Se funde motor económico chino y podría contraerse hasta 6% en el primer trimestre

An employee wearing a face mask works on a car seat assembly line at Yanfeng Adient factory in Shanghai, China, as the country is hit by an outbreak of a new coronavirus, February 24, 2020. REUTERS/Aly Song

Analistas advierten que la economía del primer socio comercial de Chile se seguirá viendo afectada por coronavirus, particularmente en sus exportaciones por la expansión de la epidemia en EEUU y Europa.


La proyección de 5,9% para el crecimiento de China en el primer trimestre quedó sepultada hace rato y parecen correr el mismo destino las que se presentaron a poco andar la emergencia por coronavirus. El consenso de mercado de 5,5%, compilado por Bloomberg ya luce poco convincente, luego que el gigante asiático informara este lunes contracciones de 13,5% en la producción industrial, 20,5% en las ventas minoristas y 24,5% en inversión en activos fijos, los primeros descensos en los respectivos registros, que quedan ampliamente por debajo de las expectativas de bajas que variaban entre una caída de 2% y 4% para cada indicador.

Goldman Sachs, que ya presentaba una postura bastante pesimista, hoy avanzó por ese camino. “La última vez que ajustamos nuestras previsiones del PIB real fue del 2,5% interanual para el primer trimestre del 25 de febrero (…) Las cifras de hoy sugieren claramente un crecimiento significativamente negativo en el primer trimestre de año en año”, se lee en un reporte dado a conocer la jornada de hoy en la oficina Hong Kong.

En una línea similar, Zhang Yi, economista jefe de Zhonghai Shengrong Capital Management, sostiene que “a juzgar por los datos, el impacto de la actividad económica de China por la epidemia de coronavirus es mayor que la crisis financiera mundial”. Consultado por Reuters destacó que “estos datos sugieren que una pequeña contracción en la economía del primer trimestre es un evento de alta probabilidad”.

La firma financiera Macquarie se atrevió a ponerle número a las estimaciones de contracción, apuntando a una caída del PIB chino de 6%. De esta manera, aunque anticipan un “rebote sin precedentes” para marzo, sostienen que “dada la gran caída en el 1T, es extremadamente difícil para China crecer un 5%, sin mencionar el 6% este año”.

Este pronóstico puede resultar optimista, considerando que la economista de la Universidad de Harvard, Carmen Reinhart, señaló que este fin de semana que el PIB de los chinos podría caer hasta 2% en 2020. De acuerdo a su análisis, es difícil que la actividad recupere el ritmo que mostraba previo a la emergencia.

En Macquarie explican en una nota dirigida a sus clientes, en la rápida extensión del virus en Europa, Estados Unidos y otras partes del mundo, una caída en la demanda de exportaciones chinas prolongará el daño a las empresas y a la economía. Es así como el shock de la oferta y la demanda de China podría exacerbarse si el virus desencadena una recesión global y perjudica la demanda externa.

En tanto, para Estados Unidos también han empeorado los pronósticos. El mismo Goldman Sachs rebajó a cero su estimación para el primer trimestre y una contracción de 5% en el segundo. En función de aquello, rebajaron desde 1,2% a 0,4% su previsión para el conjunto del año.


Comenta