La crisis hídrica llega a nivel histórico en zona central y agudiza riesgo en comunas del sector oriente de la capital

FOTO: DEDVI MISSENE

Si bien gran parte de RM ha podido sortear episodios de cortes de suministro gracias a la priorización del uso de aguas para consumo humano en desmedro del riego agrícola y más obras de infraestructura, la autoridad no descarta la posibilidad de racionamiento para los próximos meses para comunas como Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea, que se nutren principalmente de las aguas de un debilitado río Mapocho.




Los expertos coinciden en que la mayor parte del país está padeciendo su crisis hídrica más profunda de la historia y cuyo capítulo más dramático se vive en los meses de verano. El 2021 cerró como el cuarto año más seco desde que hay registros, con lo que se acumularon 13 años consecutivos de sequía en la zona centro norte y centro sur de Chile, en medio de una mayor demanda hídrica de la población y los duros efectos del cambio climático en las temperaturas y la disponibilidad de agua.

Este escenario se hace más complejo en el suministro de agua potable para la zona central y, particularmente, en la Región Metropolitana, que es abastecida principalmente por los ríos Maipo y Mapocho, cuyos caudales transitan hoy por su menor nivel histórico.

Si bien en 2019 ya se vivió un escenario crítico para la zona central, los expertos y el gobierno alertan que este verano la crisis se podría acentuar, especialmente en las comunas del sector oriente de la capital que es abastecida por la cuenca del Mapocho a través de la sanitaria Aguas Cordillera, filial de Aguas Andinas. Esta última suministra agua para consumo humano para el resto de la Región Metropolitana, cuyo origen es la cuenca del Maipo y el clave embalse El Yeso.

“La situación que tenemos es la más crítica que hayamos tenido por lo menos desde que tenemos registro”, afirma con preocupación el ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, quien alerta, además, por los mínimos niveles de nieve y deshielo en la zona cordillerana.

Alfredo Moreno, Ministro de Obras Publicas Foto: Andres Perez

El Yeso resiste

El ministro Moreno reconoce que si no se hubiera priorizado el suministro para el consumo humano en desmedro del riego agrícola es altamente probable que la Región Metropolitana hubiera tenido racionamiento en este momento. Añade que la fragilidad hídrica de la cuenca del Maipo se ha combatido también con una serie de obras de infraestructura.

“El Yeso está con cantidades de agua que son superiores a la de años anteriores y con disponibilidad para poder cubrir las necesidades que tiene toda la parte de Santiago que se abastece a través del Maipo”, afirma el ministro, quien precisa que el 30% del suministro de la cuenca del Maipo hoy se destina a consumo humano. “En invierno, ese porcentaje incluso subió a 85%”, explica la autoridad.

Según Aguas Andinas, el embalse El Yeso cuenta en enero con 160,8 millones de metros cúbicos, lo que es alrededor de un 70% de su capacidad, y alcanzará los 170 millones de metros cúbicos al cierre del primer trimestre, gracias a los acuerdos de traspasos con los regantes de la primera sección del río Maipo. “Si bien estamos bastante ajustados para enfrentar la temporada hasta abril, que son los meses de mayor consumo, no vemos riesgo inminente para el Gran Santiago”, afirma el director de Clientes de la sanitaria, Eugenio Rodríguez.

Menos optimista es el Gobernador de la Región Metropolitana, Claudio Orrego. “En medio de esta megasequía y el cambio climático no podemos descartar racionamiento de agua para ‘StgoRM’ este año”, afirmó Orrego el jueves en su Twitter. El gobernador también llamó a Aguas Andina a hacer todo lo necesario para garantizar la disponibilidad de agua para Santiago.

Rivas Jorge SiSS
Jorge Rivas, superintendente de la SISS

Nuevas obras

El superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas, destaca el intenso trabajo que se ha realizado para evitar un racionamiento hasta ahora y los acuerdos logrados con los canalistas del Maipo para reducir los aportes hídricos a la agricultura.

Rafael León Bilbao, administrador general de la Asociación de Canales del Maipo, reconoce el complejo escenario para el riego en la agricultura. “Hoy día estamos con lo justo”, advierte.

Aguas Andinas cree que la ciudad necesita más infraestructura para combatir el fenómeno irreversible del cambio climático y destaca las obras ejecutadas por la sanitaria en los últimos años. A los $ 130 mil millones invertidos en un plan de mitigación 2020 se le suma una cifra similar materializada el año pasado y otros US$ 500 millones para la modernización y ampliación de la Planta de Agua Potable Padre Hurtado, la ampliación de la Planta Quilicura y la modernización de la Planta Vizcachas, entre otros, enumera la sanitaria.

Una visión más crítica tiene la directora de Chile Sustentable, Sara Larraín, quien recuerda que ya hace 10 años había información científica sobre el dramático momento que hoy viven las cuencas de la zona central y apunta a las empresas y el Estado por no haber transparentado esta situación.

“En Chile no podemos echarle toda la culpa al cambio climático, porque hay problemas de gestión también. La crisis del agua nos ha golpeado hoy porque el tema se ha chuteado y no se han tomado medidas en más de una década”, concluye la ambientalista.

Sara Larraín, directora de Chile Sustentable

Fragilidad en el oriente

La compleja situación de la Región Metropolitana se agudiza en extremo en las comunas del sector oriente, ya que -a diferencia del resto de Santiago- carece de un “pulmón” como el embalse El Yeso y se nutre mayoritariamente de un crítico río Mapocho.

Mientras el ministro Moreno dice que no es posible descartar un escenario de racionamiento para los próximos meses en las comunas del sector oriente (Las Condes, Vitacura y Lo Barnechea), el superintendente Rivas afirma que hay un riesgo latente en esa zona porque no es posible predecir el comportamiento del río Mapocho en el corto plazo. “El sector oriente está con lo justo, no tiene holguras”, afirma Rivas, quien precisa que los próximos tres meses serán claves en la toma de medidas.

“No se puede descartar (un racionamiento), al contrario”, complementa el ministro Moreno.

El secretario de Estado va más allá y afirma también que la fragilidad en el sector oriente también está dada por el alto consumo de esa zona respecto del resto de la capital. Recuerda que el único respaldo que tienen esas comunas en caso de emergencia es una conexión limitada con el embalse El Yeso.

“El Mapocho no tiene un embalse El Yeso como tiene el Maipo. Efectivamente, es una zona más frágil y al mismo tiempo una zona de muchísimo consumo. Su consumo es varias veces más el consumo promedio de la Región Metropolitana”, explica Moreno.

El director de Clientes de Aguas Andina, Eugenio Rodríguez, reconoce la fragilidad de las comunas del sector oriente y afirma que de existir una restricción concreta para era zona será informada oportunamente.

“La zona abastecida por el río Mapocho se encuentra en un escenario de mayor vulnerabilidad porque su caudal se ha visto más afectado y además es un río de una escala mucho menor al Maipo. En este sector, también hemos desplegado diversas obras para reforzar el suministro con más capacidad de reservas en la planta San Enrique y San Antonio y la modernización de la planta Padre Hurtado, y seguimos trabajando en distintas alternativas para robustecer esta zona”, concluye el ejecutivo de Aguas Andinas.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Bautizado como CyberOne, el robot puede detectar emociones y caminar a 3,6 kilómetros por hora, y está dispuesto a competir con el Optimus de Tesla.