El inesperado Einstein chileno

Autor: Carlos Montes

Protagonista de la obra “Relatividad”, inspirada en la historia del científico alemán y su hija Lieserl, asegura que entre la ciencia y el arte hay un vínculo.


El físico alemán Albert Einstein es considerado como el científico más destacado del siglo XX, para muchos, un verdadero genio. Ganador del Premio Nobel de Física, durante su carrera planteó, entre otras teorías, la de la Relatividad (1905), además de popularizar conceptos y fórmulas como E = mc2, que señala que la energía de un cuerpo en reposo (E) es igual a su masa (m), multiplicada por la velocidad de la luz (c) al cuadrado.

En Chile, 113 años después, se presenta una obra de teatro bajo el nombre de “Relatividad”. El montaje, original del director alemán Mark St. Germain, que se estrenó el año pasado en Broadway, muestra en escena a Einstein, su ama de llaves y a Margaret Harding, una periodista que complica al científico con diversas preguntas con respecto al paradero de su hija, Lieserl.

Einstein es encarnado por el actor nacional Tito Bustamante y es acompañado en el escenario por Blanca Lewin y Alessandra Guerzoni, además de la dirección de Héctor Morales. Bustamante tiene una amplia trayectoria en la escena nacional, tanto en teatro, cine y televisión.

El actor señala que existe un vínculo entre la ciencia y el arte. “Ambos comienzan con respecto a un lugar común que tiene que ver con la imaginación, con la elucubración de ideas, y ver la forma de poder demostrarlas. En esa búsqueda de experimentación se asemejan. El teatro es como la experimentación en un laboratorio, uno muchas veces equivoca para encontrar las certezas y muchas veces el error te lleva al camino más exacto. Nunca hay certezas, siempre hay incertidumbre, nada es absoluto. En ese sentido, los científicos tienen un parecido porque están en una búsqueda constante de encontrar verdades”.

Bustamante destaca el humor de Einstein. “Es un humor bastante especial, a ratos negro, a veces muy infantil. Por las imágenes que he visto del personaje, tiene que ver con su mirada, me parece muy importante, la forma de mirar, sus ojos. También me parece importante la coquetería que manifiesta con las mujeres, eso es indiscutible, la historia lo dice”.

Por su parte, Morales establece que los personajes se mueven desde sus verdades más absolutas. “El texto es inteligente, ácido y sensible, capaz de confrontar miradas y lugares que a menudo creemos imposibles de cuestionar. Ante nosotros se nos revela con humor y crudeza un muy particular e inesperado Einstein”.

La obra se presenta el 28, 29 y 30 de noviembre en el Teatro Municipal de Las Condes.



Seguir leyendo