Caesar: la llama activista que defiende derechos civiles en EE.UU.

Caesar, una llama "activista" con equipo de relaciones públicas en EE.UU.

El auquénido ha asumido un insospechado protagonismo, incluso, en las marchas femeninas.


Caesar, de 4 años y nacida en Argentina, participa en actos de defensa de los derechos civiles y apoya a candidatos y causas progresistas, y todo ello con la ayuda de una directora de redes sociales, Ariel Knox, y tres asistentes personales.

"Caesar es muy activo socialmente y sabe que es especial porque apoya buenas causas", explicó a la agencia  Efe Larry McCool, fiel activista de las llamas y propietario de Caesar. Su última aparición fue este domingo en la marcha por la mujer en Portland, "The Womxn March", donde acudió con su dueño para mostrar la importancia de luchar contra los derechos de la mujer, "un gran problema actual que merece todo nuestro apoyo".

La llama ejerce sobre los asistentes que participan en estos actos un sentimiento de ternura, un afecto mutuo similar al que se demuestran perros y amos. La llama, transeúnte habitual de la ciudad de Portland, por la que pasea con la misma tranquilidad que una mascota doméstica, acompaña a McCool a muchas de sus citas, quien dice sentirse "muy cómodo", ya que el animal sabe "comportarse en todo momento".

El activismo de ambos comenzó en septiembre de 2018 en apoyo a la campaña política del demócrata Bill Burgess a un puesto local en un condado de Oregón. Fue entonces cuando el equipo actual de Caesar se conoció y comenzó su andadura hacia el apoyo a los más necesitados funcionando como una organización sin ánimo de lucro.

Un día normal en la vida de Caesar transcurre en "La mística granja de llamas" en la ciudad de Jefferson (Oregón), con sus otras 20 compañeras, originarias de Perú, Argentina, Chile y Bolivia. McCool dice que en su familia "le apoyan en todo lo que hace", seguros de que a Caesar "le apasiona luchar por buenas causas".

Y presume de que el auquénido ha cumplido un completo entrenamiento en casa, que le hace parecer ser casi una mascota doméstica. "Le encantan los eventos con un montón de personas, le encanta dar cariño y abrazar a los demás y entiende perfectamente lo que está haciendo", comentó McCool. El equipo de Caesar tiene la esperanza de compartir el afecto de la llama durante los próximos 16 años, teniendo en cuenta que una llama vive hasta 20 años.

Viral en las redes sociales

Caesar se hizo viral en las redes sociales cuando el pasado 28 de febrero McCool la llevó en el transporte urbano de Portland cuando se dirigía a un evento. La compañía de transportes de Portland Trimet dijo en un comunicado que, aunque "sea cariñosa y esté entrenada en casa, por el momento las llamas no están permitidas en el sistema ferroviario"."La semana pasada encontramos problemas utilizando el transporte local que solíamos utilizar. Ahora sabe que debemos andar y no podemos utilizar el tren nunca más", explica Larry.

El hecho provocó numerosos comentarios de los habitantes de Portland que llegaron a afirmar que no volverían a subir a un tren hasta que a Caesar también se le permitiera usar este medio de transporte. El activismo de Caesar está relacionado con colectivo global de personas que desprecian el drama cotidiano, especialmente las que involucran relaciones sociales, conocido como el movimiento "no drama llama".

Comenta