Trabajadores con suspensión laboral se acercan a 600 mil, pero aumento semanal es el menor desde que hay ley

Durante la última semana de mayo se sumaron 36.842 nuevos trabajadores a ese sistema.




Al 31 de mayo, 591.844 trabajadores se acogieron a la Ley de Protección al Empleo, que suspende temporalmente sus contratos de trabajo, pero manteniendo el vínculo laboral con sus empleadores.

De acuerdo a los datos de la Superintendencia de Pensiones, desde que comenzó a regir la ley, ha habido un total de 692.085 solicitudes, de las cuales 99.038 han sido rechazadas por motivos administrativos o no cumplir los requisitos, mientras otras 1.203 están en trámite.

Este total de solicitudes corresponden a 96.220 empresas que hicieron el trámite durante estos meses, de las cuales 76,6% corresponden a microempresas (entre 1 y 9 trabajadores), 18,6% a pequeñas (entre 10 y 49), 3,4% a medianas (entre 50 y 199) y 1,2% a grandes (200 trabajadores o más). Sin embargo, como ha sido habitual desde la promulgación de la ley, las empresas más grandes son las que han puesto un mayor número de trabajadores en suspensión de contrato, con 181.532, es decir, el 31%. Esto, debido a que esas empresas concentran casi la mitad del empleo asalariado del país. De hecho, ese número de trabajadores de grandes empresas con contratos suspendidos corresponden a sólo el 8,4% de la dotación total de estas firmas.

Distinto es el caso de las microempresas, que han suspendido 158.757 trabajadores, equivalentes al 26,8% del total de suspendidos y que, a su vez, corresponden al 28% del universo de empleados de estas firmas, es decir, casi un tercio.

Por sectores, las suspensiones son lideradas por el Comercio, con el 23,5% del total, seguido por la Construcción y Hoteles y Restaurantes, cada uno con el 18,7%.

Desaceleración

El número de trabajadores que se han acogido a esta ley ha ido disminuyendo con el paso de las semanas.

Entre el 22 y el 31 de mayo se sumaron 36.842 trabajadores al sistema de suspensión de contrato, la cifra semanal más baja desde que comenzó a regir la ley, a mediados de abril. Esto, aunque el número total es de casi 600 mil trabajadores inscritos, lo corresponde a solo el 13,5% de los trabajadores asalariados formales, de acuerdo a los datos del seguro de cesantía.

Según el investigador de ClapesUC, Juan Bravo, es muy temprano aún para indicar que se está marcando una tendencia. “Habría que ver las siguientes semanas, porque es un proceso permanente, hay empresas que quizás no se han acogido aún, porque están tratando de resistir, pero pueden verse en la necesidad de hacerlo más adelante. Mientras no esté controlada esta primera ola de contagios es difícil asegurar que estemos llegando al peak de trabajadores acogidos a la ley”, sostuvo.

Comenta