Roberto Izikson: “La elección de Marcel y Costa puede traducirse en un claro mensaje para reforzar la importancia de la autonomía del Banco Central”

izikson-e1493403898444-820x500 (1)

El socio y gerente de Asuntos Públicos y Estudios Cuantitativos de Cadem destaca la alta presencia de economistas entre los personajes más influyentes, por sobre los empresarios tradicionales y nuevos emprendedores. “Esta encuesta demuestra que los técnicos son aún agentes respetados y bien considerados”, asegura.




Para el socio y gerente de Asuntos Públicos y Estudios Cuantitativos de Cadem, Roberto Izikson, el resultado de la encuesta a líderes de opinión refleja que los personajes más influyentes de este momento en el país están marcados por el alto perfil mediático. Su análisis también destaca la alta presencia de economistas por sobre los empresarios y nuevos emprendedores. “Esta encuesta demuestra que los técnicos son aún agentes respetados y bien considerados”, sostiene.

¿Cuál es su análisis general del resultado de los 10 personajes más influyentes de los negocios y la economía en hombres y mujeres?

En términos generales vemos que son personajes que aparecen habitualmente en la agenda, que ocupan cargos relevantes, que hacen noticia y varios incluso tienen presencia asegurada en medios de comunicación con sus columnas de opinión. No son personajes de bajo perfil, a excepción de Roberto Angelini, presidente de Empresas Copec, en el caso de los hombres, y de Heike Paulmann, la nueva presidenta de Cencosud, en el caso de las mujeres, que ha construido su liderazgo de manera sigilosa. Lo que llama la atención es que aparezcan economistas que forman parte de los comandos presidenciales. En su caso han tenido mucha visibilidad durante los últimos meses, pero probablemente en un año no electoral, no habrían estado dentro de los 10 primeros lugares. También destacaría que en ambos casos hay más economistas que empresarios. Así, en el caso de los hombres está el presidente del Banco Central y dos expresidentes del ente rector, está el ministro de Hacienda y un exministro de esa misma cartera. Y en el caso de las mujeres hay una consejera del Banco Central en primer lugar, varias economistas, la expresidenta de un gremio, la presidenta de la Asociación de AFP y dos asesoras de presidenciables.

¿Nos dice algo en particular que el y la más influyentes sean el presidente y una consejera del Banco Central?

Durante los últimos meses Mario Marcel ha estado en el ojo del huracán. Recordemos que hizo un crudo diagnóstico en la Comisión de Constitución del Senado sobre las consecuencias de un eventual cuarto retiro de fondos de pensiones.

Luego anunció que el ente rector subiría 125 puntos base la tasa de política monetaria, la mayor alza en 20 años. Antes que eso recibió por la revista económica LatinFinance el premio al mejor banquero central de la región. Y por último, fue ratificado en la presidencia del Banco Central por los próximos cuatro años. Creo que este ha sido, sin duda, el año de Marcel.

Por otro lado, Rosanna Costa es una economista de destacada trayectoria, que para muchos era la favorita para suceder a Marcel en el Banco Central.

Pero junto con sus méritos, creo que no es casualidad que ocupen los primeros lugares en un momento en que la autonomía del Banco Central ha estado en el centro de la discusión, mientras se está redactando una nueva Constitución que podría amenazar precisamente esa independencia. Entonces, la elección de Marcel y Rosanna Costa en los primeros lugares puede traducirse en un claro mensaje para reforzar la importancia de la autonomía del Banco Central.

¿Por qué el protagonismo de los economistas tanto en hombres como mujeres? ¿Eso desmiente un poco que haya decaído el peso de los técnicos o ese divorcio es solo entre políticos y técnicos?

Se supone que es estos últimos dos años la opinión de los técnicos o economistas serios no ha tenido tanto peso y se toman decisiones basadas principalmente en el termómetro político.

Esa tesis se ha esbozado bastante en este año electoral. Pero pese a eso, esta encuesta demuestra que los técnicos son aún agentes respetados y bien considerados.

Y el hecho de que destaca el sector empresarial más tradicional, ¿por qué? ¿Qué pasa con los emprendedores?

Creo que eso ocurre por un tema de visibilidad. Hay startups y emprendedores muy relevantes, sin duda, pero como esto pasa por un proceso de conocimiento y recordación, todavía no están tan presentes en la retina de la gente como el empresariado más tradicional.

¿Estos resultados son extrapolables al público general o sólo corresponden a la mirada de la élite?

Esta encuesta se realiza en un segmento de la población y los resultados reflejan la opinión de ese segmento específico. Sin embargo, creo que en el caso de Mario Marcel, que ha tenido tanta visibilidad este año, o de Andrónico Luksic, que siempre ocupa las primeras posiciones, coincidirían con la opinión del público general.

¿Cómo se explica que entre los 10 hombres más influyentes esté el expresidente de la Sofofa, Bernardo Larraín Matte, y no el actual, Richard von Appen?

Creo que Richard von Appen no lleva tanto tiempo al frente del gremio y que probablemente en una nueva medición sí aparezca más arriba en el ranking. Junto con eso, él ha impulsado la idea de que el gremio no se debe inmiscuir en políticas públicas que no le atañen directamente al empresariado y por eso se ha mantenido al margen de lo político y del debate público, mientras que el primero sí participaba activamente en la discusión pública. Esa mayor presencia puede haber influido en los resultados.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.