Hacer dinero es la meta más importante de los chilenos, por sobre formar familia o tener hijos

Foto: AGENCIA UNO.

El 59% reconoce que su principal proyecto es mejorar su condición económica, anhelo al que le sigue pagar las deudas (41%). Datos se desprenden del estudio ChilesCopio 2018, que además indica que los chilenos y chilenas privilegian la compra de un auto por sobre conformar una familia, opción que en una lista de 12 posibilidades, apenas es la décima meta.


Al punto al que se dirigen las acciones o deseos de una persona, se le llama metas. Esos proyectos a futuro suelen ser, además, grandes motivadores, por algo se indica que lograrlas representa satisfacción. ¿Cuáles son las principales metas de los chilenos? Para el 59% la principal meta es mejorar su condición económica y anhelo al que le sigue el pagar sus deudas (41%).

Eso es lo que se desprende del estudio ChilesCopio 2018, estudio sobre el comportamiento y cómo somos los chilenos y chilenas, desarrollado desde 2005 por la consultora Visión Humana, que este año consideró 2.041 encuestas, y entre otras variables, destaca cómo lo son las metas personales de las chilenas y chilenos.

Resalta en los actuales resultados que las preocupaciones y metas relacionadas a ingresos sean las prioritarias. Con porcentajes mucho menores se ubican proyectos como formar familia (8%) y tener hijos (4%).

El que la mención a familia e hijos como proyectos esté en último lugar, depende, dice Polizzi, del momento de ciclo de vida en que se encuentre cada persona. Pero excluyendo ese factor, indica, refleja claramente que el ideal de formar familia está siendo postergado en función de otros objetivos más individualistas. “Ese tipo de objetivos como familia e hijos, no son tan inmediatos. Hoy se termina la educación se piensan en otros objetivos. Lo que no quiere decir que la familia haya dejado de ser importante, la familia como valor sigue siendo importante”.

Para Patricio Polizzi, director general de Visión Humana, es una tendencia que se aprecia incluso al expresar la pregunta de otros modos. Al consultar, por ejemplo, ¿qué haría si se ganara 100 millones de pesos?, la respuesta de las personas es similar: pagar deudas.

“Es una condición bastante básica de la economía de las personas. El que planten que sus principales proyectos sean los mencionados, reflejan un nivel gran nivel de sobreendeudamiento, y que los sueldos no alcanzan para muchos o alcanzan poco”.

Si se analiza cómo es la situación por grupo etario, el mayor porcentaje de quienes anhelan mejorar su situación económica está en el grupo de 45 a 59 años (73%).

Los datos del Banco Central a septiembre de este año, muestran que entre el año 2014 y 2017 los niveles de endeudamiento de los hogares con deuda subieron transversalmente a lo largo de la distribución de ingreso. El porcentaje de hogares que se percibe alta o excesivamente endeudado se ubicó en 35% al año 2017. Y pese a que la proporción de hogares que mantiene algún tipo de deuda mostró una caída de 73% a 66% entre los años 2014 y 2017, es un porcentaje alto.

Sociedad de consumo

Estamos en una sociedad donde el consumo es lo principal, indica Leonardo Moreno, director ejecutivo Fundación Superación de la Pobreza. Además, dice, las familias chilenas tienen muy bajos ingresos, “nuestro promedio de ingresos son cerca de 700 mil, pero más de la mitad recibe menos de 450 mil pesos, y está endeudada”.

El 60% de los hogares no tienen ingresos suficientes para poder sustentar sus gastos mensuales, señalan las últimas cifras del Instituto Nacional de Estadísticas. “El 60% de la familias chilenas está sobre endeudada, es decir gasta más de lo que le ingresa mes a mes. Por eso no es de extrañar que la gente tenga como principal meta pagar sus deudas, porque en definitiva muchas veces para los bienes más básicos, como la comida, se tienen que endeudar”, sostiene Moreno.

Los datos del Banco Central muestran que muchas familias de estratos más bajos están endeudadas con grandes tiendas y retail, dice Moreno. “Y a medida que avanzamos en la pirámide social, la gente se endeuda con los bancos. Esa es nuestra situación. Los chilenos tenemos un problema casi cotidiano con los ingresos y lo que eso significa”.

Toda esta situación representa un gran riesgo de vulnerabilidad. Algo que para las familias chilenas no es nuevo, dice Moreno. Si se analiza, por ejemplo, todo el sistema del registro social de hogares que tiene el Ministerio de Desarrollo Social para entregar ayuda social, indica, el primer corte es en el 40%, es decir, el 40% de la población chilena es altamente vulnerable a caer en pobreza, particularmente si estamos hablando de pobreza por ingreso. “Algo que ocurre porque los empleos son precarios, porque hay un tiempo de empleo que es muy reducido. Así que la vulnerabilidad es parte de nuestra realidad. El estudio viene a ratificar algo que ya sabíamos y que nos preocupa mucho, solamente el 10% al 15% de la población tiene ingresos razonables para poder vivir, el resto dependiendo de cuántas personas compongan su hogar, se ve bastante apretado para llegar a fin de mes”.



Seguir leyendo