CMPC y BioElements: los ganadores de los premios de innovación de PwC explican su modelo

Ganadores del premio PwC Chile 2021 explicando sus visión.

Los ganadores de 9na versión del Premio PwC Chile Innovación 2021, Francisco García Huidobro, gerente general de Cartulinas CMPC, y José Ignacio Parada socio de la empresa BioElements, manifiestan sus impresiones respecto a la innovación en Chile, y la importancia que tiene para ellos ser los galardonados.




PULSO fue tras las impresiones de los representantes de CMPC y BioElements que ganaron los premio PwC Chile Innovación 2021.

Francisco García Huidobro, gerente general de Cartulinas CMPC, indica que la innovación pasó a formar parte de cada uno de los desafíos más importantes de CMPC.

¿Qué significa para CMPC participar en los Premios PWC?

Es importante para nosotros poder dar a conocer nuestros productos y procesos innovadores, además de poder acercarnos a las distintas necesidades que existen en el mercado respecto al packaging, por lo que el solo hecho de concursar es muy valioso. Ganar es un reconocimiento importantísimo que valoramos mucho, que motiva a nuestros equipos y nos empuja a seguir investigando y creando nuevos productos y soluciones.

¿Cuál ha sido la práctica que ha permitido que CMPC se convierta en una de las empresas más innovadoras del país?

La innovación es un pilar fundamental para la empresa incluso en la estrategia de negocios. El proceso innovador además es parte de nuestras metas corporativas. A modo de ejemplo, 20% de los objetivos de desarrollo sostenible deben lograrse mediante tecnología innovadora, así como un porcentaje de las ventas deben venir de nuevos productos, negocios o modelos de negocio. Adicionalmente se ha potenciado las áreas de innovación con dependencia directa a la gerencia general y se ha incentivado la innovación incorporando a todos los niveles de la organización. Esto significa que es un esfuerzo global de la compañía en su día a día.

¿Crees que la pandemia ha afectado a la innovación nacional?

Para nada, de hecho, cuando el entorno cambia pueden surgir procesos creativos interesantes y eso es lo que ha sucedido. El hecho de cambiar nuestras rutinas hace que veamos necesidades donde quizás antes no las había y abre un espacio grande de investigación.


Empresa emergente

José Ignacio Parada, CEO y Cofundador de Bioelements, comenta sus impresiones acerca de esta premiación y además narra las circunstancias que le permiten día a día continuar con el perfeccionamiento de sus productos.

¿Qué significa para Bioelements participar en los Premios PWC?

Es un honor y un tremendo reconocimiento para Bioelements el haber recibido este premio. Hay varias razones para ello. La primera, es que se trata de un reconocimiento a siete años de trabajo arduo de un equipo que está absolutamente comprometido con ser un aporte desde Chile para el mundo en la solución real del problema del cambio climático de la mano de la innovación. Pero por otro lado, las empresas que recibieron este premio antes que nosotros: Betterfly y NotCo, se convirtieron en los grandes referentes de crecimiento y propósito desde Chile para el mundo. Por eso mismo, es un aire de energía a todo el equipo – que además tiene un fuerte componente femenino-, de confirmar que realmente estamos haciendo las cosas bien, y vamos por buen camino y que realmente estamos siendo un aporte en la economía circular, buscando con nuestro producto una prosperidad sostenible, favoreciendo la pluralidad y la cooperación.

¿Cuál ha sido la practica que ha permitido que Bioelements se convierta en una de las empresas más innovadoras del país?

Pienso que uno de los puntos más relevantes es la constante inversión en Innovación y Desarrollo que desde los inicios nos ha caracterizado, y que nos ha permitido que nuestra resina, denominada Bio-E8, desarrollada por nuestro equipo de I+D+I, vaya desarrollando bolsas, films y otros productos rígidos, entre otros elementos, que puedan incorporarse a un ciclo natural luego de sus primeros usos, perdiendo su masa en la naturaleza y evitando su acumulación en basurales, vertederos u otros espacios.

Otro punto clave es que hemos sido muy responsables en que se generen las certificaciones adecuadas para ello, aliándonos con instituciones nacionales e internacionales que avalan la efectividad de nuestros bioproductos, trabajando de la mano con universidades y certificándonos con corporaciones tan relevantes como lo es Sistema B.

¿Muchas veces se asocia la innovación sólo con la academia? ¿De qué forma podemos sacarla de ese ámbito?

La búsqueda de soluciones a problemas reales de las personas es una gran forma de llevar la innovación desde la academia a la vida. Nosotros en Bioelements vimos un problema real y transformamos patrones contaminantes en soluciones amigables para el ecosistema, junto con brotar innovación en industrias y sectores tradicionales que no solían incorporarla en sus procedimientos. Así fue como llegamos a las empresas y a los ciudadanos, no solo en Chile, sino también en Perú, Colombia, México, Brasil y Estados Unidos.

Para ambos empresarios, la premiación es un estímulo para sus equipos que día a día transitan el camino del servicio, a través de la entrega de productos sustentables, y de innovación.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.