Práctica, memoria y concentración, la estrategia para aprobar

Imagen Prueba

100 preguntas y dos horas separan a los postulantes del éxito en el cuestionario desarrollado por el Comité de Acreditación de Conocimientos en el Mercado de Valores (CAMV). Una evaluación que es necesaria para validar las aptitudes profesionales de corredores de bolsa y actores relacionados con el mundo de las finanzas, entre otros.




LA ACREDITACIÓN es un serio desafío para aquellos actores que desean integrarse al mercado de valores, pues deberán sueperar una prueba de 100 preguntas y dos horas. Es por este motivo que es clave la preparación para enfrentar el cuestionario desarrollado por el Comité de Acreditación de Conocimientos en el Mercado de Valores (CAMV). Práctica, memoria y concentración, están entre las claves para prepararse frente a esta instancia.

"El contenido es bastante voluminos o, por lo que es clave un entrenamiento especial para memorizar algunas cosas. Hay muchas leyes involucradas. Se trata, principalmente, de un examen de carácter jurídico o legal. Para los abogados pareciera ser un poco más sencillo, porque ya tienen un entrenamiento al respecto desde la universidad", afirma Verónica Román, coordinadora de la Academia Global UDD.

Es por este motivo que es fundamental la constancia, memoria y estudio. " Se necesita bastante concentración. Eso está relacionado con hacer muchos cuestionarios. Nuestra metodología se sustenta en base a la práctica. Además, nuestros cuestionarios tienen retroalimentación inmediata. Es decir, el postulante se equivoca al responder y de inmediato se genera una explicación. Se trata de un programa que está enlazado con las lecciones", explica Román.

El tiempo es otro aspecto clave, pues los postulantes se someterán a la presión y a la falta de este para responder el cuestionario. "El reloj es un factor fundamental, pues se trata de 100 preguntas que se deben contestar en dos horas y media. Esto pareciera ser mucho tiempo, pero no lo es. Hay que considerar que se tiene que leer bien la pregunta y entender bien dice, sobre todo si es normativo. Una coma puesta en otro lugar, puese significar algo totalmente distinto", manifiesta Román.

Y es que lo que está en juego no es menor. "Si no se acredita, esa persona no puede trabajar en el mercado de valores. La mayoría de las empresas opta por financiar a sus trabajadores, para que puedan acceder a estos programas", explica Paola Rosas, coordinadora a cargo de la Escuela de Negocios de la Universidad Técnica Federico Santa María.

Modalidad

El Comité de Acreditación eleboró seis tipos de exámenes de conocimientos, cada uno de ellos concordante con los diferentes perfiles o categorías funcionales que ha distinguido para acreditar. Estos son: Directivo; Directivo Comercial, Directivo General, Directivo Estudios, Operadores y Asesores y Ejecutivos.

De esta manera, los exámenes tienen dos componentes: uno general y otro específico. El primero está asociado a tres áreas del conocimiento: marco jurídico vigente, gestión de riesgos y conceptos económicos y financieros.

El organismo encargado de la administración de la prueba de acreditación de conocimientos en el mercado de Valores es la Universidad Técnica Federico Santa María. En tanto, la Escuela de Negocios de dicha entidad educacional también ofrece cátedras para prepararse para la prueba. "El curso que hace el director general es distinto al que realiza el ejecutivo. Estos se realizan de acuerdo a categoría del cargo de cada uno. Estos son seis cátedras. Además, hay uno que es una introducción al mercado de valores y otro que es un proceso simplificado, en el que se inscriben personas que están relacionadas con este mundo, pero que no toman decisiones", manifiesta Rosas.

Comenta