La apuesta de ViacomCBS en Chile

Fueron más de ocho meses de negociación, en que se adecuaron contratos y se definieron arriendos y traspaso de equipos. Todo, 100% a distancia. El lunes finalmente se anunció que la gigante norteamericana ViacomCBS comprará Chilevisión a Warner Media: un nuevo modelo con foco en la televisión abierta aterriza en suelo chileno. Si la FNE da el visto bueno, los dueños de Telefe se instalarán en el país, que ya habían mirado antes. En Machasa, ya se trabaja en separar aguas.




El lunes a las 13.00 horas se selló lo que en la industria era un secreto a voces. Representantes de los gigantes norteamericanos Warner Media y ViacomCBS mandataron a sus abogados -ubicados en Nueva York, Houston y Santiago- para suscribir el acuerdo a través del cual Warner Media venderá Chilevisión a ViacomCBS. Una negociación de más de ocho meses y 100% a distancia selló el cambio de mano de la estación de Machasa; un cambio entre dos modelos de negocios que marca el aterrizaje de un nuevo gigante de las comunicaciones en suelo chileno.

De un modelo a otro

Era el último canal de televisión abierta que poseía. Warner Media -ex Turner- ya se había desprendido de un par en Europa y solo le faltaba Chilevisión para salir completamente de un negocio que no calzaba en sus planes, un activo prescindible que se sumaba a otros que su controlador AT&T había optado por enajenar en miras a disminuir una deuda de más de US$ 147.000 millones. En la otra vereda, Viacom ya había pagado US$ 345 millones en 2016 por el principal canal de TV abierta argentino, Telefe. Había hecho lo propio también en Inglaterra con Channel 5 y en la India con Colours. Y su vocación por la televisión abierta se había intensificado al fusionarse en 2019 con el gigante de la categoría en EE.UU., CBS.

Ambos grupos tienen modelos de negocios diferentes. Warner, con el foco en el streaming y el entretenimiento -vía HBO Max como base-, y ViacomCBS apostando por una estrategia integrada de streaming, a través de la generación de contenidos y su distribución en diferentes plataformas: premium -vía sus marcas Paramount+ y Pluto TV-, pagadas -con múltiples canales por suscripción- y gratuitas. El objetivo estaba en combinar sus marcas internacionales con un canal fuerte de televisión abierta y la consiguiente masividad que entregan. Así, sumar un canal gratuito era de toda lógica. Más que mal, la inversión publicitaria sigue ahí y -bien gestionada- la capacidad de generación de contenidos es enorme, explican en el sector. El “En vivo” y la inmediatez continúan siendo valorados por las audiencias, lo que se suma -destacan- a la posibilidad de crear estrategias comerciales integradas: ofrecerles a las marcas todas las plataformas.

Telefe es un buen ejemplo. Hoy el canal se puede ver en los celulares, tablets, vía On Demand, etc. Tiene 12.000 m2 de capacidad de producción -la mayor productora del país- y el 70% de su programación es propia. Se enfocó en programas familiares -de hecho, dos de esos son licencias que también da Chilevisión: Pasapalabra y PH Podemos Hablar- y tiene bloques de las marcas de Viacom como Nick Jr. En 2020, alcanzó su mayor participación de mercado desde 2007: un 42%, siendo líder en todas las franjas horarias. Nueve de los diez programas más vistos en Argentina fueron de esa estación. Y de la mano de Telefe, los canales por suscripción de ViacomCBS alcanzaron posicionamientos históricos al otro lado de la cordillera: Nickelodeon como el segundo canal infantil más visto del país, Paramount Network con alzas de 35% en audiencias y Comedy Central con avances de más del 50%. De ahí, las ganas de seguir creciendo en la región.

Sondeando Chile

Chilevisión no fue la primera aproximación. Ejecutivos de Viacom sondearon el país hace varios años, pero sus ojos cayeron sobre Mega. Fue un acercamiento inicial que no alcanzó a concretarse, pues la alta estructura de costos del canal de Bethia les restó interés. En ese momento, Chilevisión anotaba resultados negativos, en medio de una cobertura muy vinculada con la crónica roja, en instancias en que Viacom quería priorizar un modelo más familiar.

Warner Media -ex Turner- había adquirido la estación en 2010 a Bancard, ligado a Sebastián Piñera; pagó más de US$ 120 millones. En ese entonces, el canal era líder, con utilidades por más de $ 16.000 millones. Un año después, los resultados se desplomaban: en 2012 ganó menos de $ 400 millones, y ya el primer trimestre de 2013 anotaba las mayores pérdidas del sector, $ 3.846 millones. De ahí en adelante las utilidades le fueron absolutamente esquivas. En 2017, Turner cambió de liderazgo y llegó desde VTR, Jorge Carey. Tras un largo proceso de reestructuración, donde salió prácticamente la crónica roja de la estación, se sumaron programas familiares de alto rating -como Pasapalabra y la Divina Comida-, los derechos de la Roja rumbo a Qatar y se intensificaron las sinergias con los otros canales que Warner opera en Chile, CNN y TNT Sports -ex CDF-, los resultados comenzaron a mejorar. Si en 2019, la estación perdió $ 16.244 millones, el año pasado las redujo a $ 5.303 millones. Aun así, fue el canal con mayores pérdidas: Canal 134 y TVN incluso ganaron dinero. En Chilevisión dicen que desde septiembre, además, son líderes en rating comercial y que en febrero se transformaron en el número uno en rating hogar, tras 79 meses de liderazgo ininterrumpido de Mega.

Y así, en julio del 2020, Viacom volvió a poner los ojos en Chile... ahora sobre Chilevisión. Todo fue de manera remota, la pandemia del Covid-19 no dejaba más alternativa. Por parte de Viacom, las negociaciones habrían estado lideradas por su equipo regional comandado por el presidente de ViacomCBS International Studios y Networks Americas, Juan “JC” Acosta, y por el general manager para el Cono Sur, Dario Turovelzky -quien además dirige desde Argentina la estrategia para Telefe-, asesorados por los abogados de Philippi Prietocarrizosa Ferrero DU & Uria (PPU).

Por Warner Media estuvo Whit Richardson como presidente de Warner Media Latam, además de ejecutivos de Chilevisión, tales como su presidente ejecutivo, Jorge Carey; el CFO, Anselmo Grané, y el fiscal, Eduardo Dorat, asesorados por el estudio Cariola Díez Pérez-Cotapos. Participaron también la directora de RR.HH., Susana García, y el director de Tecnología, Alexis Collao. Los detalles del acuerdo se desconocen y el monto se mantiene en absoluta reserva, aunque se habla de que la suma sería menor a la pagada por Turner.

Conocedores de las tratativas señalan que el proceso fue largo por el sinnúmero de contratos que había que adecuar: Chilevisión se vende 100% operativo. Por ejemplo, CHVNoticias no tenía un área de deportes porque ese servicio se lo daba TNT Sport, y entonces había que estructurar un contrato para que TNT le prestara ese servicio durante todo este año.

También debieron elaborarse contratos de arriendo. Y es que la estación seguirá operando en Machasa, lugar que Viacom alquilará a Warner Media. Un ala quedará para Chilevisión y otra para CNN y TNT Sports, y las tarjetas de acceso permitirán el ingreso a uno u otro lado. Espacios comunes tales como pasillos y casino serán compartidos.

Al interior de Machasa ya empezaron a separar aguas. Si bien la operación debe ser aprobada por la Fiscalía Nacional Económica (FNE), ante los pronósticos de una evaluación positiva -al igual que cuando Turner compró el canal en 2010-, los equipos ya han ido avanzando en la nueva estructura. “Juntos, pero separados”, es la situación en la que aseguran estar internamente.

Si bien siguen siendo todos empleados de Warner Media, a fines de marzo empezaron a rehacer los contratos. Quienes trabajaban para los tres canales quedaron solo en Chilevisión o solo en CNN y TNT Sports, que siguen en manos de Warner. También se concretaron cambios de empleador: algunos trabajadores fueron finiquitados por Chilevisión y fueron recontratados por las dos estaciones restantes. Esa situación se dio con unas 200 personas. En total, Chilevisión quedó con 550 trabajadores, y CNN más TNT Sports con cerca de 400. Y un amplio espacio aún inutilizado. De hecho, no se descarta que Viacom pueda sumar más instalaciones en Machasa para todos sus formatos, más allá de Chilevisión.

La figura de presidente ejecutivo del canal es todavía un enigma. En agosto, Jorge Carey sumó a ese rol el de director de Distribución de contenidos de Warner Media para Latinoamérica, encargado de la expansión de HBO Max en la región. Hasta que se concrete el traspaso, Carey seguirá liderando Chilevisión, y luego -por normativa- debe ser reemplazado por un chileno. Y la búsqueda, al parecer, ya estaría en marcha.

Si bien los detalles de la operación aún son reservados, y ambos grupos no pueden tener contacto hasta que la Fiscalía Nacional Económica dé su veredicto, ya todo está prácticamente listo para que Chilevisión salga del mundo Warner y entre en la era Viacom.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.