Tráfico aéreo logra récord en 2019 pese a crisis social pero cierra con la menor alza desde 2015

Imagen Aeropuerto 84

En 2019 más de 26 millones de personas fueron transportadas, un 6,3% más que en 2018. El tráfico en rutas domésticas se recuperó en diciembre tras la crisis social, sin embargo, el internacional cayó 7,4% dicho mes.




Pese a que en medio de la crisis social, que se detonó el 18 de octubre pasado, la industria aérea sufrió inéditas caídas en el tráfico, el balance anual fue positivo. Esto, porque se logró una nueva cifra histórica de pasajeros.

Durante 2019 más de 26 millones de personas fueron transportados en vuelos nacionales e internacionales, lo que representa un crecimiento de 6,3% comparado con 2018. Sin embargo, es la menor alza en cuatro años.

El nuevo máximo alcanzado se dio pese a que en noviembre y octubre el tráfico de pasajeros cayó 6% y 8,6%, respectivamente, debido a las cancelaciones de vuelos producidas durante los primeros días del estallido social y a un descenso de la actividad turística en el país, mientras que en diciembre, si bien la baja fue menor, el flujo descendió 1,8%.

La caída en diciembre se debe, principalmente, al tráfico internacional, que bajó 7,4% ese mes. El tráfico nacional logró recuperarse dicho mes, con un alza de 2,3%, versus la caída de 7,2% en noviembre.

Desde 2016 que el tráfico de pasajeros en el país crecía a doble dígito, debido principalmente al auge del transporte en rutas domésticas, impulsado por la llegada de aerolíneas low cost, que a su vez, desató una fuerte guerra de precios entre las aerolíneas.

De hecho, según los datos de Junta de Aeronáutica Civil (JAC), el tráfico doméstico creció 11,3% durante el año pasado en relación al 2018, mientras que el internacional se mantuvo plano, aumentando solo 0,2%. Actualmente, las rutas nacionales representan el 57,4% de los pasajeros transportados.

La ruta Santiago-Calama, fue la que movió la mayor cantidad de pasajeros a nivel nacional, 2 millones durante el año pasado, 13% más que en 2018. Mantuvo la misma participación de mercado que el año anterior, de 13%.

En el caso de Santiago-Antofagasta, la segunda ruta preferida de los viajeros, que transportó 1,8 millones de pasajeros en 2019, cerró con una participación del 12%. El tráfico en esta ruta aumentó 5% el año pasado.

A nivel internacional, por segundo año consecutivo, la ruta más frecuentada fue Lima, con 1,7 millones de pasajeros, seguida por Buenos Aires, con 1,6 millones de viajeros y Sao Paulo, con 1,3 millones de personas. Estas tres rutas representan más del 43% del mercado.

El tráfico de pasajeros en la ruta Santiago-Sao Paulo cayó 8% en 2019, mientras que el de Santiago-Buenos Aires se mantuvo plano. Los pasajeros en la ruta Santiago-Mendoza, por ejemplo, bajaron 20%, al tiempo que los de Santiago-Córdoba, un 33%. En general, las rutas hacia ciudades de Argentina fueron las que más disminuyeron la cantidad de pasajeros.

"El indicador aumentó en millón y medio de pasajeros adicionales. Esto da cuenta de una industria dinámica", dijo la ministra de Transportes, Gloria Hutt, respecto al balance 2019.

Juan José Tohá, director de Asuntos Corporativos de Latam, también destacó que 2019 haya sido "otro año histórico para la aviación comercial en Chile". La directora comercial de Sky, Carmen Gloria Serrat, por su parte, sostuvo que las cifras reflejan "lo relevante que ha sido la introducción del modelo low cost en esta tarea".

Entre 2010 y 2018, el indicador de viajes por habitante se duplicó para Chile, logrando convertirse en el país con el indicador más alto de Sudamérica. Hoy es de 1,4 viajes por habitantes.

Comenta