Quién es Gonzalo Guerrero, el más probable nuevo presidente de SQM

Gonzalo Guerrero,actual director de SQM.

El abogado Gonzalo Guerrero Yamamoto (49 años), director de SQM desde 2016, es el más seguro sucesor de Alberto Salas en la presidencia de la empresa chilena hoy más valiosa en Bolsa. Exdirector de Integramédica -que fundó y vendió su padre-, Vanstrust y Palestino, también estuvo junto a Julio Ponce en Oro Blanco. En SQM lo elige la japonesa Kowa y el último año ha destinado su tiempo a acercar la firma a las comunidades del salar de Atacama. Y sabe que uno de los desafíos de SQM es cambiar la mala imagen de la compañía. “Estamos en permanente superación de eso”, ha dicho.


Podría ser el cuarto presidente de SQM tras el ciclo de treinta años que encabezó Julio Ponce Lerou y que terminó en 2015, a raíz de los casos de financiamiento irregular de la política. A Julio Ponce lo sucedieron el empresario Juan Antonio Guzmán, primero; su hermano Eugenio Ponce Lerou, después; y desde 2018 el expresidente de la CPC, Alberto Salas, cuyo nombre fue convenido con la Corfo como parte de los acuerdos que renovaron los derechos de SQM sobre el litio a cambio de un mayor pago al Fisco y modificaciones a su gobierno corporativo. Salas ya no integrará el directorio y Pampa Calichera, el grupo con más poder en SQM, controlado por Ponce, tiene libertad para proponer y elegir a su sucesor. Y el nombre que más probabilidades tiene es el de Gonzalo Guerrero Yamamoto, quien postula por la japonesa Kowa, un histórico aliado de Ponce. Si se ratifica a fines de abril, Guerrero será el quinto presidente de SQM desde 1987. Y dirigirá la empresa que hoy tiene la mayor valorización bursátil del mercado, con más de US$ 23 mil millones.

SQM tiene elección de directorio el 26 de abril y hay nueve candidatos para ocho cupos. Pero hay siete que ya están prácticamente elegidos: los siete candidatos de la estratégica serie A. Los accionistas que postulan a sus candidatos tienen por sí solos las acciones suficientes para elegirlos. Calichera, el grupo de Julio Ponce, repostula a Patricio Contesse Fica y el exministro Hernán Büchi, además de la enfermera Gina Ocqueteau. Tianqi, por su parte, elegirá al australiano Ashley Ozols, la excorresponsal en jefe de la agencia Xinhua en Latinoamérica Dang Qi y el chileno Antonio Schneider. El séptimo director será Gonzalo Guerrero, por Kowa. Y el octavo, electo por la serie B, será el único donde habrá competencia, entre el exministro Laurence Golborne, quien cuenta con una amplia ventaja entre los ADR, y el ex CEO de Moneda Asset, Antonio Gil, candidato de las AFP.

Hasta marzo pasado, el presidente de SQM debía ser Alberto Salas, un director independiente. Así lo convinieron en 2018 Corfo y Pampa Calichera, una obligación que ya venció y que le permite ahora al principal accionista de SQM votar discrecionalmente por el líder de la compañía. El cargo de presidente es relevante. Según los estatutos de la empresa, en caso de empate en las discusiones de directorio, el presidente tiene un rol dirimente que ya antes se ha utilizado.

El grupo Pampa tenía una disyuntiva para elegir al sucesor de Salas. Aunque Patricio Contesse Fica, hoy vicepresidente de la compañía, era una opción para ese cargo, su cercanía histórica con Julio Ponce podría sumar un pasivo a la empresa, sobre todo con un gobierno de signo diferente a los anteriores, hostil con la presencia privada en el negocio del litio. Contesse, brazo derecho del expresidente de SQM, es hijo del exgerente general del igual nombre que acompañó a Ponce hasta 2015. La misma incomodidad con las nuevas autoridades podría ocurrir con Büchi, exministro de Hacienda en años de Augusto Pinochet. Y, por último, Ocqueteau llega recién a la empresa y, por eso mismo, se descartó para el puesto.

Dada la relevancia del cargo, Pampa prefiere a alguien conocido y que tenga cercanía con el grupo. Y Guerrero la tiene.

Un exdirector de las cascadas

Gonzalo Guerrero, abogado de la Universidad de Chile, lleva seis en SQM. Llegó en 2016, tras la reorganización de la mesa de la compañía tras el fatídico 2015. Su trayectoria empresarial es nutrida: fue fiscal y director suplente por más de siete años de Integramédica, la red de centros médicos que fundó y en 2010 vendieron su padre, Francisco Guerrero Novoa, y sus socios en varias decenas de millones de dólares. También ha sido director de Asfaltos Chilenos durante 8 años, Vantrust Capital Asset Management y el club deportivo Palestino.

Pero su cercanía con Ponce proviene de más atrás. Entre mayo de 2013 y abril 2016 fue director de Oro Blanco, uno de los eslabones de las cascadas que terminan en SQM. En ese período coincidió con el propio Julio Ponce, quien era presidente de Oro Blanco, su hermano Luis Eugenio y su hija Francisca Ponce. Guerrero participó en las cascadas en el agitado período que medió entre el caso cascadas y el descubrimiento de los pagos políticos. Su currículum exhibe otra conexión con Ponce: Guerrero fue socio entre 2004 y 2007 de Calderón y Compañía, el bufete dirigido por su suegro, el abogado Darío Calderón, uno de los mejores amigos de Julio Ponce.

Desde su cargo como director de SQM, Guerrero asumió un encargo especial del directorio: estrechar los vínculos de la empresa con las comunidades aledañas al salar de Atacama, donde SQM concentra sus principales operaciones. Guerrero, quien en la firma integra el comité de Salud, Seguridad y Medio Ambiente, ha organizado conversatorios con autoridades y dirigentes locales a los que han sido invitados directores de la minera y ha participado en diálogos virtuales realizados a través del canal local Lickan TV. En su primer capítulo de una serie llamada “Conversaciones con Soqui”, Guerrero dijo provenir de una familia que no era de gran fortuna y haber estudiado en un colegio subvencionado. Según quienes han coincidido con él, tiene habilidades para esa encomienda: es afable, de buen trato, un gran conversador que suele generar empatía en sus contrapartes. Por esa razón, creen quienes lo conocen, en el ejercicio del derecho desarrolló una veta como mediador y componedor de conflictos.

Como estudiante, políticamente fue cercano a Renovación Nacional: fue vicepresidente de los secundarios en la campaña de Hernán Büchi, con quien hoy comparte directorio, y en la universidad presidió el frente universitario de RN y fue candidato a presidente del centro de alumnos. Tiene un hermano, Xavier, un discípulo de Alejandro Jodorowsky, que dejó la ingeniería industrial, a riesgo de ser desheredado, para dedicarse al cine.

En el programa online de Lickan TV, Guerrero también ha asumido las heridas de los escándalos pasados de SQM, una mala imagen que la empresa ratificó en una asesoría que encargó, hace pocos años, a McKinsey. En septiembre de 2021, en un diálogo con el alcalde de San Pedro, Justo Zuleta, Guerrero dijo: “El gran responsable de que hoy desconfíen de nosotros somos nosotros mismos. Tenemos situaciones en el pasado que han enturbiado nuestra imagen. Estamos en permanente superación de eso. Estamos tranquilos con nuestro pasado. Pero para que la gente nos crea, tenemos que demostrar con hechos eso”, sinceró.

La condición de director de SQM es una de las más rentables del mercado chileno. En 2021, por ejemplo, por pagos fijos y variables y comités, Guerrero recibió como remuneración bruta de $ 303 millones. En 2020 fueron $ 384 millones. El año pasado, sin embargo, obtuvo un poco más. Según la memoria 2021 de SQM, Guerrero acordó con la sociedad un “contrato de consultoría” que no detalla razones ni montos. Pero fue el directorio el que acordó remunerar la labor de Guerrero con las comunidades del norte, a propuesta del gerente general, Ricardo Ramos. El cargo de presidente de SQM, sin embargo, es el mejor pagado. En 2021, Alberto Salas obtuvo $ 480 millones y un año antes, $ 706 millones.

Guerrero representa a Kowa, una empresa japonesa que fue aliada histórica de Ponce: durante años tuvieron un pacto de actuación conjunta que debieron deshacer formalmente por mandato de Corfo. Hijo de Jessica Yamamoto, ha dicho que su apellido materno facilitó su acercamiento a Kowa.

Si todo resulta según lo planeado, a fines de abril será el nuevo presidente de SQM. El cargo empresarial más alto que tendrá en diciembre, cuando cumpla 50 años

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El hallazgo se produjo en el Lago Tagua Tagua, sector por el cual los Gomphotheres, parientes extintos del elefante moderno, que vagaban hace miles de años.