Tras retiro del 10% de las AFP empresas de cobranza afirman que morosos han vuelto a pagar deudas

Desde una de estas firmas señalan que en los últimos días el pago de deudas aumentó 20%. Otra compañía detalla que además de subir la recaudación, hubo un alza en la tasa de compromisos de pagos para inicios de septiembre. Eso sí, en pymes no se ve un cambio de tendencia transversal.




El retiro del 10% de los fondos de pensiones inundó la economía de dinero, y ha ido a parar a distintos lugares. Uno de sus destinos ha sido el pago de deudas, en momentos en que el número de deudores morosos subió en 375.723 personas al comparar junio de este año con el mismo mes de 2019, llegando a 4.959.145 personas, según el XXIX Informe de Deuda Morosa que elaboran la Universidad San Sebastián y Equifax.

Esto significa un alza de 8,2%, su mayor incremento anual al menos desde 2016, si se comparan cifras de junio.

Pero, se ve un aumento en el pago de deudas en agosto por parte de las personas, según advierten las firmas de cobranza. Roberto Vivanco, socio y gerente administrador de Ciclo Group, firma que realiza cobranza en todas las etapas de morosidad, y que tiene como clientes al sector salud, servicios, retail, e inmobiliario (como Red de Salud UC Christus, Philips, y Colliers); señala que “hasta el momento vemos que en agosto existe un aumento en la recaudación de cuentas por cobrar, sobre todo en los pagos totales”.

Es más, el ejecutivo de la empresa que hace cobro de facturas y a personas naturales, agrega que también “hubo un alza en la tasa de compromisos de pago para la primera quincena de septiembre. Los propios clientes le comentan a nuestros ejecutivos que contarán con dinero para pagar la deuda gracias a los pago del retiro del 10% de las AFP”.

Deuda de las personas que se declaran en quiebra sigue al alza y ya bordea los $ 30 millones
Número de personas morosas en abril registra la mayor alza al menos desde el estallido social: hubo 120 mil nuevos
Número de morosos registró su mayor alza en un año al menos desde 2016, pero entre abril y junio el crecimiento se desaceleró

Por su parte, Alberto Gerszencvich, CFO de Remesa SpA, cuenta que “con el acceso de los ciudadanos al 10% de los fondos de las AFP, muchos empezaron a pagar. En nuestro caso, el pago de deudas aumentó 20% en los últimos días. Seguramente muchos pagarán sus deudas, pero la cifra de morosos solo bajaría en 100 mil aproximadamente, porque el endeudamiento en nuestro país es muy alto”.

Gerszencvich detalla que en Remesa realizan cobros a empresas de todo tipo de rubros, servicios a personas naturales y usuarios finales. Entre sus clientes, tienen firmas del retail, banca, del rubro sanitario, farmacéutico, educativo, alimentario, seguros, mutuales, entre otros.

De todas maneras, no se observa este cambio de tendencia de forma transversal en las pymes. Alejandro Pérez, cofundador de CobranzaOnline.cl, donde más de 4.000 pymes han accedido al portal, cuenta que “no vemos una baja en la tendencia” de morosidad. Esta firma se especializa en la cobranza extrajudicial, ayudando a que las pymes puedan recuperar sus incobrables a través de un servicio gratuito, que cobra una comisión en caso de recupero.

Efecto pandemia. Vivanco comenta que en Ciclo Group los meses de mayo y junio marcaron el peak en la morosidad de personas naturales. Señala que la cantidad de cobranzas que han tenido que hacer han aumentado en 20% desde marzo a la fecha.

Por su parte, Gerszencvich explica que en Remesa también han visto que “ha aumentado la morosidad, pero en directa proporción con la baja en recaudación de las empresas, que es del orden de 30% a 40% en promedio”.

Agrega que el peor momento fue abril, que se trató del primer mes de confinamiento. Pero “con el paso del tiempo se ha ido estabilizando tanto la cobranza como la recaudación”, puntualiza.

Pérez comenta que junio ha sido el mes con mayor demanda de cobranzas en CobranzaOnline.cl durante la pandemia. “La cantidad de empresas que han caído en morosidad crecieron en la misma proporción que los acreedores, en 30%. Existen algunas industrias, como por ejemplo los restaurantes, a los cuales hemos desistido de ejercer acciones de cobranza producto de la pandemia. La construcción es otra industria que se ha visto especialmente afectada producto de la imposibilidad de retomar sus obras”.

Además, Pérez cuenta que la demanda por sus servicios creció en 30% desde el inicio de la pandemia. “Sobre 200 pymes por mes han contratado nuestro servicio en los últimos cuatro meses”, dice.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.