Los frentes regulatorios en que trabaja el sector salmonero

SalmonChile, junto con autoridades del sector, han venido trabajando en una mesa para desarrollar ajustes a la normativa acuícola. Los temas van desde transparencia hasta la fusión y relocalización de concesiones.




Aumentar normas de seguridad para operaciones en el mar

-Las operaciones de SalmonChile se realizan en centros de cultivo flotantes alejados de poblados, por ello es que se han trabajado en lo que respecta a los requisitos de capacitación, dotaciones de seguridad y otros aspectos que deben ser adecuados para la acuicultura, al no ser ésta una actividad de navegación propiamente tal. “Si bien la acuicultura creemos debiese tener reglamentos independientes de los que por ejemplo, regulan a un barco mercante, en el mediano plazo se ha avanzado en distintas mesas de trabajo para lograr ajustar esas normas a la realidad de la industria”, dijeron desde el gremio, agregando que “también estamos trabajando muy fuerte en la formación y en los requisitos del buceo para acuicultura”.

Más trasparencia y monitoreonen línea

-La transparencia es un valor de SalmonChile, por ello hemos apoyado iniciativas como la de monitoreo de oxígeno en línea, trabajando los aspectos técnicos para permitir que sea posible de llevar delante de manera rápida y seguimos avanzando en otros proyectos que apuntan en la misma dirección.

“Acá estamos trabajando con la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA), donde inicialmente vamos a tener 27 centros de cultivos cuyas variables medioambientales van a estar monitoreadas en línea”, explicó el presidente del gremio, Arturo Clement.

Impulsar la apertura al cultivo de algas en concesiones de acuicultura

-En esta modificación que busca SalmonChile, se tiene como objetivo impulsar la apertura al cultivo de algas en concesiones de acuicultura como antesala. La acuicultura microtrófica es uno de los principales pilares del gremio en materia de modificaciones. En concreto,esto sería para la reducción de nutrientes en el mar y captura de emisiones de gases de efecto invernadero, en camino de lo que podría llegar a ser una acuicultura regenerativa. El gremio trabajó en identificar las barreras que impiden el cultivo de algas en las concesiones de acuicultura, para proponer modificaciones regulatorias simples que permitan desarrollar estos proyectos con mayor rapidez, básicamente eliminado pasos redundantes en la autorización de modificación de proyectos técnicos.

Fusión y relocalización de concesiones

-El objetivo del gremio es “retomar y darle más energía” a la fusión y relocalizaciones de concesiones, informó su presidente. Ante esto, SalmonChile se propone un nuevo impulso que permitan hacer viables procesos de fusión para lograr el objetivo de que hayan menos concesiones más separadas y a la vez de una extensión adecuada, lo cual generaría beneficios tanto sanitarios como ambientales. “Hoy hay cerca de 1.300 concesiones y un buen objetivo sería reducirla en un 30%”, sostuvo Arturo Clement, agregando que más allá de un porcentaje, va a depender del proceso que haga cada compañía.

El proceso se estima que se ejecute en un plazo máximo de tres años, pues ya está establecido por ley, por lo que se trata de procesos administrativos.

Mejorar los mecanismos de evaluación de los fondos marinos

-A raíz del desconocimiento general de estos mecanismos, SalmonChile está evaluando que un centro calificado con Informe Ambiental (INFA) negativa implica que ya no hay oxígeno en la columna de agua y en concreto, que el daño está hecho y por ello los centros deben dejar de operar. “La realidad, es que la INFA es un estudio de distintas variables (no sólo oxígeno) con las que en conjunto se busca detectar tempranamente indicios de posible afectación, para a tiempo dejar descansar los centros y así el ambiente no se afecte, dejando a los procesos naturales la posibilidad de recuperarse”, explicaron desde el gremio. Este tipo de estudios hoy, dadas las nuevas tecnologías, puede ser modernizado para una mejor toma de decisiones.

Mejorar el control antiparasitarios

-SalmonChile trabaja en la interpretación e implementación de nuevas regulaciones, como la de autorización de nuevos productos farmacológicos veterinarios para acuicultura, buscando hacer viables las mejores técnicas de evaluación de riesgo disponibles, adaptadas a la realidad local.

Cada una de estas modificaciones está en procesos distintos, pero que tienen un origen el mes de agosto de este año.

Reforzamiento del programa de reducción de siembra voluntaria

-El Programa de Reducción de Siembra (PRS) busca ir en una acuicultura sustentable y limpia. Este programa han mostrado ser una herramienta de protección sanitaria y ambiental, por lo anterior se han levantado pequeñas oportunidades de mejora que lo refuercen.

“Esto es una metodología que nos permite tener una mejor planificación de la siembra. El PRS busca de que en función de los resultado productivos medioambientales se determina cuál es la siembra del próximo ciclo”, explicó el presidente de SalmonChile, Arturo Clement, añadiendo que “en la medida que los resultados sanitarios y medioambientales sean buenos, se puede crecer moderadamente”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.