No es solo en Chile: Precios de viviendas han aumentado el triple que los ingresos en países Ocde

Los retornos de la renta residencial se mantendrían en 4,5-5% en 2020 y bajarían en el largo plazo.

Los retornos de la renta residencial se mantendrían en 4,5-5% en 2020 y bajarían en el largo plazo.

El informe "Bajo Presión: la estrujada clase media" de la entidad internacional muestra que temas como la concentración de las oportunidades económicas en grandes áreas urbanas, ha empujado al alza estos precios.




La semana pasada, la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) alertaba sobre lo difícil que era para los chilenos acceder a una vivienda, ya que los precios de estas han subido mucho más que sus ingresos.

Sin embargo, esa situación no es propia solo de Chile, es más, es uno de los principales problemas que está teniendo la clase media.

El estudio "Bajo Presión: la estrujada clase media", de la Ocde, muestra que el precio de las viviendas ha crecido tres veces más rápido que la mediana de ingresos en los países miembros de la entidad en las últimas dos décadas.

Es más, el informe señala que cerca de un tercio de los ingresos disponible de los hogares en los países Ocde se ocupan para el pago de vivienda, mientras que en la década de 1990 era cerca de un cuarto.

La Ocde afirma que la vivienda "es más que solo un bien de consumo estándar, en muchos países ser clase media está tradicionalmente asociado con ser dueño de una vivienda, así que el aumento de los precios de las casas también dificulta la movilidad laboral a áreas urbanas más dinámicas". De esta forma, este escenario también genera problemas para el ascenso social, al hacer que las actuales y futuras generaciones sean menos capaces que sus padres de comprar una propiedad.

La organización calculó que, en 2015, en promedio se necesitaban 10,2 años de ingresos íntegros de una familia de clase media con dos hijos para comprar una vivienda de 60 metros cuadrados en las ciudades capitales de los países de la entidad, o en sus centros financieros. Esta cantidad de años es 50% mayor que en 1985 (6,8 años).

Con su propia metodología, la CChC indicó la semana pasada que en Chile el promedio actual es 7,8 años.

El alza en los precios de las viviendas también impacta en la posibilidad de ahorrar de la clase media, la que también se ha reducido en las últimas décadas.

Sobre inflación. En promedio, durante las últimas dos décadas el precio de las viviendas también ha subido por sobre la inflación. De hecho, según los datos de la Ocde, lo ha hecho al doble de velocidad. Solo en el período de la crisis subprime la brecha entre ambos indicadores se acotó, pero luego volvió a expandirse.

"Aunque los valores de los proyectos inmobiliarios son un factor muy relevante en el aumento del precio de las viviendas, cambios en las dinámicas de consumo también han contribuido. La cada vez mayor concentración de las oportunidades económicas y empleos mejor pagados atraen más gente a grandes áreas urbanas. Demandas por buenos servicios públicos y "gentrificación" ha también empujado a los hogares de clase media a segmentos más caros del mercado de la vivienda", explica la Ocde.

En este contexto, el investigador del Centro de Estudios Públicos (CEP), Slaven Razmilic, señala que "el alza de precios que vemos en Chile, y en Santiago en particular, no es algo atípico en el contexto de la Ocde, lo que, por cierto, no lo hace menos preocupante. Estamos siguiendo aceleradamente un patrón conocido: aumento de demanda por demografía, crecimiento del ingreso e inmigración; junto a restricciones normativas, mala planificación, y ahora, discutiendo soluciones de parche como los controles de precio".

Por esto, el experto puntualiza que "hay que perseverar en mecanismos para incrementar la oferta y hacerla asequible, sea esta pública, privada con incentivos y exigencias o apoyo directo a los hogares. Se debe actuar en distintos frentes".

Comenta