Proyectan crítico nivel para los embalses de generación en 2020 por la sequía

embalse-1132x670

En el último pronóstico de deshielo del Coordinador Eléctrico a marzo de 2020, estimó una probabilidad de excedencia del 91% en promedio, aunque las más afectadas, como Rapel, llegarán al 98%. Es decir, se espera un verano dentro del 2% más seco a nivel histórico en esa cuenca.




La sequía no ha dado tregua al país en los últimos años, en particular a la zona central. Durante la temporada 2019-2020 esto se ha mantenido y las estimaciones de los niveles que tendrán los embalses de la zona central durante el verano, que se utilizan para generación hidroeléctrica, son críticos.

Así lo refleja el último pronóstico de deshielo que realizó el Coordinador Eléctrico Nacional, y que contabiliza el período que va desde octubre de 2019 a marzo de 2020. Según ese estudio, en los embalses para generación eléctrica ubicados entre las regiones de Valparaíso y Biobío habrá una probabilidad de excedencia promedio del 91%, aunque en algunas zonas, como es el caso de Rapel, el valor escala a 98%.

Esto quiere decir que el 98% de las temporadas anteriores fue más húmeda que esta, lo que la ubica en el 2% de los períodos más secos desde que se tiene registro. En el caso de Rapel, en el mismo de los años pasado y antepasado la probabilidad de excedencia había sido del 87%.

La cuenca del Maule, donde se encuentran embalses como la Laguna del Maule o Colbún, también sufrirá las consecuencias de la sequía. De acuerdo con el pronóstico del Coordinador, la excedencia alcanzará el 94%, lo que es 19 puntos más que en el período anterior.

Más al sur, la situación varía favorablemente, aunque sigue en niveles críticos. En las zonas de Laja y Ralco (Biobío), los niveles de excedencia serán menores que en el mismo período del año anterior. En el caso de Laja, se alcanzará una cifra del 78%, 5 puntos menos que en 2018/2019, mientras que en Ralco se llegará al 78%, cuatro puntos por debajo que en la temporada previa.

Desde el Coordinador Eléctrico sostuvieron que los estudios que elaboraron confirman que hasta marzo del próximo año, que es cuando se constata el nivel más bajo de deshielos, se observan condiciones secas desde la cuenca del Río Maule al Norte. En tanto, desde la cuenca del Río Laja hacia el Sur, las condiciones serán medias a secas.

En tanto, en la cuenca del Río Aconcagua la situación es más deficitaria, batiendo los récords históricos. Así lo sostuvo el presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, Claudio Seebach. Sin embargo, se trata de una cuenca de menor relevancia para el sistema para efectos de generación eléctrica, en comparación con Laja, Maule o Ralco.

Como podría suponerse, la causa de estos bajos niveles de deshielo está en la poca nieve caída en la alta cordillera, que es el principal abastecedor de estos embalses para generar energía.

Sistema cubierto

A pesar de que la situación en las cuencas es así de negativa, el Coordinador Eléctrico descarta una falta de abastecimiento o riesgos para el sistema.

Desde esa entidad indicaron que "tenemos una matriz de generación diversa y robusta". Agregaron que hasta la fecha, el Sistema Eléctrico Nacional dispone de un total de 551 centrales de generación en condiciones de operar, de las cuales 161 son hidroeléctricas (6.822 MW), 181 termoeléctricas (13.531 MW), 172 solares (2.711 MW), 36 eólicas (2.157 MW) y 1 geotérmica (44 MW).

El presidente ejecutivo de Generadoras de Chile, indicó que las condiciones de transmisión, las proyecciones de demanda eléctrica, la disponibilidad de centrales de generación, así como el nivel de precio de los combustible para los próximos meses, dan señales de tranquilidad.

"El Coordinador entregó un plan de generación que optimiza el uso de recursos para optimizar el uso de los recursos, para obtener una operación segura y de menor costo total", comentaron desde esa entidad.

Al respecto, agregó que es esperable que, junto con el máximo de aprovechamiento de la generación solar y eólica, se haga un mayor uso de la energía almacenada a la fecha en embalses.

Por último, sostuvo que el volumen de recursos hídricos acumulado al 30 de septiembre en los embalses más relevantes del sistema totalizó 3.221 millones de metros cúbicos, "lo que representa sólo el 59% del volumen habitualmente almacenado en esta fecha".

Comenta