Secretario general del Fondo de Adaptación al Cambio Climático: "Los bonos verdes aún no tienen como objetivo la adaptación al cambio climático"

Imagen Mikko

Además, Mikko Ollikainen dice que "en general, creo que ha habido un cambio importante en los últimos 10 años, especialmente en cómo las grandes compañías y sus operaciones impactan en el cambio climático".




Estuvo menos de 24 horas en Chile y su destino no sólo fue Santiago, sino las localidades de Marchigüe y Litueche, en la Región de O'Higgins. Se trata de Mikko Ollikainen, secretario general del Fondo de Adaptación al Cambio Climático, entidad creada en 2007 por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), principal entidad organizadora de las COP.

Este finlandés, que anteriormente estuvo en la Unidad de Financiamiento de Carbono del Banco Mundial, se trasladó a esas localidades rurales para ver in situ el proyecto "Mejoramiento de resiliencia al cambio climático de la pequeña agricultura en la Región de O'Higgins", que fue firmado en 2016 por los Ministerios de Medio Ambiente, Agricultura y la Agencia Chilena de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AGCID). La iniciativa fue financiada en US$10 millones por este fondo en un plazo de 4 años. Su propósito es aumentar la capacidad de resiliencia de las comunidades rurales agrícolas en el secano costero en ocho comunas: Litueche, Marchigüe, Pichilemu, La Estrella, Pumanque, Paredones, Lolol y Navidad.

Ollikainen explica desde el principio la importancia de entender el término "adaptación. "La temperatura global sigue subiendo y las actividades del ser humano siguen produciendo problemas a pesar de las acciones de mitigación. Se ha tratado de parar de diferentes formas, como con el aumento de energías limpias, transporte eléctrico, reforestación y otra serie de proyectos y acciones de mitigación. Pero ahora hay que preocuparse también de la adaptación", dice.

¿Esto requiere también un cambio económico?

- Podemos hacer muchas cosas, pero continuará cambiando el clima, lo que tendrá varios impactos en los sistemas meteorológicos, en la gente y sus vidas, por lo tanto, en vez de hacer como que no existe, las personas y las economías tienen que cambiar algunas cosas en su sistema de vida, en la infraestructura, en todo. Un buen ejemplo de adaptación se está dando los sectores agrícolas y de sanitarias.

¿Pero qué sectores económicos no entienden (o no quieren entender) la importancia de la adaptación?

- No estoy extremadamente familiarizado con los sectores económicos en Latinoamérica, pero en general, creo que ha habido un cambio importante en los últimos 10 años, especialmente en cómo las grandes compañías y sus operaciones impactan en el cambio climático. Estas empresas lo entienden, especialmente las que tienen relación con el agua o la extracción de recursos naturales. Creo que, en general, está creciendo el entendimiento, pero no es suficiente. Hay sectores que aún no lo entienden. Además, es muy típico que las grandes empresas tengan intereses económicos.

¿De qué forma esa conciencia en el sector privado ayuda a un mayor interés por los bonos y fondos verdes?

-Los bonos verdes son muy apropiados para financiar actividades más sustentables, pero aún no tienen como objetivo la adaptación al cambio climático, ellos podrían tener grandes posibilidades en ese aspecto.

¿Cuáles deberían ser los grandes resultados de la COP 25 en Chile?

-Por años, los países acordaron en París seguir cierto pasos para los gobiernos. Pero ahora, esos programas se tienen que llevar a la acción y el Presidente de Chile ha dicho que la COP es justamente una acción por el clima. Ahora necesitamos hechos. El acuerdo debe estar en la línea de cómo resolver esto, movilizando recursos para crear proyectos de mitigación y adaptación.

Comenta