¿Tu mascarilla funciona bien? Seis formas caseras de saberlo

A través de simples pruebas domésticas, se puede poner a prueba la calidad de la mascarilla, elemento fundamental en la prevención del Covid-19.




La mascarilla se ha convertido en un elemento fundamental en la prevención del coronavirus. Además del distanciamiento social y la higiene de manos, este implemento es recomendado en toda instancia.

En Chile, a partir del 5 de abril, el Ministerio de Salud (Minsal) la recomendó, tanto en espacios públicos como en medios de transporte.

Existen muchos tipos de mascarillas, desde las profesionales N95 (con y sin válvula), hasta las quirúrgicas o las artesanales, hechas en casa con algodón o tela. Unas protegen más que otras. Por eso, es que es de suma importancia adquirirlas siempre en tiendas certificadas o lugares establecidos.

Pero, ¿cómo saber si la mascarilla que utilizas en la calle, donde el virus ronda silenciosamente, funciona bien? A través de sencillas pruebas caseras, puedes tener certeza si es de buena calidad o no.

A través de sencillas pruebas caseras, puedes tener certeza si la mascarilla es de buena calidad o no. Fotografía: Leonardo Rubilar Chandía/AgenciaUno

Ricardo Valenzuela, urgenciólogo de la Clínica Universidad de los Andes, explica que la mascarilla se ha convertido en la barrera más reconocida para evitar el contagio, “pero hay que fijarse que cumpla su función de aislamiento. Para saber si es una buena la mascarilla, es recomendable considerar algunos aspectos”.

Acá, una lista de recomendaciones para saber si la mascarilla que usa sirve o no:

1. Tratar de apagar un fósforo con la mascarilla puesta, si es de buena calidad, no se debería poder, o al menos, debería costar hacerlo. Este ejercicio también puede realizarse soplando una vela. Con una buena mascarilla, la vela no debería apagarse, ya que el aire no debe traspasar la mascarilla.

2. Si el que usa una mascarilla puede oler su propio aliento, pero la persona al frente no puede, es una buena mascarilla.

3. Si la mascarilla impide oler un alimento, también es un buen parámetro para saber que es de buena calidad.

4. Una mascarilla adecuada debe quedar bien pegada a la cara y debe cambiarse si se humedece.

5. Sosteniendo la mascarilla con una mano y echando con la otra un poco de agua. Si la mascarilla es de buena calidad, el agua no se filtrará. Si es de dudosa procedencia, el agua sí se filtrará.

6. Otra prueba sencilla de realizar es la absorción electroestática. Para ello debe colocar sobre la mascarilla algunas partículas pequeñas de plástico. Si la mascarilla es capaz de atraerlas, es decir, si las partículas se adhieren a ella, será señal que estás ante un tipo y modelo que funciona adecuadamente.

Utilizar bien la mascarilla es primordial

Sin importar la calidad de la mascarilla que utilice la persona, si no se usa de manera correcta, aunque haya superado las pruebas anteriormente descritas, su efecto será nulo. Si no se cubre de buena manera, boca y nariz, el material del implemento sanitario no tiene eficacia.

Es fundamental seguir las recomendaciones sanitarias de las autoridades. Distanciamiento social, lavarse las manos constantemente y utilizar la mencionada mascarilla, es necesario para no aumentar la propagación de la enfermedad.

El Ministerio de Salud, a través de la subsecretaria de la cartera, Paula Daza, explicó que de un total de cinco maneras en las que se usa la mascarilla, solo una es la correcta, y es la que sirve.

Dentro del plan Paso a Paso impulsado por el gobierno, y bajo el hashtag #CuidarnosEsTareaDeTodos, Daza explicó que la mascarilla no sirve si la boca queda descubierta, así como tampoco si la nariz o el mentón quedan a la vista. La forma correcta es cubrir con la mascarilla esas tres partes de la cara.

Comenta