El lento avance de las mujeres en la alta gerencia de las empresas chilenas

Mujeres

Las fichas están puestas en las juntas de accionistas que se avecinan, donde se espera que la participación femenina en directorios aumente y se reduzca la brecha con países Ocde. Pese a diversos esfuerzos, Chile sigue al debe en incorporar mujeres en altos cargos y así lo reflejan las cifras de las mayores empresas del país, donde solo 58 de 713 puestos en las testeras está ocupado por mujeres. En la alta gerencia, la participación femenina es de 19,4%.




Insuficiente. Pese a que el tema ha estado en la agenda tanto del gobierno como de las empresas, el avance en materia femenina en la alta gerencia de las empresas sigue estancado y Chile se mantiene lejos del promedio de los países que pertenecen a la Ocde en la materia.

Y a nivel de directorios, las cifras son todavía peores.

PULSO realizó un análisis de la información publicada por 87 de las 100 empresas con más ventas en el país que hasta el viernes habían enviado sus memorias 2018 a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF). Esto, justo cuando el tema vuelve a estar presente, en fechas en que se aproximan las juntas de accionistas y las empresas hacen recambios en sus directorios.

En ese estamento, la participación femenina alcanzó en 2018 el 8,1% del total de puestos en los directorios, un avance respecto del 7% de 2017, pero todavía lejos de lo esperado. A nivel de gerencias, la participación es del 19,4%. Es decir, 58 mujeres de 713 en el primer caso, y 653 de 3.364, en el caso de las gerencias. Estas cifras tampoco difieren mucho con 2017, ya que había solo nueve mujeres menos en directorios y 23 menos que en alta gerencia.

En relación al resto de los trabajadores, la cifra femenina alcanzó en 2018 el 41,3%, que representa 263.608 mujeres, versus 374.069 hombres (58,6%). Esto da cuenta que en los altos cargos la participación femenina se mantiene baja, a pesar de que dentro de las empresas las mujeres sí tienen un porcentaje similar al de los hombres.

¿Existe alguna empresa que tenga más gerentas que gerentes hombres? No. De las compañías de la muestra, en todas ellas los hombres superan a las mujeres en sus equipos ejecutivos. La que más se acerca es Banmédica -ligada al grupo estadounidense UHG-, donde las mujeres representan el 42% del total. Le siguen Enel Chile, que tiene 14 hombres y seis mujeres (el 30%), Latam Airlines, con 275 gerentas (29%) y 664 gerentes (71%), Forus, con 28% de mujeres y Masisa, con un 27%.

Sin embargo, hay compañías que mejoraron ostensiblemente. La que más avances mostró fue Mallplaza, que pasó de tener nueve gerentes hombres y ninguna mujer, a siete hombres y dos mujeres. Enel Chile es la número dos, tras pasar de tres gerentas (en relación a 17 hombres) a seis de 20. CAP, en tanto, aumentó de una gerenta a dos.

Con todo, 24 empresas de la muestra redujeron la participación femenina en este segmento. En el caso de Soprole, pasó de tener dos gerentas a solo una (versus siete hombres en 2017, que pasaron a nueve), o Aguas Andinas, que de tener nueve mujeres sobre un total de 70 gerentes, pasó a solo dos de 26.

Además, más de 15 de las 87 empresas de la muestra no tienen mujeres ni en directorios ni en alta gerencia. En este grupo se encuentran Enel Américas, Sigdo Koppers, SQM y Cristalerías Chile.

Un avance que ha destacado es el de las empresas públicas. En las compañías al alero del Sistema de Empresas Públicas (SEP) se impuso una cuota voluntaria de 40% de mujeres en directorios y actualmente dicha cifra alcanza el 42%, lo que es valorado por expertos.

Pero no es lo mismo en todos los casos. Codelco no tiene ninguna mujer directora y solo 10 mujeres en la gerencia, de un total de 149. Desde la empresa señalaron que "históricamente ha sido un rubro altamente masculinizado. La operación exige continuidad permanente y ocurre en un entorno y condiciones desafiantes. Recién en el año 1996 se abolió la ley que prohibía a mujeres trabajar en mineras subterráneas. Por lo tanto, alcanzar la equidad e igualdad de género representa una transformación que abarca un espectro grande de acción, que no se resuelve con medidas de corto plazo".

La visión del gobierno

El Ministerio de la Mujer está impulsando diversas iniciativas y programas para cambiar esta realidad y lograr que más mujeres puedan alcanzar altos cargos, explica la subsecretaria de la cartera, Carolina Cuevas.

"Las empresas privadas tienen un rol muy relevante que jugar en ir cambiando la realidad que hay en Chile respecto de la participación de mujeres en el trabajo y posiciones de liderazgo", asegura al respecto.

"Las mujeres somos el 51% de la población, tomamos las decisiones de compra y consumo en 70%-80%, entonces es como bien irracional que no estén en la mesa donde se toman las decisiones", agrega.

Mucho que avanzar

Entre expertos, directores de empresas y representantes gremiales existe consenso: es urgente ir más rápido en inclusión. Sí se rescata que el tema ha estado en la agenda en el último tiempo y que se espera un avance en las juntas de accionistas de estas semanas.

Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech) y mujer ícono en el asunto, cree que el proceso que se está viviendo es más lento de lo que se esperaba y es urgente, por un lado, que las trabajadoras se sientan capaces de integrar un directorio y, por el otro, que las empresas apuesten por ese talento.

"Se trata de generar los incentivos necesarios para que se produzcan estos cambios, estímulos que se necesitan tanto de la dimensión pública como privada", dice, y asegura que hay una esperanza en las empresas más pequeñas. "Las empresas más jóvenes son mucho más propensas a generar estos cambios. Probablemente, porque nacieron con un contexto cultural distinto, donde se aprecia fuertemente la diversidad en los equipos", indica.

Alfonso Swett, presidente de la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), coincide en que la situación debe mejorar. "Claramente, la participación de las mujeres podría ser mayor. Si miras la participación en directorios, la cifra está lejos de estándares mundiales. Veo esto como una oportunidad en la complejidad de la diversidad", manifiesta.

En tanto, Alejandra Sepúlveda, directora ejecutiva de ComunidadMujer, asegura que "la baja participación en los directorios de las empresas privadas demuestra un notorio rezago respecto del desarrollo que este tema ha tenido en los países desarrollados, principalmente en Europa".

Loreto Silva, presidenta de Enap, destaca la participación de mujeres en la empresa que encabeza, donde, señala, el 50% de los cargos de alta dirección corresponde a mujeres.

Sin embargo, dice que "aún podemos avanzar en alta dirección. Hay muchas mujeres profesionales altamente capacitadas que están preparadas para asumir mayores desafíos".

La directora de Metro y Jetsmart, Karen Poniachik, es crítica con la situación actual, pero espera que en las juntas de accionistas haya mejoras. Cree que el Estado puede jugar un rol. "Si no se avanza a través de la autorregulación, no veo otra opción que incorporar cuotas", plantea.

Participación de extranjeros

Otro tema relevante es la participación de extranjeros. En 2018 no se visualizó un cambio significativo en la dotación extranjera en las 87 empresas de la muestra. En directorios, la participación fue de 20,9%, es decir, 149 personas, lo que se compara con el 19,7%, de 2017 (134 personas).

En la alta gerencia tampoco hubo una cambio notorio. Y es que en 2018 la participación alcanzó el 33,2%, con 1.117 trabajadores, a diferencia de 30,7% en 2017, es decir, 1.041 trabajadores. Por último, en el total de empleados también se mantuvo similar. El año pasado la cifra fue de 39,76%, es decir, 253.517 trabajadores, y en 2017 esta misma alcanzó el 39,16%, lo que se traduce en 351.535 empleados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.