Valle Nevado inicia proceso de reorganización judicial

Gerente general de la empresa turística, Ricardo Margulis, aseguró que se trata de una decisión "difícil, pero necesaria".




En medio del complejo escenario que vive el sector turístico debido a la crisis sanitaria, Valle Nevado, uno de los principales centros invernales del país, decidió iniciar un proceso de reorganización concursal.

Así lo informó la empresa, quien en voz de Ricardo Margulis, su gerente general, aseguró que se trata de una decisión “difícil, pero necesaria”, y que pese a la situación, se encuentran con todos los pagos financieros al día.

“Hemos tomado una decisión de iniciar un proceso de reorganización judicial”, reconoció el ejecutivo, quien señaló que, como empresa, “estamos seguros que es la mejor decisión de negocio para poder ordenarnos, seguir funcionando y continuar proyectando Valle Nevado por muchos años más”.

El ejecutivo describió la situación de la compañía como una “tormenta perfecta”; con un 2019 seco, con un invierno con menos lluvias de los últimos cincuenta años, lo que afectó la llegada de visitantes.

“Y esta temporada, la crisis sanitaria del Covid-19 nos tiene fuertemente golpeados, cerrados y practicamente sin ingresos durante todo 2020″, añadió Margulis.

La deuda

Asimismo, el ejecutivo comentó que como empresa dependen de los cuatro meses en que operan y reciben turistas. “Durante esos 120 días se genera casi la totalidad de nuestro ingresos. Este año han sido nulos”, complementó.

A fines de octubre, La Tercera PM reveló que la empresa se encontraba en negociaciones con la banca para recalendarizar las obligaciones financieras, dada la mala situación vivida durante el invierno.

El artículo además reveló que, según fuentes consultadas cercanas al proceso, la compañía mantiene pasivos que suman en total $30.000 millones y sus tres principales acreedores son MetLife -la mayor aseguradora de Estados Unidos-; Grupo Penta -ligada a Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín- y Banco BCI -vinculado a la familia Yarur. Penta es el segundo mayor acreedor y sus pasivos suman cerca de $5.000 millones.

Margulis señaló este lunes que los compromisos con acreedores financieros, que representan casi el 92% de la deuda de la empresa Esta está compuesta principalmente por pasivos de largo plazo, donde destaca un crédito sindicado, más deuda de corto plazo con acreedores valistas medianos y pequeños.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.