Ministro de Agricultura ante alza de proyectos inmobiliarios en zonas rurales: “No se han prohibido las parcelaciones, pero vamos a fiscalizar”

La cartera, a través del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), denuncia la proliferación de iniciativas "desproporcionada al margen de la planificación territorial".


El ministro de Agricultura (MINAGRI), Esteban Valenzuela, mostró su preocupación por el alza de proyectos inmobiliarios en zonas rurales que, según la mirada de la cartera, son desproporcionados en relación al territorio y están causando un “grave daño” a la ecología de las zonas afectadas.

“El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) ha observado con preocupación en los últimos años este aumento exponencial de solicitudes de subdivisión de predios agrícolas. Es así como, en el año 2019 teníamos en promedio 10 mil solicitudes y hemos subido, al año 2021, a 19 mil, un 90% de incremento. Además, estamos proyectando para el 2022 llegar a 20 mil solicitudes. Esto significa un fraccionamiento del territorio agrícola generándose una innumerable cantidad de lotes”, dijo la jefa de División de Recursos Naturales Renovables del SAG, Aurora Espinoza.

Por su parte, Valenzuela detalló que “el ministerio no ha prohibido las parcelaciones, lo que ha hecho es que, ante las solicitudes de certificación de subdivisión de predios rústicos y frente a sospechas fundadas de que es evidentemente una urbanización a escondidas, con razones habitacionales, en estos casos vamos a consultar al Minvu y/o a los municipios respectivos”.

Según cifras de la cartera, se han generado 186 mil lotes de los cuales 153 mil son de superficies que abarcan desde media a una hectárea.

“Muchos de esos lotes no están destinados a la producción agropecuaria, lo que significa una pérdida para el país en cuanto a su condición principal de producir alimentos. De acuerdo a lo instruido por el MINAGRI, nos encontramos perfeccionando nuestros procedimientos para mejorar el análisis de las solicitudes de subdivisión de predios rústicos. Es nuestro deseo que la gente que quiere subdividir tenga muy claro que la ley dice que debe mantener el uso agrícola de estos terrenos”, agregó Espinoza.

Ante esta problemática, Valenzuela llamó a un acuerdo entre los ministerios y el Congreso para regular los condominios rurales de baja intensidad. No obstante, el ministro de Agricultura defendió la postura de no promover estos proyectos en terrenos de calidad agrícola y puedan afectar al bosque nativo.

Desde la cartera defienden su punto planteando que existen estudios que “indican que estas parcelaciones generan un deterioro de los sistemas agroproductivos, por subdivisión de suelos para uso habitacional que tienen una alta vocación para la producción agrícola, una amenaza a la sustentabilidad local, por ejemplo, sobredemanda de sistemas de Agua Potable Rural en lugares en donde el recurso ya es escaso”.

Otro de los problemas que denuncian es que estas construcciones se instalan en sectores no preparados para una mayor demanda de servicios como los básicos, de desplazamiento y la recolección de basura, entre otros.

“Hay un trabajo particularmente con el Minvu y Bienes Nacionales en que vamos a seguir buscando los acuerdos para que exista una regularización más estructural que permita una vida fuera de las ciudades, pero de manera regulada con trazabilidad, sin dañar el entorno y sin hipotecar el futuro de nuestras generaciones, la seguridad alimentaria y la conservación del bosque nativo esclerófilo y valdiviano, en todo el centro sur de nuestro país”, concluyó Valenzuela.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El objetivo de Metatool es investigar cómo el cerebro humano consiguió imaginar objetos para resolver problemas y traspasar esa información a los robots para mejorar sus habilidades.