La productividad en tiempos del coronavirus

Imagen Trabajadores 4

La productividad es un factor clave en el desarrollo económico de los países, que no escapa a las condiciones internas y externas que estos viven. En función de los escenarios que presenta cada período, las empresas deben adaptarse a los nuevos desafíos.




La productividad es un factor clave en el desarrollo económico de los países, que no escapa a las condiciones internas y externas que estos viven. En función de los escenarios que presenta cada período, las empresas deben adaptarse a los nuevos desafíos.

Hoy la pandemia del coronavirus desafía al mundo en múltiples niveles: de salud pública, sociales, económicos y políticos. En el caso del impacto económico, las empresas corren contra el tiempo y en desventaja ante la acelerada expansión de la enfermedad, principalmente sobre qué acciones tomar en sus futuros proyectos.

En Chile la pandemia impone un desafío importante, primero en la salud de las personas y luego en la economía del país, en particular en la de las familias. Además del flujo de caja en este periodo, podría ser también una época para analizar el impacto en la productividad actual y cómo prepararse para cuando la pandemia esté en retirada, más aún cuando se estiman cifras negativas para este segundo trimestre. Esto, al considerar el índice de productividad registrado el último trimestre de 2019 en relación a 2018, el cual además estuvo marcado por el estallido social del 18-O.

De acuerdo con el análisis preparado por el Centro Latinoamericano de Políticas Económicas y Sociales UC (Clapes UC), la Productividad Total de Factores (PTF) y media laboral de la economía nacional decrecieron en 4,6% y 4,0%, respectivamente en el ultimo trimestre del año 2019. En términos anuales, en tanto, estos factores disminuyeron en 1,6% y 1,1%, comparativamente.

Los datos representan una alerta, si consideramos que los componentes medidos corresponden al crecimiento de la producción y al aporte de cada trabajador al Producto Interno Bruto. Sin embargo, los resultados del informe también desafían nuestro compromiso país para enfrentar el impacto de la pandemia.

En tiempos de coronavirus, todos los esfuerzos para mantener la competitividad de la economía requieren de diálogo, acuerdos y de una agenda de trabajo con sentido de urgencia. También necesita de medidas eficientes que protejan el empleo y la salud de sus trabajadores. Por lo tanto, seria interesante que en este periodo, dado el desempleo en aumento y la cuarentena, se desarrollen políticas públicas que permitan la reconversión de trabajadores (ej: capacitación online) a los nuevos desafios que se nos presentarán post pandemia y también producto de la revolución industrial 4.0.

Si bien cada empresa decide qué acciones tomar y cómo observa las condiciones particulares de sus proyectos, hoy más que nunca es clave acortar la ventaja que lleva la expansión de la pandemia, mientras el Gobierno hace los ajustes necesarios para controlarla y para resguardar la estabilidad económica del país.

-El autor es director Clapes UC

Comenta