para su implementación, se realizó una inversión de más de $4.000 millones, principalmente destinados al fortalecimiento de su plataforma. Esto, en cuanto a estándares de disponibilidad y seguridad.

Adicionalmente, se habilitó la Oficina Judicial Virtual (OJV), plataforma que transformó la forma en la que los usuarios se vinculan con los tribunales de justicia, permitiéndoles ingresar demandas y escritos por vía electrónica desde cualquier lugar y horario.

Para ingresar a este portal, las personas deberán utilizar la "Clave Única" que entrega el Registro Civil. De esta manera, podrán saber cuándo fue ingresada su causa judicial y en qué etapa se encuentra. En el caso de los abogados, estos tendrán acceso a la carpeta electrónica del sistema.

Para hacerse una idea, entre 2016 y 2018 la OJV ha procesado 4.322.216 de demandas. Estas se distribuyen en Civil (84%), Familia (10%), Laboral (4%), Cobranza (1%) y Penal (1%) (Ver gráfico).

La OJV no es la única iniciativa que apunta hacia la transformación digital de este organismo, pues también se implementó en más de 400 tribunales de justicia del país el software "Dragon Naturlly Speaking". Se trata de un desarrollo tecnológico, de origen estadounidense, que permite a los jueces dictar sentencia por medio de un sistema de reconocimiento por voz, el que transforma en tiempo real el audio a texto. Además, también se puede utilizar en archivos previamente grabados.

También, desde enero de 2018 a la fecha, el Poder Judicial ha desarrollado distintas aplicaciones móviles para sus usuarios y funcionarios. Por ejemplo, una que está destinada a los receptores. Esta les permite establecer una ruta más eficiente para realizar sus funciones, por medio de un GPS.

Dentro de los próximos desafíos, está el uso de mecanismos de inteligencia artificial y la automatización en la presentación de escritos, para facilitar y hacer más eficiente el trabajo de los tribunales

. "Estamos trabajando en el desarrollo de planillas digitales, en formatos estándar de escritos, para subir al sistema, pero todos estos cambios no serían posibles sin el compromiso e involucramiento de las personas que forman parte del Poder Judicial, quienes han adaptado sus formas de trabajo para alcanzar mejores resultados y brindar un mejor servicio a la comunidad", explica Ricardo Guzmán Sanza, director de la Corporación Administrativa del Poder Judicial.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.