Reserva Federal eleva la tasa de interés por cuarta vez consecutiva y discurso con señales de más alzas impacta a los mercados

fed

Si en un principio las bolsas iban al alza por una lectura más optimista respecto a la evolución de las alzas, tras el discurso del presidente de la Fed -en el que aseguró que se llegaría a un nivel más alto que el esperado- los mercados en EE.UU. se desplomaron. El Dow Jones terminó con una baja de 1,55%, y el Nasdaq cedió 3,36%.


Tal como esperaba el mercado la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subió las tasas de interés por cuarta vez este año, aunque el mensaje de su presidente en una conferencia de prensa dio vuelta los principales mercados del mundo tras un alza inicial.

El banco central estadounidense decidió este miércoles elevar las tasas de interés en 75 puntos básicos a un rango de entre 3,75% y 4%, su mayor nivel desde principios de 2008.

Con esto, la Reserva Federal aumentó tres cuartos de punto porcentual en su lucha contra el peor aumento de la inflación en 40 años, pero señaló que las alzas futuras de los costos de los préstamos se realizarán en pasos más pequeños, para valorar el endurecimiento acumulado de la política monetaria.

En una segunda redacción, el comunicado de política monetaria tomó nota del impacto aún en evolución que ha tenido el rápido ritmo de subidas de tasas de la Fed, y el deseo de afinar la tasa de fondos federales en un nivel suficientemente restrictivo para devolver la inflación al 2% en el tiempo.

“Los aumentos continuos en el rango objetivo serán apropiados”, dijo el banco central estadounidense.

Si bien no descartaron ninguna decisión futura, los funcionarios dijeron que “al determinar el ritmo de los futuros aumentos del rango objetivo, el Comité (Federal de Mercado Abierto) tendrá en cuenta el endurecimiento acumulado de la política monetaria, los desfases con los que la política monetaria afecta a la actividad económica y a la inflación, y la evolución económica y financiera”.

El comunicado de la Fed dijo que los funcionarios permanecieron muy atentos a los riesgos de inflación lo que abre las puertas a nuevas alzas.

Si bien los mercados cerraron mixtos, lo cierto es que las lecturas del mensaje por parte de los inversionistas fue lenta. Así, mientras en Chile la Bolsa de Santiago cerró con un alza de 0,02%, en EEUU el Dow Jones terminó con una baja de 1,55%, y el Nasdaq se desplomó 3,36%.

Y la chilena no fue la única plaza de la región que logró, al menos, mantenerse. El Bovespa de Brasil se empinó 0,77% y el IPC de México se elevó 1,89%.

Pero mientras el IPSA cerró plano, el tipo de cambio si se acopló a la tendencia internacional. Así, mientras el dollar index, que mide la cotización de la divisa frente a una canasta de seis monedas, retrocedía 0,24% a 111,07 puntos al cierre de esta edición, la moneda estadounidense terminó las operaciones en nuestro país en $943 frente a los $944,7 del cierre del viernes.

Según Guillermo Araya, gerente de Estudios de Renta4, la decisión de la Reserva Federal no alcanzó a tener efecto sobre el mercado local, “aunque debemos destacar que inicialmente el mercado de EEUU había recibido de buena manera el comunicado, con alzas en sus principales índices en torno al 1% o más, sin embargo, en la posterior conferencia de prensa a partir de las 15:30 horas dichos índices cayeron abruptamente e incluso el S&P 500 bajó un 2,5%”.

De hecho, Araya apunta que “en la conferencia de prensa se reiteró que le Fed sería tan dura como fuera necesario en futuras alzas de tasas, mientras en el comunicado se había señalado que se consideraría el efecto “acumulado” de las alzas de tasas, lo que implicaba cierto ablandamiento”.

Y es que en la conferencia, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo que las tasas de interés podrían alcanzar niveles más altos de lo que se pensaba, aunque los funcionarios podrían comenzar a desacelerar el ritmo de los aumentos ya en su reunión de diciembre.

Según Powell, “los datos recibidos desde nuestra última reunión sugieren que el nivel final de las tasas de interés será más alto de lo que se esperaba”.

Con todo, Powell dijo que sería apropiado reducir el ritmo de los aumentos “en algún momento”, y agregó que “ese momento está llegando y puede llegar ya en la próxima reunión o la siguiente. No se ha tomado ninguna decisión”, señaló, al tiempo que subrayó que “todavía tenemos algunas vías” antes de que las tasas sean lo suficientemente estrictas.

En la reunión de septiembre, la mediana de las estimaciones de los responsables de la política monetaria situaba el tipo máximo de los fondos federales entre el 4,5% y el 4,75% el próximo año. Los mercados de futuros de tasas implican ahora un 50/50 de probabilidades de que las tasas suban al 5% o más el próximo año.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Fue encontrada tallada en la pared de un foso de 10 metros de ancho en la Ciudad Vieja de Jerusalén.