Las redes de José Manuel Mena, el candidato de consenso para liderar la banca

La Tercera

Fanático del tenis, católico, ex demócrata cristiano y amante de los libros de historia. En la universidad conoció a José de Gregorio, en sus inicios en la banca compartió oficina con Enrique Marshall y Máximo Pacheco fue su jefe.


“Siempre ganaba los campeonatos de tenis de BancoEstado. Quizás lo dejaban ganar porque era el jefe”. Así, entre risas, Carlos Martabit, exgerente de finanzas de la entidad estatal, recuerda los 10 años que trabajó junto a José Manuel Mena, quien está ad portas de convertirse en el próximo presidente de la Asociación de Bancos, luego de que el directorio del gremio lo propusiera el jueves pasado para integrarse a la mesa como independiente.

Mena viene a reemplazar a Segismundo Schulin-Zeuthen, quien dejará el gremio que agrupa a los bancos privados del país tras cuatro años. Al interior de la industria, califican a Mena de buen genio, preocupado por temas normativos y conciliador.

Todos, calificativos con los que concuerda Martabit: era muy buen negociador y muy buen ejecutivo, además sentó las bases para el proceso modernizador el banco en la década del 2000.

José Manuel Mena (63 años, tres hijos) estuvo 10 años en la entidad estatal como gerente general corporativo, cargo al que llegó en 1995, luego de haber pasado una década en Banco Osorno.

Fue en éste último banco donde trabajó con Álvaro Saieh- controlador de Copesa, empresa que edita PULSO-, y de quien es cercano. De hecho, actualmente es director en la fundación Descúbreme, perteneciente justamente a la familia Saieh. Y tras su salida de BancoEstado llegó como gerente de la División Contraloría de CorpBanca, en ese entonces controlado por el grupo.

Pero su primera incursión en la banca fue en el Banco de Talca, donde compartió oficina con Enrique Marshall. Además, ahí Máximo Pacheco, ex ministro de Energía, fue su jefe directo por cerca de dos años.

Mucho antes de llegar a la industria, fue compañero del ex senador Camilo Escalona (PS) en el colegio, y ayudante del economista José de Gregorio en la universidad.

El factor iglesia

Religioso, banquero y demócrata cristiano por muchos años (partido con el que ya no tiene vínculo), en los años 80 y parte de los 90 José Manuel Mena solía participar en un grupo de ejecutivos ligados a la banca en los que participaba Vicente Caruz. Si bien eso se acabó hace décadas, su vínculo con la iglesia permanece intacto. De hecho, es presidente de la Fundacion Vivienda del Hogar de Cristo.

En paralelo se mantiene como presidente de Servipag, del Centro de Compensación Automatizado, y como director en Sinacofi.

Sus cercanos aseguran que prefiere los libros de historia, y por estos días tendría entre manos “21 lecciones para el siglo XXI” de Yuval Noah Harari.

Fanático del tenis, juega al menos una vez por semana con amigos. Además, nunca perdió el contacto con los funcionarios de BancoEstado. De hecho, hoy jugará un campeonato en la estatal. Y podría volver a ganar.

Seguir leyendo