Seis firmas chilenas son parte del ranking de las empresas familiares más grandes del mundo y tres suben en el listado

Antarchile, CMPC y Quiñenco subieron en el listado elaborado por EY. Mientras que Cencosud y S.A.C.I. Falabella se mantuvieron igual que en la medición de 2021. Agrosuper descendió 11 puestos.


Seis grupos económicos chilenos figuran entre las 500 firmas familiares más grandes del mundo, que generaron, en 2022, US$8,02 billones en ingresos, un 10% más que en 2021, según reportó un estudio bianual hecho por EY y la Universidad de St. Gallen publicado en Family Business Index 2023 según un comunicado.

De las compañías chilenas son tres las que subieron en el ranking debido a alzas en sus ingresos; Antarchile, ligada a la familia Angelini (68), que en 2021 se encontraba en el puesto 86; Quiñenco (227), vinculada a la familia Luksic, que en la medición anterior estaba número 237 y CMPC, controlada por la familia Matte (288), en 2021 figuraba posicionada en el 311. Mientras que Cencosud (115), relacionada a la familia Paulmann, y S.A.C.I. Falabella, ligada a la familia Solari, (119) se mantuvieron igual que en la medición de 2021. Agrosuper, cuyos dueños son la familia Vial, descendió 11 puestos llegando al lugar 444.

Según el socio líder de Family Business de EY, Pablo Greiber “una de las diferencias principales entre una empresa familiar y una no familiar es la capacidad agilidad y rapidez de las empresas familiares para adaptarse al cambio. Esta característica se ha manifestado especialmente en estos tiempos de menor crecimiento económico, coletazos de la pandemia covid, conflictos bélicos internacionales y ambiente de incertidumbre, demostrando la resiliencia y fortaleza que han tenido para no solo sobrevivir, sino también para seguir creciendo”.

Las 500 empresas familiares más grandes del mundo a la economía mundial tienen una contribución significativa que, si fueran una economía nacional, serían la tercera más grande del club de las 19 “economías del trillón de dólares” que existen en el mundo, después de EE.UU. y China, según el indicador de EY y Universidad de St. Gallen.

El Fondo Monetario Internacional (FMI), indicó que la economía mundial creció un 6 % en 2021 y se prevé que crezca un 3,2% en 2022 y un 2,7% en 2023. Esto significa que las compañías familiares han estado creciendo casi al doble de la tasa de las economías avanzadas y alrededor de una vez y media la tasa de las economías de mercados emergentes y en desarrollo. Entre ellas, las 500 empresas del índice emplean a 24,52 millones de personas, un 1,4 % más que en 2021, y están distribuidas en 47 jurisdicciones distintas.

Las top mundiales

Los primeros tres lugares las lideran firmas estadounidenses; WalMart Inc (1), Berkshire Hathaway Inc (2) y Cargill Inc (3). Le sigue Schwarz Group (4) que proviene de Alemania y en el quinto lugar se ubica Ford Motor Company de Estados Unidos.

Por otro lado, Europa tiene una fuerte tradición de empresas familiares, impulsada por Alemania, el segundo mayor contribuyente al ranking en relación con el número de empresas (78), ingresos combinados de US$1,13 billones y número de empleados (3,35 millones). Los germanos siguen siendo la base de casi un tercio (31%) de las empresas familiares más grandes de Europa, Oriente Próxima, India y África (EMEIA).

La primera latinoamericana que aparece en el ranking es la brasileña JBS S.A., de la familia Batista, en el lugar 17. En Sudamérica solo aparecen registros de 11 empresas familiares de Brasil, 1 de Colombia y 1 de Argentina.

Más de la mitad (50,4%) de las empresas de la medición radican en EMEIA. Sus ingresos combinados se elevan a US$3,46 billones, el 43,2% del valor total del indicador.

India entró por primera vez en el ranking entre las 10 empresas familiares más grandes. El país es el cuarto mayor contribuyente a esta medición en términos de ingresos combinados de sus empresas (US$365 mil millones).

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Entre las ruinas de un edificio de Jindires, los rescatistas encontraron a la bebé bajo escombros, todavía unida por el cordón umbilical de su madre fallecida.