Seis firmas iniciaron en mayo reorganizaciones de deuda. Aluden al virus y crisis social

Enjoy Santiago

Compañías del rubro minero, retail, forestal y casinos, afectadas por problemas de liquidez y menores ventas, optaron por reestructurar sus deudas. Encabeza el listado la operadora de casinos Enjoy.




La salud financiera de las empresas es una más de las preocupaciones que por estos días acapara la atención de las autoridades, en medio de la crisis económica más compleja en décadas. Esta semana se conoció que, durante mayo, las solicitudes de quiebras de las compañías complicadas con el actual escenario aumentaron 11%, con 140 empresas sometidas a procesos de liquidación.

Sin embargo, hubo otras seis firmas de diversos rubros que optaron por solicitar la reorganización de sus deudas y así evitar una eventual quiebra.

Una de ellas es Minera Tres Valles, empresa de mediana minería de cobre que opera en la Región de Coquimbo, perteneciente a la canadiense Sprott Resource Holding y al grupo local Vecchiola. La firma atravesó problemas de liquidez en octubre de 2019, debido a que las líneas de crédito para financiamiento de corto plazo se cerraron o disminuyeron de manera significativa. A esto sumó los efectos del Covid-19, y especialmente un oficio emitido por la Municipalidad de Salamanca que solicitó el cierre temporal de las operaciones, además de la caída en el precio del cobre.

Enjoy es otra compañía que recientemente inició un proceso de reorganización judicial. La empresa afirmó que los efectos del estallido social de 2019, y luego la actual crisis sanitaria, hicieron que se limitara totalmente el flujo de caja necesario para mantener la operación. Y es que a raíz de la pandemia la Superintendencia de Casinos de Juego (SCJ) ordenó cerrar sus casinos por un tiempo indeterminado. Asimismo, la industria del turismo, hotelería y gastronomía estuvieron entre las más afectadas por el estallido social.

Negocio de vestuario

En mayo, Modella Group -que maneja marcas como Trial, Perry Ellis, entre otras-, también activó la reorganización judicial para reprogramar las deudas de dos firmas relacionadas: Comercializadora de Vestuarios S.A. encargada de confeccionar, importar y distribuir el vestuario, y Boutiques & Corners S.A, que gestiona la red de tiendas.

En 2019, la firma vivió por primera vez en su historia una caída en las ventas del 8,6% y una pérdida operacional. Debido al estallido social los locales vendieron 25% menos durante el último trimestre del año pasado, siendo ese período el de mayor venta y generación de caja para todo el retail. Asimismo, en marzo se sumó el cierre de tiendas en medio de la crisis sanitaria.

También integra el listado Luxury Shoes Chile, empresa que representa la marca de calzado estadounidense Naturalizer. Según relata la empresa, el estallido social significó una baja importante en las ventas, con lo que la cadena de pagos se vio drásticamente afectada. Al igual que en los casos anteriores, la crisis sanitaria generó el cierre de las tiendas en la Región Metropolitana y Quinta Región, como también todos los puntos de venta.

La sexta compañía que también inició un procedimiento concursal de reorganización es Forestal Selva Valdiviana. La empresa reportó al tribunal pasivos por $1.244 millones.

Comenta