Matías Reguera, de FedEx: “Nuestra estrategia para el e-commerce es ser en los próximos diez años el mayor actor de la distribución”

En junio, la firma de transportes abrió un centro de distribución en Santiago, que estaba ideado para insertar a la firma en el e-commerce. Sobre exportaciones, el director ve cierta recuperación de los volúmenes, aunque más lenta que otros países.




ENTRAR DE lleno al negocio del e-commerce en Chile es el objetivo que hoy tiene FedEx, gigante mundial de los envíos y que en Chile lleva apenas algunas semanas abarcando este segmento, justo en tiempos que las compras por internet viven un verdadero boom, debido a la crisis sanitaria.

Su director de Operaciones para Chile, Matías Reguera, explica cáles son las metas de la compañía en este negocio, el compromiso con los clientes -de entregar en 24 horas entre La Serena y Concepción- y cuál es el plan de inversiones para entrar a este negocio, donde apuntan a ser los líderes hacia fines de la década.

¿Cómo han sido estos meses para ustedes?

-Estos meses han sido desafiantes para todos, y lo que hemos estado haciendo, como parte de la estrategia, es lanzar el producto de e-commerce. Ya desde hace tiempo nos venimos preparando para el lanzamiento del e-commerce de FedEx en Chile, haciendo inversiones y construyendo un nuevo centro de distribución, que es el más grande de Latinoamérica para nosotros y que está acá, en Chile. Gracias a eso, podemos incrementar en alrededor de 15.000 piezas por día nuestra capacidad de despacho. Esto, justo en tiempos en que el negocio del e-commerce tiene una preponderancia para el día a día del chileno que no nos imaginábamos hace unos meses.

¿Cuáles son sus objetivos en este negocio?

-La estrategia nuestra con el e-commerce es convertirnos en los próximos 10 años en el actor más importante en la distribución del e-commerce. Esto no es algo que nosotros pensáramos porque vino la pandemia. Es parte de la estrategia mundial y lo que estamos haciendo de alguna manera es traspasar la experiencia que tiene FedEx en Estados Unidos y en el resto de los 220 países donde operamos y traerlo a Chile.

¿Es alcanzable esa meta?

-Después de la adquisición de TNT por parte de FedEx, en Chile la infraestructura creció un montón. Somos 1.200 personas que trabajamos en Chile y tenemos alrededor de 700 camiones y tenemos 35 centros de distribución en todo Chile. Y si bien, todo nuestro trabajo no era visible para las personas, todo lo que es distribución de mayor escala lo venimoshaciendo desde hace bastante tiempo.

¿Cuál será su foco en este negocio? ¿Grandes o pequeños operadores?

-Nosotros hoy estamos enfocados en pequeñas y medianas empresas. Nosotros no estamos interesados hoy en el inicio de este camino de e-commerce, meternos con grandes players o grandes retailers. Efectivamente, por nuestra cultura, creemos que donde más podemos aportar es justamente ahí, acercar lo que son las pequeñas empresas y medianas empresas a todo este mundo. También podemos ofrecerles a ellos acceso a toda nuestra red internacional y salir al mundo. Es increíble ver la cantidad de gente que tiene ganas de crecer y generar un producto interesante y creativo, de origen chileno, para poder exportarlo al mundo o compartirlo con el resto del país. Nosotros podemos y queremos ser ahí una herramienta de lanzamiento, tanto internacional como doméstico.

¿Van a realizar más inversiones en Chile?

-Si miramos todo Sudamérica, Chile es el número uno en lo relacionado con nuevas inversiones. Tenemos un montón de proyectos en el tintero por salir. En este momento abrimos un nuevo centro distribución, pronto abriremos otro en Valparaíso y la idea es seguir actualizando, modernizando y trayendo tecnología que tiene disponible FedEx en otros mercados. También hay tecnología que se está desarrollando en Chile, que es muy interesante.

¿Alcanzarán esas inversiones para ser número uno del mercado en 10 años?

-Hoy estamos haciendo dos cosas: creciendo en puntos de venta y actualizándonos para introducir esta nueva marca, con una mejor atención al público y entrenando toda nuestra gente para entregar el mejor servicio al cliente.

¿Cuál es el compromiso, desde el punto de vista del usuario que recibe? El tiempo de despacho es la principal demanda del cliente…

-Nuestro producto estándar es el despacho en 24 horas entre La Serena y Concepción, con Santiago en el medio. Nosotros ahí tenemos una propuesta bien agresiva, que cualquier cosa que cualquier cliente nos entregue hasta las 10.00 de la noche, podemos entregarlo en 24 horas por tierra. Por aéreo, se puede ir de Arica a Punta Arenas, pero ese es un producto más premium.

Su proyecto de e-commerce fue diseñado previo a la pandemia, en otro contexto. ¿No temen verse sobrepasados ante la explosión de demanda que se ha dado en ese mercado?

-Es cierto que hoy estamos en otro contexto, pero nosotros no nos hemos desviado del roadmap que nos pusimos. Vamos seleccionando los clientes y tomando las oportunidades que surgen. Nos preparamos para una capacidad determinada y la hemos ido cumpliendo.

En materia de exportaciones, ¿cómo se ve ese negocio?

-Ahí hemos estado implementando mejoras en nuestra capacidad. Como FedEx tenemos espacio y flota de aviones propia y estamos dando espacio a los clientes para poder llegar a los mercados que, de otra manera, y por dado el escenario actual, no podrían acceder de otra forma.

Pese a ello, hemos visto una caída muy grande, pero el mercado se ha visto se ha ido adaptando para volver a crecer, quizás no tanto en Chile, pero sí en otros países donde empiezan a crecer los volúmenes. En Chile sí estamos viendo que algunas empresas empiezan a activarse, y el volumen empieza a crecer, aunque más lento.

Comenta