Paulina Yazigi, directora Bolsa Electrónica: “Vamos a ver una apertura confusa, volátil, pero esto será de largo aliento”

Paulina-Yazigi

Que se despejen incertidumbres es bienvenido por los inversionistas, dice Yazigi. Sobre la elección de constituyentes, considera que saber quiénes son y cómo piensan los independientes que resultaron electos será clave.




Gustavo Orellana

Un mercado volátil, con ruido, sobre todo en un primer momento, pero estabilizándose después. Una carrera de largo aliento. Eso es lo que cree que podría ocurrir a contar de este lunes en los mercados locales la directora de la Bolsa Electrónica, Paulina Yazigi. Respecto de los resultados de la elección de constituyentes, considera que saber quiénes son y cómo piensan todos los independientes que resultaron electos será un tema clave, como también la manera en que se desarrollará el proceso constituyente.

¿Cómo debieran leer los mercados mañana (hoy) esta elección?

-Es muy difícil. Vemos un número de independientes muy alto y es muy difícil saber qué implicancias podría tener. Hay una noción de que los independientes son más de centro o centroizquierda que de derecha. Entonces, probablemente el mercado lo tome al principio como algo negativo, pero es muy difícil tener algún tipo de noción de lo que va a ocurrir.

¿Qué mirada podría tener los inversionistas internacionales?

-Los extranjeros son muy respetuosos de la forma en que Chile lleva a cabo todos sus procesos. Y están confiados en que el proceso constituyente va a ser muy ordenado. Entonces, probablemente va a haber un impacto en la Bolsa en un principio o durante el día, pero no creo que de ahora en adelante la Bolsa vaya a tener un resultado negativo, porque ha recogido bastante el efecto.

¿Estaba internalizado este resultado, porque se esperaba que la centroderecha obtuviera al menos un tercio y eso no ocurrió?

-No del todo. El hecho de que Chile Vamos no llegue al tercio puede ser una noticia negativa para el mercado, pero no sabría decir cuál sería el impacto o cuán duradero será. Queda mucho camino por recorrer. Creo que vamos a ver una apertura confusa, volátil, pero esto será de largo aliento.

En algunas elecciones en Chile la Bolsa ha reaccionado nerviosa, pero después se ha ido estabilizando con el correr de los días. ¿Podríamos ver lo mismo acá?

-En todas las elecciones, presidenciales principalmente, no sé en las constituyentes. Si uno mira esos procesos, sobre todo cuando tiene posibilidades un candidato más extremo, la Bolsa cae muchísimo antes de las elecciones y, en la medida que pasan las elecciones, la Bolsa sube, independiente del resultado. Porque lo que el mercado celebra es que le saquen una variable de incertidumbre. Mientras más incertidumbre te saquen, es mejor para los mercados.

Eso también se vio, de cierta manera, pero con otros elementos como la pandemia...

-No es fácil decir si la Bolsa está barata o no. Puede verse por empresa o sector. Algo se ha recuperado este año, pero claramente las empresas chilenas habían tenido un castigo por todo el ruido local. Algunas se han recuperado, pero claramente hay un componente de incertidumbre para adelante. Cuando uno dice que está barata, la duda es respecto de qué. ¿Respecto de ratios precio-utilidad? Entonces, cuesta mucho decir si es barata o cara. Depende de muchas cosas.

La evolución del mercado durante el período de pandemia puede ser un indicador, es decir, si Chile se ha recuperado más que otros mercados...

-Depende si se mira desde cuándo, un año y medio, del año a la fecha, 12 meses, etc. Lo cierto es que la Bolsa chilena ha logrado hacer algo de catch-up con respecto al resto, pero pasa que América Latina ha estado bastante castigado y las bolsas del Asia emergente han logrado repuntar. Está difícil la situación para las compañías chilenas y como decía, tenemos un año o un año y medio por delante. Entremedio tenemos varias elecciones, incluidas las presidenciales, que son clave. Todo este ruido va a seguir golpeando a la Bolsa chilena. El ciclo alto de los commodities permite recuperar eso. Pero hay más elementos, como los retiros de las AFP, que ponen también un peso.

Esta elección parece no despejar la presidencial. ¿Ese factor también generará ruido?

-Yo creo que de alguna forma la composición, y el haber constatado que Chile Vamos no llega al tercio, te saca algo de incertidumbre. Genera otro escenario, algo más negativo para el sector privado. Pero con tanto independiente es difícil anticipar cómo va a terminar la Constitución en sus puntos clave.

En las materias de la Constitución, ¿qué preocupación manifiestan los inversionistas internacionales?

-Claramente, el tema del derecho de propiedad privada. Es un temazo. Otro tema que preocupa y que ha surgido más últimamente es el del Banco Central autónomo. Pero creo que eso genera menos preocupación, porque las encuestas muestran que entre los candidatos a constituyentes estaban a favor de mantener la autonomía. Y el tema de la provisión de los derechos sociales, que fue lo que motivó la búsqueda de una nueva Constitución, afecta al sector privado, porque la duda es cuánto le va a costar al Fisco. Entonces, o subes impuestos o tienes un Fisco súper endeudado que va a afectar las tasas y también el costo de endeudamiento para el sector privado. Ahora, a ciertos sectores les preocupa la minería, los derechos de agua, etc.

¿Que se endeude el Fisco es inevitable?

-Después de la pandemia todos los países han aumentado mucho su deuda. Pero más que el nivel de deuda-PIB, lo importante es qué tan rápido crece. Y la de Chile antes de la pandemia ya venía creciendo fuertemente. Podemos llegar al 50% de deuda en relación PIB fácilmente y ese no es un nivel que, en términos absolutos, sea preocupante. Muchas economías del mundo navegan con niveles más altos. Pero en Chile el ritmo del incremento es muy alto, no tenemos muchas posibilidades de crecer y si bien el cobre está subiendo, no se ven muchas formas de que aumente la recaudación. Tú hoy puedes emitir en distintas monedas, en Chile hay apetito por emisiones. Hay tasas bajas, etc. Todavía se puede acceder a eso. Pero no sabemos qué va a pasar en unos años más.

Y lo otro, es que hoy día gran parte de lo que le prestamos al Fisco son los mismos privados, a través del ahorro previsional. Y también me deja dudas sobre qué va a pasar con los fondos de pensiones, porque el 50% de los fondos está en renta fija local.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.