Mujeres tienen las mismas ambiciones que los hombres en llegar a altos cargos

EdificioEmpresaWEB

Según un estudio realizado por Robert Half y Women In Management a profesionales chilenos, el 41% de ellas y ellos poseen la misma aspiración a subir de nivel al interior de su trabajo. Sin embargo, sólo un 31% de las mujeres ha negociado su cargo, versus el 43% de los hombres.


A pesar de las barreras culturales y sociales que aún persisten en la sociedad chilena, un estudio realizado por la empresa de reclutamiento Robert Half y la ONG y Women In Management (WIM) indicó que la ambición de hombres y mujeres en tener cargos altos en las empresas chilenas es prácticamente idéntica. De hecho, en el rango etario de menos de 35 años, el 41% tanto de hombres como de mujeres (por separado) aspira a tener un cargo superior al ingresar a su trabajo.

La cifra no varía mucho a más edad. Entre el rango de 36 a 45 años, el 40% de ellos tiene dicha aspiración, la que en las mujeres sube a 42%. Incluso, si se toma el concepto en términos globales, la respuesta arroja 75% y 76% para hombres y mujeres respectivamente.

El tema no es menor si consideramos que, según datos del INE 2016, Las mujeres reciben 32% menos de ingresos que los hombres y los trabajos a los que suelen acceder se caracterizan por ser menos gratificantes y entregar menos oportunidades de control y uso de habilidades.

El estudio se basó en una encuesta representativa a cerca de 450 profesionales a nivel nacional, entre el 11 de abril y el 15 de mayo de 2018, con un error muestral de 1,5%. La base potencial del estudio corresponde al perfil de personas que ocupan las empresas de head hunting para buscar nuevas oportunidades laborales. La investigación indagó en los motivos que detienen a las mujeres para llegar a posiciones directivas de empresas, tomando en cuenta tres dimensiones que -de acuerdo con la revisión bibliográfica- "son relevantes para explicar la subrepresentación de mujeres en puestos de toma de decisión", según indica el informe. Estas son: Ambiciones y expectativas, Estereotipos de liderazgo y Comportamientos.

"Nos dimos cuenta de que las mujeres, independiente de su condición familiar, sí están interesadas en ocupar altos cargos. El problema se produce porque las empresas y ellas no creen en sus propios méritos, no las toman en cuenta ni las valoran. Algo que es completamente diferente en los hombres y que tenemos que aprender a hacer", comenta Valentina Suárez, cofundadora y directora de WIM.

De hecho, a la pregunta si les gustaría asumir más responsabilidades que las que ya tienen, el 75% de las mujeres sin hijos dijeron estar de acuerdo, cifra que llegó al 69% en las que tenían hijos, lo que no sugiere una gran diferencia.

A la hora de negociar…

Otras de las razones que arrojó el estudio de por qué las mujeres no logran alcanzar altos cargos al interior de las empresas es que ellas no tienden a negociar ascensos por iniciativa propia. Según la investigación, un 43% de los hombres ha negociado su cargo durante el último año, cifra bastante superior a sus pares femeninos, que solo alcanzan 31%.

Una de las explicación de este fenómeno es que las redes de profesionales o de networking de las mujeres están compuestas en su mayoría por profesionales masculinos. Esto se debe a que hay más hombres que mujeres participando de la fuerza de trabajo, situación que aumenta a medida que se asciende. "Así como las mujeres no están en la mesa de toma de decisiones, tampoco tienen una red que les permita apoyarse o recomendarse unas a otras. Es importante formar esos espacios y buscar una partner, mentora o socia que aconseje cómo desarrollar la carrera", explica la directora de Robert Half en Chile, Karina Pérez.

Comenta