“Lo más impactante es el arrepentimiento de algunos pacientes en la UCI”: el dramático relato de una enfermera

Imagen referencial. Foto: Reuters

Enfermera alertó que la situación sigue siendo crítica y que incluso, en el hospital donde trabaja se están quedando sin bolsas para cadáveres de Covid-19.




Lydia Mobley, es enfermera UCI que trabaja como freelance para la empresa Fastaff en EE.UU. lo que le ha permitido viajar por muchos hospitales y clínica de ese país.

En esa condición, reconoció durante una entrevista con Lana Zak del canal CBS de ese país, que a menudo ve “arrepentimiento” entre sus pacientes más graves por no haber tomado medidas para evitar contraer el virus.

Es “común que escuchemos es que no creían que el coronavirus fuera real, que no pensaban que fuera grave”, dijo durante la entrevista.

Lydia Mobley durante la entrevista con la CBS.

Es difícil ver a alguien luchando por respirar y ver el arrepentimiento que tiene, el arrepentimiento por no usar una mascarilla, o tal vez por no deber ido a una fiesta, o tal vez no haber ido a esa boda o no haber ido al servicio de la iglesia”, dijo Mobley. “Al final, la gente se está muriendo porque simplemente no se dieron cuenta de la gravedad de esa situación. Y es difícil de creer”, añadió.

EE.UU. ha sido el país más golpeado por el coronavirus. Los casos de Covid-19 han aumentado en noviembre, registrándose más de 624.000 casos activos en todo el país, según el registro de la Universidad Johns Hopkins.

El viernes pasado se informaron más de 184.000 casos nuevos, un récord de un solo día.

Mobley, que estaba sirviendo en la Marina cuando comenzó la pandemia, dijo que está “absolutamente” asustada por su familia. Dijo que si bien era difícil ser un miembro militar en servicio activo, “no me imaginaba salir y volver a casa con esto, eso es seguro”.

Foto: AP

Dijo que es difícil ver a sus compañeras enfermeras, algunas de las cuales han estado tratando a pacientes desde el comienzo de la pandemia, luchando por no sufrir una crisis nerviosa. “El consejo que me dan mucho es simplemente sobrevivir”, dijo Mobley. “Creo que todos tenemos nuestras averías”.

Mobley no pudo contener las lágrimas durante la entrevista, cuando recordó que una de sus pacientes murió solo con ella sentada a su lado.

“Uno no quiere que nadie muera solo, pero aún hay más pacientes que necesitan atención”, dijo Mobley. "En sus momentos de fallecimiento, cuando se agotan todas las medidas ... tratas de hacerlos sentir cómodos en sus últimos momentos. Porque nadie merece morir solo, pero lamentablemente las familias no pueden estar al lado de la cama con ellos. Eso es algo realmente difícil, pero está sucediendo en todo el país ".

Mobley dijo que si bien tiene suerte de que su hospital tiene suficiente ventiladores mecánicos, se están quedando sin bolsas para cadáveres de Covid-19.

La enfermera imploró a cualquier persona que haya tenido Covid-19 que donara plasma, pues a su juicio es uno de los tratamientos más efectivos para luchar contra la enfermedad, pero se trata de un recurso limitado. También suplicó a sus compatriotas que hicieran algo tan simple como usar una mascarilla.

“La gente está muriendo y es muy triste”, señaló. “Y espero que más gente entienda que algo tan simple como usar una mascarilla o no ir a una fiesta o cualquier pequeño gesto realmente puede marcar la diferencia”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.