Apple admite su culpa por ralentizar teléfonos y pagará 500 millones de dólares a usuarios: ¿medida beneficia a clientes chilenos?

iphone

Empresa está dispuesta a pagar 25 dólares por cada aparato a clientes que posean un iPhone 7 o un modelo anterior.




Apple acordó en la justicia pagar hasta 500 millones de dólares para resolver una demanda colectiva por denuncias de que ralentizó encubiertamente los teléfonos iPhone más antiguos para que los usuarios los cambien por modelos más nuevos.

Así, se pedirá a un juez federal en el estado de California, el cual preside el proceso de un conjunto de demandas al respecto, que apruebe el acuerdo propuesto en una audiencia a principios de abril, de acuerdo con un recurso judicial presentado el viernes.

El acuerdo propuesto exige que Apple pague al menos 310 millones de dólares y hasta un tope de 500 millones para compensar a los propietarios estadounidenses de iPhone afectados, y pagar a los abogados de los demandantes, según documentos judiciales.

Apple no respondió a una solicitud de comentarios.

El litigio se centra en cambios sigilosos del sistema operativo con el supuesto fin de evitar “apagados involuntarios”.

En diciembre de 2017, Apple admitió haber modificado el iOS, el software que controla sus dispositivos móviles, para reducir el rendimiento de los modelos de iPhone más antiguos cuyas baterías se estaban deteriorando y evitar así que los teléfonos se apaguen espontáneamente.

Los críticos acusaron a Apple de forzar subrepticiamente a los usuarios a comprar teléfonos antes de lo necesario, y el reclamo obligó a la compañía de California a actualizar su software y ofrecer grandes descuentos en el reemplazo de baterías.

Las personas que poseían modelos de iPhone 7 o anteriores recibirán 25 dólares por cada aparato, y la cantidad aumentará o disminuirá según la cantidad de personas que presenten reclamos y el costo de notificarles sobre la situación.

En Chile

Por ahora, esta acción judicial no tiene efecto en Chile, donde 180 mil usuarios también iniciaron una demanda en enero de 2019.

En la oportunidad, la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) demandó a Apple Chile, MacOnline y Reifschneider, solicitando en su acción que la compañía compense con $126 mil a cada usuario en Chile poseedor de un iPhone, y que haya sido afectado por esta obsolescencia programada. Además, la organización solicitó la reparación o recompra de los aparatos.

Los modelos afectados con esta práctica son lo equipos modelo iPhone 5C, 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, 7, 7 Plus, y SE adquiridos entre los años 2014 y 2017.

Desde Odecu, Stefan Larenas afirmó a La Tercera que “había una controversia por los fabricantes”, debido a que en la ley chilena el responsable es quien vende el producto, no quien lo fabrica".

"No sé qué tipo de contrato tengan ellos (Apple y sus representantes), lo desconozco pero legalmente son los responsables en Chile”, dice.

“Estamos esperando que decide el tribunal para ordenar que se reciba la causa de la prueba”, afirmó la Odecu, consultada este lunes por el mismo tema.



Comenta