Telefónica elige a Morgan Stanley para liderar revisión de su negocio en América Latina

telefonica-reutrers-1023x573

La escisión del negocio en América Latina, excepto Brasil, en una unidad independiente fue una de las cinco medidas incluidas en el plan de acción anunciado por el presidente ejecutivo de Telefónica.




Telefónica ha seleccionado a Morgan Stanley como la entidad encargada de liderar la revisión de sus actividades en América Latina, después de que a finales de 2019 el grupo de telecomunicaciones constituyera la nueva filial Telefónica Hispanoamérica, que engloba todos sus negocios en la región, excepto Brasil, para impulsar el valor de estos activos.

Según ha adelantado 'Bloomberg' citando fuentes conocedoras, el banco de inversión estadounidense estudiará las distintas opciones para las actividades de la operadora en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela, como alianzas con otras compañías o ventas de activos. Desde Telefónica han rehusado comentar esta información.

La escisión del negocio en América Latina, excepto Brasil, en una unidad independiente fue una de las cinco medidas incluidas en el plan de acción anunciado por el presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, el pasado 27 de noviembre.

La separación de todo su negocio en América Latina busca dotar a esta unidad de "mayor agilidad y autonomía" en la gestión y proporcionar mayor independencia a las operaciones locales, para poner el foco en maximizar el crecimiento y el valor de la región.

Así, las operaciones de Hispanoamérica pasan a gestionarse como una unidad autónoma, con un equipo regional específico y dedicado que se va a enfocar en buscar nuevos modelos y alternativas que maximicen el valor de las operadoras de la región, atrayendo inversores y potenciales sinergias con otros agentes del mercado, entre otras opciones.

En la presentación del plan, Álvarez-Pallete señaló que "todas las opciones están abiertas" para su negocio en Latinoamérica, incluidas alianzas, combinaciones o acuerdos con otras compañías con el objetivo de que estas filiales sean más fuertes y la compañía siga siendo "dueña de su propio destino".

Comenta