Licitación de pasaportes: Aisino refuta al Registro Civil y aclara que cumplió todas las exigencias

Decisión de la autoridad perjudica a los chilenos y “atenta contra principios básicos de transparencia y libre competencia”, advirtió la empresa china.




Con vehemencia reaccionó la empresa china Aisino luego que el Registro Civil decidiera anular la oferta que había ganado hace un mes y readjudicara este viernes a la francesa Idemia la licitación de pasaportes y cédulas de identidad.

Junto con confirmar su molestia con el proceso, ya que siempre su propuesta fue la mejor y más económica que todas, según declaró desde el principio el Registro Civil, la china expresó en un comunicado que le llama la atención que la autoridad, para anular la adjudicación al consorcio Aisino- Mühlbauer, argumente con razones no establecidas en las bases de licitación, ya que, según ellos, cumplieron a cabalidad todas las exigencias.

“Llama profundamente la atención que la autoridad esgrima razones absolutamente ajenas a las establecidas en las bases de licitación para justificar la decisión de dejar sin efecto el proceso. En este caso parecen haber primado otros intereses y criterios no técnicos, que nunca formaron parte de las bases de la licitación, dado que la oferta presentada por el consorcio fue la mejor evaluada y cumplía con todos los requisitos establecidos en la licitación”, precisó Aisino.

También la compañía asiática insistió en que “no hay ningún problema de seguridad de los datos”, porque su propuesta se fundó en las exigencias de las bases de licitación. “El contrato se rige por la ley chilena, incluida la seguridad y protección de los datos” y, además, el Registro Civil antes expresó claramente que la gestión de los datos les pertenecía a ellos.

Aisino criticó los ataques de que ha sido objeto, y según denunció, fueron “orquestados por otros oferentes quienes intentan desinformar a la ciudadanía, defendiendo los intereses de grandes empresas en detrimento de los intereses de las personas”.

La oferta de la empresa china fue por US$205 millones en comparación con los US$226 millones de Idemia, actual proveedora del sistema nacional de identificación, desde 2012.

Aisino sostuvo que se trata de “una decisión que perjudica a los chilenos y chilenas, atenta contra principios básicos de transparencia y libre competencia”. Además, señaló que “la UTP (Unión Temporal de Proveedores) liderada por Aisino se encuentra estudiando los detalles de esta inédita y grave determinación y estudiando en las medidas adecuadas para proteger nuestros derechos e intereses legítimos”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.