Los robots chilenos para supermercados que conquistan Estados Unidos

La empresa, apoyada por el Fondo CLIN de ChileGlobal Ventures, área de capital de riesgo de Fundación Chile, ha logrado duplicar sus ventas durante la pandemia.




Zippedi pasó de ser un robot autónomo para chequeo de stock y precios en supermercados, a uno que busca digitalizar los locales por completo y así permitir a la industria de retail tradicional (brick and mortar) entrar al mundo digital desde la perspectiva de su manejo de operaciones.

Antes de dedicarse de lleno a la Inteligencia Artificial en supermercados, Luis Vera, llevaba más de 3 décadas desarrollando este tipo de tecnología al interior de estas compañías. En los años ’90, fundó una empresa que instalaba cámaras de seguridad, las cuales estaban diseñadas para moverse por rieles en los techos de hiper supermercados sin que los posibles ladrones pudiesen notar que existían.

Hacia el 2006, Vera, junto a su socio, Ariel Schilkrut, co-fundaron una nueva empresa basada en los mismos principios, pero con miras al mercado de Estados Unidos, esta vez dedicada a la toma de datos de las góndolas usando las cámaras fijas de seguridad, con el fin de digitalizar la información que podría ser de utilidad para la gestión de los locales.

Junto a Ariel, trabajaron para seguir innovando junto a las cámaras de seguridad, buscando mejorar la experiencia de estos centros. Llegaron a crear un sistema, el cual tomando la información obtenida de las cámaras en frente de las cajas y combinándola con información de qué cajas están funcionando, detectando de esta manera cuántas personas ingresaron o cuántas personas están en una fila y utilizando la Inteligencia Artificial para convertirla en predicciones, y de esta forma lograron mejorar sustancialmente la experiencia de quienes visitan estos centros.

Pero Zippedi, el robot que utiliza el reconocimiento de imágenes para crear una plataforma que permite a los minoristas y a sus proveedores digitalizar sus datos en las estanterías para mejorar la eficiencia de sus procesos de reposición y el nivel de servicio que prestan a sus clientes, nace recién como idea en 2013, cuando un gran cliente norteamericano les sugiere desarrollar un robot que, con cámaras de alta resolución, recorriera los locales digitalizando de mejor forma que una cámara en los techos.

Con esa idea revolucionarían el mercado, pero la tecnología a principios de la década aún no estaba lista para llevar a cabo el proyecto. Vera y Schilkrut decidieron esperar hasta nuevo aviso.

Pero solo pasaron 4 años para que Zippedi se volviera posible.

Con anterioridad al 2017, unos ingenieros de la Universidad Católica llevaban diseñando un robot pensado para supermercados, que resolvía una serie de problemas centrales a través del escáner. “Las cámaras generan una copia digital al recorrer los pasillos, y es capaz de crear un gemelo digital del inmueble. Con esa data nosotros somos capaces de generar aplicaciones, mejorando la disponibilidad de productos en las góndolas, eliminando precios erróneos, aumentado la diversidad de productos y mejorando la experiencia al interior del supermercado”, explica Vera.

Impacto en el continente

Con el robot ya funcionando, Cencosud, empresa con la que Vera había trabajado en sus primeros negocios en los 90′s, asesoró y permitió pruebas en los supermercados de la cadena, para así mejorar las funcionalidades del robo al interior de cada local.

Su temprana instalación permitió que en el primer año Zippedi se pudiera demostrar mejoras sustanciales, lo que llevó a Jumbo a instalarlo en todos los Jumbos de Santiago. Posterior a eso, Sodimac contrató los servicios de Zippedi para todos los locales de Santiago, y expansión que actualmente se está llevando a cabo al resto de los locales del país y en el extranjero.

Con miras a internacionalizar rápidamente la startup, el equipo logró llevar el producto a Colombia y Estados Unidos, llegando a firmar en este último un contrato con una cadena de Retail Top 5 a nivel mundial.

Frente al avance de la tecnología, Vera explica que el trabajo de digitalizar un local con seres humanos sería muy difícil y con una fuerte inversión en personas y entrenamiento, por lo que el robot Zippedi puede escanear 10,000 sku por hora cuando un humano a lo más podría hacer 200 sku por hora. “Es un complemento que genera trabajo a humanos, ya que racionaliza y agrega información para hacer mejor su trabajo,  detectando errores tanto a locales como a los proveedores, entregando de forma ordenada las tareas a realizar”.

Gracias al robot, los supermercados han aumentado la disponibilidad de productos, aumentando el stock en casi un 100%. Dicha información, capturada por el robot, también ha ayudado a mejorar la experiencia de las empresas de e-commerce, ayudando a encontrar productos frente a la logística de última milla.

Si bien a principios de noviembre, el mayor competidor de Zippedi en USA perdió un contrato con Walmart, debido a que el retailer decidió reemplazar la tecnología por recurso humano, Vera afirma que la decisión de la compañía se debe a un tema de costo. “Sabemos que una cadena por sí sola no puede financiar la tecnología requerida, por lo que involucramos a los proveedores. Entre todos pagan para hacerlo mucho más barato frente al resto de la tecnología”, y es lo que llamamos la democratización de este tipo de tecnología”, afirma.

El Ministerio de Ciencia seleccionó a Zipedi para Startup Ciencia, fondo concursable para potenciar el emprendimiento de base científica tecnológica en Chile.

Startup Ciencia

Los avances permitieron que recientemente el Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación (MinCiencia), y Corfo, seleccionara a Zippedi en la primera generación de Startup Ciencia, fondo concursable para potenciar el emprendimiento de base científica tecnológica en Chile a través de financiamiento y apoyo al proceso de creación de nuevas empresas, llegando $ 220 millones a cada uno de los emprendimientos en dos años

Con cerca de 100 robots instalados, las miras de la empresa chilena son seguir impactando en otros países del continente, siendo Estados Unidos la prioridad. Reflejo de ello es que se han propuesto impactar entre 500 y 1000 locales en los próximos  2 años, llevando esta tecnología chilena a otros locales y retailers del mundo.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.