Reforma Tributaria: Pymes intensifican contacto con la oposición y Hacienda pide acelerar votación

pymes ok

Discrepancias en las fechas de votación para la idea de legislar el proyecto de Modernización Tributaria. Y un nuevo flanco de conflicto con los gremios pyme, que rechazan llevar contabilidad completa, agitan las aguas del debate que vivirá semanas claves antes de que termine el año legislativo.




Semanas definitorias enfrenta el proyecto de Modernización Tributaria que impulsa el Ejecutivo, despejado ya el camino de la contingencia del Presupuesto 2019 y del reajuste del Sector Público, que obligaron a dejar en pausa la discusión.

Definitorias no solo por las fechas de votación de la reforma, sino también por las negociaciones fuera del Congreso, pero que involucran a quienes serán protagonistas de la discusión.

En términos de fechas, según el presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Pablo Lorenzini (DC), instancia donde está radicada la iniciativa, Hacienda pidió que se votara el 8 de enero. "Para mí eso significa que quieren que se rechace la idea de legislar y así se los dije", detalla, quien adelanta el cronograma que tiene planeado para el texto legal.

"Mi plan es votar la idea de legislar a fines de enero y lo que hemos comentado con la mesa de la Cámara y lo plantearemos a la comisión, es que si se aprueba la idea de legislar, no seguir con la discusión en particular, si no ir a la Sala para que también vote la idea de legislar. Si se aprueba, seguimos en particular, si se rechaza, hasta ahí queda", plantea.

Asevera que "mi idea es que cuando Daniel Nuñez (diputado PC) asuma en marzo la presidencia de la comisión reciba el proyecto para discusión en particular o bien, que el tema esté zanjado, si es que se rechaza".

¿La rebelión de las pymes?

El escenario hasta ahora sigue abierto, pese a que desde el Ejecutivo han señalado estar dispuestos a acoger propuestas. Las dudas respecto a la potencial recaudación de la boleta electrónica, estimada por Hacienda en poco más de US$1.000 millones; lo que se dejará de recaudar por la reintegración del sistema, previsto en torno a US$800 millones; la discrepancia sobre los cambios a la Norma General Antielusión y las atribuciones del SII, han estado sobre la mesa como los nudos de la iniciativa.

Sin embargo, en las últimas semanas se sumó una más, que va directo al corazón comunicacional de la reforma: las pymes.

La cláusula propyme del Ejecutivo propone la integración total en base a retiros efectivos y contabilidad completa para contribuyentes de hasta 50 mil UF al que las pymes quedarán adscritas no bien se apruebe la ley, con tasa de 25% y un régimen especial de tributación para las mipyme a partir de un promedio de rentabilidad.

Lo que Hacienda no esperaba era la resistencia que generaría ese diseño: Conapyme, Conupia y Unapyme han sostenido una intensa ronda de reuniones con todos los partidos a objeto de plantearles sus objeciones y lograr una masa crítica de apoyo que impulse a Hacienda a lograr un acuerdo antes de que se vote la idea de legislar.

El abogado Carlos Boada, que asesora a Conapyme (gremio que tiene una estrecha llegada con la Confederación de la Producción y del Comercio, CPC) señala que "hemos sostenido conversaciones con todos los partidos políticos y particularmente con las comisiones tributarias de la Democracia Cristiana y el Partido Socialista" y que sus puntos principales apuntan a que se perfeccione el sistema que hoy existe del 14 ter, que permite llevar contabilidad simplificada y no seguir adelante con las disposiciones de la Cláusula Pyme. "Estamos pidiendo que se respete el acuerdo de 2014, en que todas las pymes iba a tener un régimen simple de pagar los impuestos" ya no hasta las 50 mil UF, sino que hasta las 100 mil, cuestionando, además, la prerrogativa que se le da al SII para que proponga a los contribuyentes la tributación a partir de un promedio de rentabilidades.

Para Boada, esta disposición "lo que hace es tomar un universo y determinar cuál es el promedio simple con lo cual los más chicos se ven perjudicados y los más grandes del segmento se ven beneficiados".

Este mensaje es reforzado por Marcos Carter, presidente de Conapyme quien planteó que "vamos a insistir en nuestra demanda histórica la cual consiste en que las mipyme con ventas hasta 100 mil UF puedan acceder al régimen especial del 14 ter", además, insistir en "que todas las pymes puedan llevar contabilidad simplificada".

En principio, los planteamientos están recibiendo respaldo. Desde la comisión tributaria de la DC, sostienen como "de absoluta lógica lo que están planteando", y que junto con los planteamientos ya conocidos, este tema se pondrá sobre la mesa, mientras que el ex tesorero Hernán Frigolett de la comisión tributaria del PS reconoce contactos con todos los gremios pyme "para buscar un frente común".

¿Cómo se ve desde los expertos? El abogado tributario Juan Pablo Cabello advierte que "debiera aprobarse la idea de legislar. Es una opinión transversal que el sistema de impuesto a la renta chileno es de sumo complejo y engorroso, por lo que se requieren medidas urgentes", sin perjuicio de que la discusión tributaria, está todavía lejos de zanjarse.

Comenta