Piñera defiende cifras de la economía y ratifica Plan Araucanía

Enade 2018

El mandatario subrayó su compromiso de convertir a Chile en desarrollado antes del fin de la década y pidió no pasar de la euforia al pesimismo. "La economía se está recuperando", dijo.




Recibido entre aplausos y despedido entre aplausos fue la recepción que dio el empresariado en la Enade 2018 al Presidente Sebastián Piñera, en el primer encuentro con el gran empresariado de su segunda administración.

Frente a una masiva audiencia, que dejó algunas personas de pie en los pasillos, el mandatario revisó el escenario económico y ratificó los compromisos con los que asumió el mando.

En esa línea, señaló que "recibimos un mandato y una misión a asumir de que antes de que termine la década convertir a Chile en un país desarrollado" y que "nos toca liderar y ojalá con la misma forma ejemplar la segunda transición, la que nos va a permitir conquistar el desarrollo y derrotar la pobreza".

Frente a esa tarea, sin embargo, también llamó a tomar en cuenta el punto de partida de la economía, destacando el bajo crecimiento de los últimos 4 años, la caída de la inversión y la baja creación de empleos.

Piñera puso especial énfasis en la debilidad del mercado laboral e insistió en que "de octubre a octubre hemos creado 145 mil nuevos empleos, queremos llegar a una cifra cercana a los 600 mil en 4 años de gobierno" agregando que lo relevante es que "la mayoría de esos empleos son con contratos con seguridad social y seguro de desempleo y están basados en el crecimiento del sector asalariado privado y no por cuenta propia como ocurría antes".

Por lo mismo, llamó a no pasar de la depresión a la euforia porque "cuando uno exagera y cree que todo el mundo es Bilz y Pap se equivoca, pero cuando ve todo oscuro y negro también se equivoca: la economía está en pleno proceso de recuperación", destacando las medidas en las que está embarcado el gobierno como la modernización tributaria o la traída de vehículos eléctricos para el transporte público.

"Todas las reformas y modernizaciones que estamos haciendo en nuestro gobierno están pensadas en el mundo que viene, no en el que ya fue", por lo mismo dijo "es indispensable también impulsar una modernización de la legislación laboral, no para precarizar los derechos de los trabajadores" sino para "dar más libertad y flexibilidad a las relaciones laborales", aseveró (ver página 12).

La Araucanía

La agudización del conflicto mapuche por la muerte de Camilo Catrillanca no estuvo ausente del discurso presidencial. "Estamos perfectamente conscientes de los problemas que aquejan a La Araucanía y sabemos que nuestro gobierno no va a ser capaz de resolverlos todos, pero tenemos la firme voluntad de emprender la aventura de asumir, con coraje y valentía, para poder dar un salto adelante para que esa hermosa y valiosa región de Chile, inmensamente rica y tremendamente empobrecida, pueda también ser parte de este proyecto de desarrollo nacional".

Así, el mandatario ratificó el desarrollo del Plan Araucanía. "Hemos elaborado un plan que algunos creen que son antagónicos: un plan de desarrollo económico y social; el segundo es un nuevo trato con nuestros pueblos originarios; y el tercero, sin duda a lo que un gobierno nunca puede renunciar, mantener el orden público y la seguridad ciudadana. Y ese equilibrio no es fácil", subrayó.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.