Los Cueto y Qatar condicionarán su aporte a Latam a lograr todo el financiamiento requerido

Foto : Andres Perez

Ambos accionistas comprometieron US$900 millones cuando la firma se acogió al Capítulo 11. De aquí a fin de mes harán oficial que esos fondos están sujetos a que la empresa consiga otros US$2.000 millones.




El proceso de reorganización financiera de Latam Airlines suma cada día nuevas ramificaciones. Avances en las negociaciones con el gobierno peruano y una opción crediticia de grandes actores internacionales surgieron este jueves como opciones financieras adicionales a los US$900 millones iniciales comprometidos por la familia Cueto y Qatar Airways en el 26 de mayo, cuando la empresa se acogió al Capítulo 11 de la ley de quiebras en Estados Unidos.

Sin embargo, los fondos comprometidos por los Cueto, que junto a la familia Amaro pondrán US$300 millones, y Qatar los restantes US$600 millones, estarán sujetos a que la empresa y sus asesores consigan los restantes US$1.100 millones que definió como necesarios para garantizar su continuidad operacional de corto y mediano plazo. Así lo harán saber oficialmente a fines de mes, cuando deban presentar ante el juez de Nueva York que dirige el proceso, dijeron ejecutivos al tanto de la operación.

Los Cueto y Qatar pretenden aportar esos dineros a través del mecanismo conocido como Deudor en Posesión (DIP), que otorga preferencias de pago frente a otros acreedores. En la oficialización de ese DIP detallarán las condiciones.

La búsqueda de fondos ha sumado varios interesados nacionales, como Moneda y Consorcio, que tienen recursos disponibles para participar. Pero también ha atraído a actores globales. La agencia Reuters publicó este jueves que un grupo de tenedores de bonos de Latam Airlines Group está en conversaciones para ofrecer hasta US$1.500 millones en un préstamo dentro del procedimiento del Capítulo 11 de bancarrota de Estados Unidos.

Según la nota, que cita como fuente a dos personas con conocimiento del asunto, el grupo de acreedores, que incluye a Blackrock Inc, el grupo Macquarie de Australia, HSBC y la chilena Moneda Asset Management, contrató al banco de inversiones Moelis & Co para que asesore en las conversaciones. Aunque en el artículo incluían a Moneda, en la gestora dicen estar analizando el negocio directamente con los asesores de Latam, y no a través de este consorcio.

Sobre esta propuesta, sin embargo, quienes trabajan en la reorganización financiera de Latam son cautelosos: hasta ahora, dicen no han recibido ninguna oferta formal. Además, dicen, hay que esperar las condiciones específicas de esa oferta financiera: tasas exigidas o, por ejemplo, si están sujetas a la participación como garante del gobierno chileno.

“Es un buen augurio”, interpreta, sin embargo, un accionista de Latam que espera que esto multiplique el interés de otros actores en el proceso de financiamiento de la aerolínea.

Perú se abre a un apoyo

Otra opción que se abre proviene de Perú, donde las empresas aéreas y las autoridades han sostenido diálogos para buscar una alternativa de ayuda estatal al sector, comprendido además por Star Perú y Viva Perú.

“La situación se tornó muy crítica. En un marco de una incerteza respecto a cuándo se pueden retomar las operaciones, vimos cómo los ingresos se desplomaban, mientras la estructura de costos se mantiene, haciendo desaparecer las cajas. Ahí es donde se solicita al Estado una suerte de línea de crédito para poder sobrevivir”, señala Carlos Gutiérrez, gerente general de la Asociación de Empresas de Transporte Aéreo Internacional (Aetai), quien agrega que “en ningún momento se ha pedido un salvataje o un rescate, que se regale el dinero”.

Se trata de una alternativa a la que también ha hecho referencia Latam Perú, según lo consignado por el diario local Gestión. A fines del mes pasado, Manuel van Oordt, gerente general de la compañía, dijo que se estaba en conversaciones con el gobierno de Martín Vizcarra, con el objetivo de buscar una “ayuda financiera”, específicamente, mediante la vía de una línea de crédito que impida una interrupción de la cadena de pagos.

Al respecto, desde el Ministerio de Economía y Finanzas de Perú señalaron a PULSO que se han reunido “con distintos gremios de la actividad económica en el país, a fin de tomar conocimiento respecto a la situación que atraviesan”.

Comenta