Otra startup chilena quiere ser unicornio: Buk cierra millonaria ronda de financiamiento y entre los inversionistas está el fundador de Rappi

La empresa recibió US$50 millones y logra la mayor valorización de una startup latinoamericana en la etapa de financiamiento Serie A.




Cuando el ecosistema de startup nacional estaba algo silencioso estas últimas semanas, llega un noticia desde Nueva York: la empresa chilena Buk acaba de recibir un aporte de capital por US$50 millones, alcanzando una cifra récord en una Serie A en la historia de las startups chilenas con respecto a inversión directa, y la mayor valorización en una latinoamericana, la que que asciende a US$417 millones.

Cabe recordar que la inversión serie A de Cornershop fue de US$6,7 millones la de NotCo de cerca de US$7 millones y la de Betterfly de US$17,5 millones. En cuanto a Xepelin, fue de US$230 millones, de los cuales US$200 millones fueron deuda y US$30 millones, equity (capital directo).

Con esto, se incorporan como accionistas de la firma el fondo de Venture Capital estadounidense Greenoaks, con sede en Silicon Valley, y el banco de inversión japonés Softbank, además de destacados fundadores de empresas unicornio como Rappi, Kavak, Konfio, GBM, Ualá y Brex.

Buk, fundada hace cuatro años por los chilenos Jaime Arrieta, Santiago Lira, Teresita Morán, Felipe Sateler y Ricardo Sateler, se define como una startup chilena de tecnología que ofrece un software en la nube que permite a las empresas gestionar en forma integral el área de personas, desde el pago de sus remuneraciones hasta el desarrollo profesional de sus colaboradores. Además, cuenta con herramientas como encuestas de clima, evaluaciones de desempeño y módulos de selección y reclutamiento, así como una empresa de control de asistencia. La firma define su propósito “Crear un lugar de trabajo más feliz”.

El CEO de Buk, Jaime Arrieta, destaca que “Buk siempre se ha desarrollado de forma orgánica, financiando su crecimiento con ingresos provenientes de sus ventas. Incluso hemos sido capaces de duplicarnos año a año. Sin embargo, los buenos resultados obtenidos y la oferta diferenciada, que nos distingue de la competencia por su integralidad, hicieron que fondos como Greenoaks y Softbank se acercaran a nosotros y quisieran invertir en Buk para potenciar su crecimiento”.

Esta startup se expandió a Colombia y Perú en 2019 y 2020, respectivamente, y ahora se encuentra abriendo sus operaciones en México. Cuenta con más de 4.000 clientes de diversas industrias en Latinoamérica, desde instituciones educacionales hasta bancos de inversión, cadenas de comida rápida, estudios de abogados, entre otros, y pagan más de 400 mil liquidaciones de sueldo mensuales en la región.

Dentro de los próximos 4 a 5 años, Buk apunta a crecer al menos en 10 veces su participación en todos los mercados donde está presente siguiendo la tendencia de los últimos años. Esto corresponde a procesar cerca de 4 millones de colaboradores mensuales. Sin ir más lejos, durante septiembre crecieron de manera exponencial todas sus unidades de negocio en comparación con el mes anterior, un 23% Perú, 20% en Colombia, 7% en Chile y un 48% en CTRL.

“Están bien preparados para seguir expandiéndose por América Latina y han logrado un crecimiento muy impresionante hasta ahora. Nos sentimos honrados de ser uno de los primeros inversores institucionales de la compañía”, comenta Juan Franck, Líder de Inversiones y Jefe de la Oficina de México de Softbank Latin America Fund (SBLA.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.