Ministerio de Bienes Nacionales busca concesionar terrenos de 10 parques nacionales para hoteles

Autor: Carla Cabello

La idea en que trabaja el Ministerio de Bienes Nacionales es traspasar a privados la administración, solo de superficies pequeñas en los parque nacionales, con el fin de instalar principalmente servicios de gastronomía, hotelería o estacionamientos en plazos de entre 20 y 30 años.


En un ambicioso plan para licitar y concesionar la administración de algunos parques nacionales está trabajando el Ministerio de Bienes Nacionales, que encabeza Felipe Ward, en conjunto con la Subsecretaría de Turismo. Esto, con el objetivo de fomentar la industria turística e impulsar el desarrollo de proyectos al interior o en las cercanías de los recintos.

El primer paso lo dieron en julio del año pasado, cuando adjudicaron la concesión de dos áreas del Parque Nacional Siete Tazas en la comuna de Molina, Región del Maule, con el fin de permitir la habilitación de servicios al interior del lugar. Aunque en este caso el proceso de licitación se inició bajo la administración del gobierno anterior, el hito fue que se trató de la primera vez que se concesionó por medio de la Ley de Turismo.

La idea es extender esta fórmula a otros recintos. El gobierno trabaja en priorizar 10 parques nacionales, distribuidos por todo el país, para que en el futuro puedan ser concesionados en caso de que sean viables proyectos turísticos, durante la actual administración.

Parque Nacional Bosque de Fray Jorge, en la Región de Coquimbo; Parque Nacional Villarrica, en la Región de La Araucanía, y Parque Nacional Alerce Costero, en la Región de Los Ríos, son los que están en la mira.

¿Cómo funciona?

Luego que un área protegida es priorizada por parte del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, se forma un comité técnico que debe evaluar cuáles de las áreas dentro del terreno podrán estar sujetas a concesión para fines turísticos. Una vez definidas las zonas, el Ministerio de Bienes Nacionales queda facultado para concesionar -a privados o a corporaciones municipales- a través de licitación pública.

Las próximas licitaciones serán similares a la del Parque Nacional Siete Tazas, cuya concesión representa solo el 1% de la superficie total. Esto, porque la idea del gobierno es concesionar solo superficies pequeñas en los parque nacionales para instalar principalmente servicios de gastronomía, hotelería o estacionamientos. En el caso de este parque se concesionó la administración de sectores de camping, la implementación de servicios de alojamiento apropiados para el invierno junto con la gestión de baños, estacionamientos y senderos. Se adjudicó a la Corporación Municipal de Desarrollo Productivo y Turismo el manejo de un sector de El Radal y a la Consultora Valdokko SpA, una zona de Siete Tazas, el Parque Inglés y El Bolsón.

Aunque se busca replicar este modelo, se pretende trabajar con dos fórmulas. Una de ellas es que dichas áreas de servicios estén dentro de los parques, pero tampoco descartan que puedan estar fuera de ellos, en los “pueblos o comunas portales”, es decir, en aquellas localidades ubicadas en las entradas de los parques. En este caso, se le ofrecerá a privados para que en terrenos fiscales desarrollen iniciativas con fines turísticos que incentiven las visitas a los parques.

En cuanto a los plazos de concesión para las siguientes licitaciones, el gobierno evalúa un rango de entre 20 y 30 años, según el tipo de concesión. El tiempo, señalan fuentes, debe ser razonable para la persona que invierta le permita desarrollar buenos proyectos y las ofertas que se reciban sean competitivas.

La oferta de servicios de alto nivel, como lo hacen Nueva Zelandia, como eje de la conservación y del desarrollo local, son los que más se miran.

Consultado el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, señaló que “junto con la Subsecretaría de Turismo estamos trabajando en una propuesta para seguir profundizando la posibilidad de coadministrar los parques nacionales trabajando con las comunidades locales. Este es un buen sistema, se inició en la administración de la Presidenta Michelle Bachelet, en su segundo gobierno y las iniciativas tienen que juzgarse por su contenido y no por su origen. Si hay alguna buena idea que provenga del gobierno anterior la tomamos y eso es lo que estamos haciendo con diferentes parques nacionales”.

Dice que ambos sistemas, concesionar superficies pequeñas o en comunas portales, “nos parecen atractivos y queremos probar en la práctica cual funciona mejor, y posiblemente ambos puedan funcionar paralelamente”.

Seguir leyendo