La reactivación del Grupo Penta en el mercado: inscriben bonos por US$120 millones

Propietarios del holding Penta llegan al Centro de Justicia

FOTO: HANS SCOTT / AGENCIAUNO

Penta Financiero solicitó inscribirse en los registros del regulador. Así, el dinero que mueve la firma es público por primera vez desde que estalló el caso Penta.




Fueron los controladores de uno de los conglomerados más poderosos del país hasta que explotó el caso Penta en 2014. Al año siguiente comenzaron a vender sus principales negocios, por lo que pasaron a segundo plano en el mundo financiero, sin embargo, eso podría cambiar.

Si bien los socios del Grupo Penta, Carlos Eugenio Lavín y Carlos Alberto Délano, se desprendieron de la mayoría de sus firmas del sector regulado -como el banco, la aseguradora, la corredora de bolsa y Banmédica-, también dejaron un par a la vista, pero que hacen menos ruido: Penta Vida y la AGF Penta Las Américas.

En 2015 también decidieron sacar de los registros de la entonces Superintendencia de Valores y Seguros (SVS) a Penta Financiero, misma firma donde aterrizaron los gerentes del Banco Penta en 2015 y que se dedica al leasing, factoring, crédito privado, y capitales preferentes.

Sin embargo, esto último cambió ayer: el gerente general de Penta Financiero, Rodrigo Sprohnle, solicitó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF) reinscribir a la firma en el registro de valores del regulador, por lo que ahora, cerca de cuatro años después, los montos que mueve la firma vuelven a ser públicos. No sólo eso, también solicitaron la inscripción de una línea de bonos por UF3.000.000 (unos US$120 millones) a 10 años máximo.

No es el único movimiento que ha hecho Penta Financiero en lo reciente, ya que a fines del año pasado los Délano-Lavín ingresaron a la propiedad de Mundo Crédito, firma de financiamiento automotriz controlada por Eduardo Elberg.

¿Qué revela el balance de Penta Financiero? Al cierre de diciembre de 2018, las colocaciones brutas representaban el 91% de sus activos, sumando $151.479 millones. Las provisiones, en tanto, alcanzaban los -$1.962 millones, mientras que la caja era de $880 millones. El efectivo lo ha venido bajando, ya que al cierre de 2017 estaba en $1.842 millones, y a inicios de ese año se ubicaba en $3.822 millones.

El año pasado las ganancias de la compañía subieron 40% a $4.160 millones, y los ingresos brutos acumulados eran de $15.783 millones.

"Penta Financiero creció más de un 50% en 2018, frente al ejercicio anterior. Es más, la empresa ha triplicado su valor en los últimos tres años", señala el gerente general de la firma en la memoria.

Los controladores de Penta Financiero son: Carlos Alberto Délano (10,37%), su esposa Verónica Méndez (4,28%), los 9 hijos de Délano-Méndez (15,85%), Carlos Eugenio Lavín (16,8%), su esposa María de la Luz Chadwick (3,05%), y los 4 hijos Lavín-Chadwick (10,65%). Pero también son accionistas Marco Comparini (18%), Rodrigo Sprohnle (14%), y Juan Pablo Ureta (7%).

Comenta