Más de 160 proyectos han postulado al desafío Covid-Colaboración y Vida

A two-bed intensive care unit within a shipping container has been built at a hospital in Turin and is being used to treat patients fighting the coronavirus. Named Connected Units for Respiratory Ailments (CURA), the intensive care pod was designed by Italian architects Carlo Ratti and Italo Rota to increase intensive care unit (ICU) capacity in northern Italy. The pod, which contains two beds, has been installed at a temporary hospital built within the Officine Grandi Riparazioni complex in central Turin. The first patient was admitted earlier this week on 19 April. Built within a 6.1-metre-long shipping container, the intensive care pod contains beds and facilities – including ventilators, monitors, intravenous fluid stands and syringe drivers – for two patients. Ratti believes that the shipping-container pods combine the benefits of quickly assembled hospital tents with the safety of permanent isolation wards, which have ventilation systems that generate negative pressure. "A standard hospital for infectious diseases needs special air treatment systems," explained Ratti. "According to Chinese Covid-19 guidelines, it should guarantee at least 12 air changes per hour, sanitise exhausts with an ozone filter or an absolute filter and make sure that there is negative pressure inside each room, so that the virus cannot leak – negative pressure allows so-called 'bio-containment'," he continued. "Such conditions are almost impossible to achieve in most tents or makeshift hospitals, which end up putting the lives of healthcare professionals at risk," he added. "Using shipping containers, each with its own air treatment and filtering system, it is possible to make CURA pods as fast to mount as a tent hospital, but as safe to operate as a proper infectious disease ward." Ratti thinks that shipping containers have several further advantages over other prefabricated structures, as they can be moved to areas most impacted by the pandemic and require little se

La convocatoria a emprendedores busca entregar soluciones innovadoras que permitan hacer frente a la crisis sanitaria, laboral y económica a raíz de la emergencia que estamos viviendo.




Consciente de la crisis causada por el coronavirus y el menor crecimiento económico que se pronostica para el país, Fundación Chile, de la mano de CMPC y Entel, crearon la convocatoria “COVID, Colaboración y Vida”, que busca apoyar proyectos de emprendedores que hagan frente a la actual situación sanitaria, laboral y económica.

La iniciativa es organizada por el área de capital de riesgo de Fundación Chile, a través del fondo Chile Global Ventures que busca invertir en innovaciones e implementar soluciones ágiles. El plazo máximo para la recepción de proyectos es el 3 de mayo y hasta el momento se han presentado 164 proyectos y aún hay 800 más en proceso de consulta.

El gerente de Innovación de Empresas CMPC, Felipe Alcalde, señala que "para nosotros es muy importante poder contribuir a esta gran iniciativa. Queremos apoyar en mitigar esta pandemia y vemos en los emprendedores un potencial enorme para buscar soluciones a los diversos problemas que está dejando el COVID-19 a toda la sociedad. Estamos muy contentos y expectantes con este desafío que junta esos dos mundos, y que intenta poner toda la creatividad y capacidad de los emprendedores al servicio del país. Esperamos que de acá salgan soluciones disruptivas, que sean implementadas en todo tipo de compañías y el emprendimiento en general salga más fortalecido en este momento tan complejo".

El fondo de donaciones, que se inicia con $40 millones y con la intención de aumentar la cifra con nuevos aportantes privados, se repartirá entre las mejores soluciones innovadores que hagan frente a los cuatro principales desafíos identificados en esta crisis:

1) Salud: Se invertirá en innovaciones que puedan potenciar la prevención sanitaria en Chile y mejorar la atención y apoyo a pacientes, profesionales de la salud e infraestructura sanitaria.

2) Comunidad: Se apoyarán proyectos que, en el contexto de aislamiento social que enfrentamos, contribuyan a fortalecer el sentido de comunidad mediante la entrega de herramientas para una buena salud mental, o a través del fortalecimiento de las redes de apoyo de los ciudadanos.

3) Economía y empleo: Se potenciarán innovaciones que resguarden el cuidado de: las pymes, los trabajadores en sus espacios laborales y el mercado (que generen nuevas dinámicas de interacción para dinamizar la economía local).

4) Educación: Se entregarán recursos a aquellos proyectos que den acceso a la educación de manera más masiva y que generen contenidos de calidad permitiendo reducir la brecha entre sectores de mayores y menores ingresos.

Los ganadores de la convocatoria recibirán entre $5 y $20 millones, para la implementación de la innovación en un plazo máximo de dos semanas, además de conexiones y alianzas con los principales actores, organizaciones e instituciones del mercado, y aportes no monetarios, como infraestructura, herramientas, espacio de trabajo entre otros.

Asimismo, contarán con el apoyo de toda la red de ChileGlobal Ventures y Fundación Chile dispuesta para el éxito de la innovación. Ésta incluye: aceleración del negocio, mentorías, proveedores y contactos, además de respaldo técnico de las áreas de FCH.

Comenta