Supermercados, la categoría más resiliente del retail en un año de retrocesos

Supermercado Super 10

Las tres empresas que divulgan estados financieros reportaron alzas nominales en sus ventas. SMU crece 15,9% entre enero y septiembre, Cencosud lo hace 12,3% y Tottus solo 2,6%. El mix de productos ha sido la clave: la resistencia de la categoría alimentos beneficia más a unos que a otros. También sus diversos formatos. Aquello se refleja en ventas, márgenes y flujos de caja diferentes. Esta es la radiografía del sector.


El retail tiene en 2022 dos caras. Un segmento con un abrupto aterrizaje, sobre todo en el tercer trimestre, por dos razones: un menor consumo derivado de una economía en desaceleración y una altísima base de comparación -el tercer trimestre de 2021-, cuando los retiros y los IFE llevaron la liquidez de los consumidores a su peak. Ese cambio afectó, sobre todo, a las tiendas por departamento.

En la otra cara, el supermercadismo se presenta como el segmento más resiliente, con alzas en ventas y flujos de caja positivos. Pero no fue el mismo panorama para todos. Y por lo mismo: la mayor concentración en el segmento alimentos marca diferencias.

La industria de los supermercados tiene cuatro actores, pero solo tres entregan estados financieros públicos. Uno de los mayores actores, Walmart, no está registrado en la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

Los otros son una cadena de “giro único” y dos actores que pertenecen a holding que integran casi todas las categorías del retail.

El mayor en ventas es Cencosud, que opera 250 locales, con las marcas Jumbo y Santa Isabel, y suma 618 mil metros cuadrados de superficie de venta. El 66% de sus locales en Chile es arrendado.

Le sigue SMU, con 379 locales en Chile y 470 mil metros cuadrados, a los que suma otros 28 establecimientos en Perú. En Chile, la inmensa mayoría es arrendado. SMU es controlado por el grupo Saieh, dueño también de Copesa, que edita La Tercera y Pulso.

El último es Tottus, filial de Falabella, con 72 locales y 210 mil metros cuadrados.

Los tres, paradójicamente, también compiten en Perú. Pero allá los órdenes de magnitud son diferentes: Tottus lidera con 88 locales y 282 mil metros cuadrados, seguido por Cencosud, con 75 ubicaciones y 233 mil metros cuadrados, mientras SMU tiene 28 locales y 19 mil metros cuadrados. Son las cifras últimas, a septiembre de 2022.

Pero en Chile, el tamaño no se iguala a crecimiento de ventas, márgenes brutos y Ebitda. Esta es la radiografía del año que siguió a dos años de pandemia.

Ventas

Lo reportó Cencosud en sus balances a septiembre, al analizar sus negocios en Chile, uno de los seis mercados donde opera el grupo de Horst Paulmann. “Supermercados continúa demostrando resiliencia y sólidos crecimientos en venta”, analizó el grupo a septiembre, con aumentos de doble dígito. En el negocio de supermercados en Chile, Cencosud elevó sus ingresos en 10,1% en el tercer trimestre, hasta US$ 1.220 millones. La variación mejora a 12,3% si se considera todo el año hasta ahora.

En el caso de SMU, sus ingresos trimestrales crecieron 13,9% en Chile, hasta sumar US$ 737 millones entre julio y septiembre, y 15,8% en los primeros nueve meses, más que el promedio de la industria, la que, según el Instituto Nacional de Estadísticas, avanza 9,6% en 2022. Aquello, sin embargo, es en cifras nominales, igual que los reportes financieros. En términos reales, al considerar la inflación, las ventas de supermercados caen 4% a septiembre en la Región Metropolitana. Pero la categoría cae mucho menos que otras. Según el departamento de estudios de la Cámara Nacional de Comercio, CNC, a octubre la línea tradicional de supermercados -perecibles y abarrotes- desciende 5,7% real en el año; vestuario retrocede 7,9%; calzado, -13,4%; artefactos eléctricos baja 17%, y muebles, -21,5%.

Bernardita Silva, gerente de estudios de la CNC.

Bernardita Silva, gerente de estudios de la CNC, dice que “supermercados cae menos que otras categorías porque, por un lado, no enfrenta bases de comparación tan altas y, por otro, porque muchas de sus categorías son bienes de primera necesidad”. Sin embargo, alerta que la mayor presión inflacionaria en alimentos y el golpe en el poder adquisitivo de los hogares llevó a una baja real de 10,4% en el tercer trimestre.

Tanto Cencosud como SMU señalan que sus cuotas de mercado subieron. Cencosud afirma que el alza de 9,1% en sus ventas same stores sales (que compara la venta de las mismas tiendas físicas en dos períodos), SSS, se explica por una ganancia en participación de mercado -de unos 200 puntos básicos versus 2021, lo que refleja “aumentos significativos en Santa Isabel”. La marca Jumbo opera principalmente hipermercados, los que tienen una mayor presencia de artículos non foods, los que más han caído. Y mientras en Cencosud los perecibles crecieron por sobre la inflación, aquello fue contrarrestado por una caída en las ventas de categorías como vestuario y hogar.

SMU, en cambio, tiene una mayor concentración en alimentos: el 98% de sus ventas proviene de ese segmento. El ticket promedio siguió bajando, reportó SMU, pero se mantuvo sobre los niveles históricos. Además, la composición de sus formatos permitió una mejor performance. Mientras el segmento minorista Unimarc -donde opera 284 tiendas en Chile- creció 7,5% en el tercer trimestre, la categoría mayoristas -con 95 locales Mayorista 10, Alvi y Super 10, que tienen precios más económicos- avanzó un robusto 32,3%. “La estrategia multiformato, con foco en alimentos, de la compañía, le ha permitido ganar participación de mercado”, resumió SMU en sus balances. A junio, SMU reportaba el 17,3% de participación.

“El consumidor ha restringido sus compras, reemplazando productos por otros de menor valor y ha buscado también otros canales de precios más bajos”, opina Silva, de la CNC.

De los tres actores que divulgan cifras, Falabella tuvo el crecimiento más modesto en el tercer trimestre: Tottus Chile avanzó 2,6%, hasta US$ 267 millones. La cifra fue casi la misma en los nueve meses de 2022: 2,7%. En la categoría SSS, las ventas de Tottus cayeron 1,5%. Es que en la red de locales de Tottus predominan los hipermercados, donde más del 20% de sus ventas puede provenir de non foods como electrónica y vestuario. Para Falabella, su negocio de supermercados en Perú superó al de Chile: avanzó 18% en el tercer cuarto del año y totalizó US$ 330 millones.

En total, las tres empresas facturaron unos US$ 6.345 millones al cierre de septiembre, 12% nominal más que en 2021.

Los márgenes

El margen bruto de un negocio es la diferencia entre los ingresos y los costos. En el caso de SMU, llegó a 29,2% en el tercer trimestre, versus 29% de un año antes. En nueve meses, baja levemente desde 29,5% a 29,3%, por el crecimiento de los formatos económicos. La cifra de SMU S.A. incluye su negocio en Perú, pero es marginal: Chile aporta el 99,7% del Ebitda de la empresa. En SMU, el negocio mayorista tiene menores márgenes (21,7% en el tercer trimestre) que la categoría minorista de los locales Unimarc, que llegó al 32,8%, según se desprende de los balances de SMU. Sin embargo, la operación mayorista tiene gastos más bajos.

En cambio, el margen bruto de Cencosud se redujo a 25,7% en el tercer trimestre de 2022 (desde 28,5% en igual lapso de 2021) y el de Tottus descendió a 23,9% (desde 27,8% hace un año). Es decir, ambas empresas resignaron entre tres y cuatro puntos de margen operacional en el último año. En aquella variación podría haber incidido la baja de ventas de la categoría non foods que reportan los hipermercados, que tiene mayores márgenes que los productos alimenticios, cree un experto.

La baja del margen bruto de Cencosud fue explicada por la empresa por varias razones: mayores actividades promocionales; el alza del tipo de cambio, lo que afecta sus productos importados, y las presiones inflacionarias, las que “no se logran traspasar completamente a precio final”.

También hubo bruscas variaciones en el flujo de caja de cada empresa. SMU elevó su Ebitda en 13,2% en el tercer trimestre de 2022; mientras en el rubro supermercadista de Cencosud bajó en 13,8% y el de Tottus cayó 67%. Así cambiaron de un año a otro.

Pero Cencosud lidera en el monto total. Su Ebitda del tercer trimestre llegó a $ 146.738 millones (US$ 152 millones), con un margen sobre ingresos de 12,5%. La cifra en el tercer cuarto de 2021 era de 16%. En tanto, SMU consiguió $ 69.420 millones de Ebitda trimestral, con un margen de 9,6% sobre ventas; mientras Tottus reportó tan solo $ 6.557 millones, con un margen de 2,6%, versus el 8% que anotó hace un año. Pero con una diferencia: los holdings del retail contabilizan los costos de estructura -como oficinas y otros servicios de apoyo- en su matriz, fuera del negocio de supermercados. SMU lo incorpora en sus balances.

En la última línea, SMU S.A. ganó $ 100 mil millones a septiembre. Falabella perdió, según sus estados financieros, $ 11.599 millones en segmento supermercados en Chile. Cencosud no informa ese detalle.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Chieko Asawaka, líder de este proyecto, perdió la visión por completo a los 14 años, lo que la motivó a crear el dispositivo que utiliza inteligencia artificial..