Oposición define propuesta de pensiones y la entregaría al gobierno la próxima semana

TEMATICAS PENSIONADOS

FOTOS: PATRICIO FUENTES Y./ LA TERCERA

Ayer en una reunión acordaron los puntos mínimos, por lo que este fin de semana ya podría haber un borrador del documento colectivo. Pedirán un 6% de cotización adicional.


Un avance importante concretó ayer la oposición en la reunión que sostuvieron por la mañana en la sede del Congreso en Santiago, la cual buscaba llegar a un acuerdo entre senadores y diputados respecto a la reforma previsional.

Allí establecieron los pisos mínimos que tendrá el documento que podría ser entregado al Ejecutivo tan pronto como la próxima semana, comenta el senador Juan Pablo Letelier (PS). Con ese objetivo en mente, el diputado Gabriel Silber (DC) dice que el plan es que este fin de semana haya un borrador del documento colectivo.

De todas maneras, el trabajo continuará el lunes por la mañana, con el objetivo de que el martes ya esté listo el texto final de los técnicos de oposición.

Los puntos mínimos

Ya hay varios consensos en la oposición, y uno de ellos, es que hay que regular más a la industria de las AFP. El senador Letelier explica que hay acuerdo en poner un límite o royalty a las utilidades de las AFP, y en que las administradoras se hagan cargo de la pérdida que sufren los fondos. "Estos dos temas se los planteamos nosotros a la ministra del Trabajo y agradecemos que lo haya acogido", dice.

También hay acuerdo en que hay que revisar la gobernanza de las AFP, "lo que pasa con los directores, directorios, el consejo de fiscalización de los dueños de los fondos, porque son las únicas empresas donde los dueños del capital no tienen la mayoría del directorio", argumenta.

Por otro lado, exigirán un 6% de cotización adicional con cargo al empleador, lo que se compara al 5% que hasta ahora ha propuesto el gobierno. "Lo que queremos es un sistema mixto donde existan beneficios definidos garantizados, con diferentes componentes: uno es el pilar financiado con recursos públicos donde está el pilar solidario, pero también hay que agregar el pilar básico universal garantizado", cuenta.

La idea sería que la totalidad del 6% vaya a un sistema de seguridad social, donde algunos recursos serían destinados para solidaridad, y otros para un fondo de ahorro colectivo, detalla Letelier. Eso sí, no quieren fijar qué porcentaje va a cada uno, pues va a depender de los beneficios definidos que se vayan a entregar y el costo que tengan.

En todo caso, esperan que ese beneficio se fije teniendo como base que "nadie puede tener en nuestro país un ingreso por debajo del nivel de pobreza", esto implicaría que la pensión sea equivalente al menos al sueldo mínimo. Para la clase media, buscarán asegurar que haya un piso para la tasa de reemplazo.

Uno de los nudos que el senador cree que podría surgir con el gobierno, es que la oposición espera que el 6% no vaya a cuentas individuales. "El aporte que hace el empleador al sistema son fondos que van a la seguridad social, por ende, no son de propiedad de los trabajadores, sino fondos donde los trabajadores van a tener derechos a beneficios definidos cuando jubilen", argumenta.

"Es evidente que en la transición, en los primeros quince años, el Estado tiene que ayudar. Esta es mí convicción porque no está terminado ese debate, pero yo diría que es una opinión mayoritaria", señala Letelier.

El senador cree que debe haber un aporte fiscal, porque si bien "probablemente en la primera etapa, del 6% un porcentaje más importante tiene que aplicarse a solidaridad (para ayudar a los actuales pensionados), no se puede pedir que la totalidad tenga que ir a reparto, porque eso perjudica a los que actualmente ingresan al mercado del trabajo y su fondo de capitalización colectiva va a quedar debilitado, por tanto, el Estado aquí tiene que hacerse parte".

Comenta