Sebastián Senzacqua

Sebastián Senzacqua

Economista jefe de BICE Inversiones

Pulso

¿Cómo interpretar el mensaje de los Bancos Centrales?

Es prudente mantener un mayor sesgo hacia instrumentos en UF en un portafolio con horizonte de inversión de mediano plazo.


Las noticias más relevantes durante la semana pasada provinieron de los principales Bancos Centrales del mundo, en donde se entregaron importantes mensajes para la conducción de la política monetaria.

Por un lado, la Reserva Federal de EEUU decidió no sólo subir su tasa de interés a un rango de entre 1,75% a 2,00%, sino que, además, corrigió al alza su perspectiva para la trayectoria futura de la tasa de interés en relación a lo que mantenía en reuniones anteriores, anticipando ahora la posibilidad de dos nuevos incrementos este año. Por otro, el Banco Central Europeo, si bien no realizó cambios en sus políticas monetarias, señaló la intención de moderar su programa de compra de activos hacia fines del presente año.

En función de lo anterior, el mensaje de los bancos centrales más importantes del mundo continúa abogando por una normalización de las condiciones monetarias globales, el cual está siendo amparado principalmente por el dinamismo de la actividad.

Para el mercado de renta fija, creemos que el proceso de reducción de los estímulos monetarios continuaría presionando al alza a las tasas internacionales en una perspectiva de mediano plazo, situación que se traduciría en condiciones financieras menos favorables para los mercados emergentes. Sin embargo, estimamos importante precisar que los fundamentales que presenta la gran parte de los países en vías de desarrollo (inflación, posición de endeudamiento con el exterior) se encuentran en una mejor posición que lo observado en años anteriores, lo que entrega cierta holgura a sus bancos centrales para enfrentar este proceso.

De hecho, el Banco Central de Chile en su último Ipom señaló como supuesto de trabajo para su escenario base que la TPM se mantendría en su valor actual por los próximos meses, iniciando un proceso de alzas hacia fines del presente año. Así, las condiciones financieras locales permanecerían expansivas por más tiempo, facilitando el proceso de recuperación que experimenta nuestra economía.

Con todo, consideramos que para enfrentar el escenario actual desde un punto de vista de decisión de inversión en el mercado de renta fija local, es prudente mantener un mayor sesgo hacia instrumentos en UF en un portafolio con horizonte de inversión de mediano plazo.

Seguir leyendo