Bernard Keiser vuelve por su tesoro: jefe de las excavaciones asegura que "está convencido" de encontrarlo

Keiser

El empresario obtuvo un mapa del tesoro, proveniente de un almirante inglés, que lo ha inspírado a buscar el tesoro por más de 20 años con una inversión superior a US$ 5 millones.


Historias de tesoros antiguos, de galeones españoles y naves inglesas hay varias, como la de la embarcación Nuestra Señora de Atocha, barco hundido en las costas de Florida en 1622. En Chile, también existen casos, como el que persigue el empresario nacido en Holanda y criado en Chicago, Bernard Keiser.

El buscador de tesoros, radicado en Chile, lleva 21 años tras la pista de un mítico tesoro español en la isla Robinson Crusoe (Juan Fernández) del siglo XVIII. La leyenda cuenta que el barco español Nuestra Señora de Montecarmelo, comandado por el capitán Juan Esteban Ubilla y Echeverría, salió desde México y fue interceptado por el almirante inglés Lord Anson, quien lo habría enterrado en la isla.

Todo se originó a través de unos documentos y mapas que Keiser obtuvo de la nuera de Luis Cousiño, María Eugenia Beéche Brum. Estos papeles habrían pertenecido al propio Anson y revelan donde estaría el tesoro. Se trataría de un motín estimado de mil barriles con monedas de oro, joyas y piedras preciosas, con un valor total de US$ 10 mil millones.

[caption id="attachment_837406" align="alignnone" width="900"]

Los sondajes serán en un terreno de 20×20 (metros), que ha sido debidamente analizado y aprobado.[/caption]

La vigésima primera expedición, que ya totaliza más de US$ 5 millones, comenzó a elaborarse durante 2018, y en septiembre de 2019 finalmente se aprobó. La noticia fue dada a conocer por el Ministerio de Bienes Nacionales a través de su máxima autoridad, Felipe Ward.

Jaime Solari, representante de la consultora SGA Gestión Ambiental, quien trabaja con Keiser en la búsqueda del tesoro desde 1998, señala que la búsqueda sigue tal como estaba planeada. "Sigue en el mismo sitio en el que estábamos antes. En octubre viajaremos a la isla. El objetivo es uno solo, el tesoro".

"La última vez que estuvimos no pudimos terminar a tiempo, por lo que ahora se busca con una nueva retroexcavadora (JCB 4CX de 8 toneladas de peso, dotada con un martillo Xcentric Ripper XR 10 con un "ripper" de 930 kilos), acelerar el proceso, y aprovechar el tiempo, que son siete meses. Hasta abril más o menos. Nunca se había ocupado maquinaria de excavación en la isla, por lo que se obtendrá mayor rapidez", añade Solari.

[caption id="attachment_832530" align="alignnone" width="900"]

El tesoro de Juan Fernández, es buscado hace 21 años por un grupo liderado por el empresario Bernard Keiser.[/caption]

Pese a los problemas que tuvieron en el último tiempo, Solari establece que Keiser sigue igual de motivado que como ha estado desde un comienzo, y viajará a la isla, como siempre. "Las excavaciones se hacen en un sector que está a 20 minutos en lancha del poblado de Juan Fernández, llamado Puerto Inglés. Bernard está convencido de que va a encontrar el tesoro".

Con respecto a la demora del permiso, Solari aclara la situación. "Primero conseguimos la pertinencia ambiental del Servicio de Evaluación Ambiental, que la necesitas para trabajar en Juan Fernández. Luego necesitábamos el permiso de la Conaf, para acceder al parque, y ellos se negaban, pese a que entregamos todos los informes técnicos y estudios que pidieron. Incluso denunciaron al Servicio de Evaluación Ambiental a la Superitendencia, argumentando que habían actuado mal entregado el permiso, pero la Superintendencia señaló que había actuado correctamente".

Finalmente Keiser acudió a Tribunales, presentando un recurso de protección. "Los abogados del ministerio dijeron que no tenía asidero la situación, que no podían negar el permiso por lo que había que llegar a un acuerdo y ahí se firmó el permiso. Tras esto renunció el director de Conaf Valparaíso, que se negaba a firmar", explica Solari.

[caption id="attachment_601503" align="alignnone" width="900"]

Juan Fernández ha estado en el ojo del huracán por el tesoro.[/caption]

Aunque se asume que la destitución del director regional de Conaf en Valparaíso, Pablo Mira, fue por oponerse a las obras, desde Conaf señalan que se trata de un tema administrativo, y no tiene relación con las excavaciones de Keiser. "La Dirección Ejecutiva de la institución informa que la determinación no se debió a la posición del ex funcionario frente a la excavación arqueológica autorizada en el Parque Nacional Archipiélago de Juan Fernández y no guardan relación con los trabajos que promueve en el archipiélago el historiador de origen holandés, Bernard Keiser".

El jefe regional del Departamento de Fiscalización y Evaluación Ambiental, Sandro Bruzzone, asumió el cargo interino de Director de la Corporación en la Región de Valparaíso.

Comenta